El primer viaje

El primer viaje

En este segundo post hablaremos sobre los primeros viajes y los recuerdos que se tienen de esas primeras veces que viajamos. Para ello, hacer un pequeño recordatorio de los primeros viajeros de la historia y los más reconocidos es un buen comienzo.
Heródoto (484-425 a.C.) es considerado el primer turista por muchos historiadores. Viajó a través del mar, a pie, a caballo y en carro.

Cuentan los libros antiguos que el “padre de la historia» (como lo llamó Cicerón) salió un día a dar una vuelta por ahí, y ya no paró: Mar Egeo, provincias de la actual Turquía, por Atenas, Tracia, Macedonia, Sicilia, Egipto, Mesopotamia, Palestina, Persia, etc.

Cristóbal Colón es otro de los viajeros más conocidos de nuestra historia, el 3 de agosto de 1492 con las tres carabelas y unos noventa hombres salió a recorrer los mares con destino la India, pero se confundió de ruta y acabó en las Américas.

Marco Polo hijo de mercaderes exploradores que llegaron a China en 1266. Fernando de Magallanes inició su vuelta al mundo en 1519 junto a cinco naves.

Y sin olvidarnos de los viajeros astronómicos Neil Amstrong con su pie en la Luna, los viajeros como Julio Verne que con sus libros nos hace viajar a tierras inhóspitas y Darwing que enseñó al mundo cómo son las tortugas Galápagos.

Existen muchos otros viajeros conocidos Tintín, James Cook, Richard Burton, John Speke, Jacques Cousteau… Tenemos algo en común con estos viajeros: la mayoría hemos hecho un viaje, el primer viaje que recordamos. Esa ilusión y nervios de la primera vez, esos días tachados en el calendario hasta el gran día, esa lista de cosas que meter en la maleta hecha semanas antes de la fecha…

Nos gustaría que compartierais vuestro primer viaje, queremos que hagáis memoria para rescatar mucho más que un recuerdo, queremos sensaciones, emociones, todo lo que os sugiera esa vivencia. ¡Gracias!

1 comentario en “El primer viaje

  1. Ion Ander Alvarez

    Muy buen aporte. Interesante la parte en la que habláis de la posibilidad de «viajar» mediante la lectura.
    Una frase de Miguel de Unamuno que reúne ambos conceptos y que esta llena de razón bajo mi punto de vista es la siguiente:

    «El fascismo se cura leyendo y el racismo se cura viajando»

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.