Nos hemos olvidado de caminar… (Javierada 2016)

Decía el filósofo Ortega y Gasset, que somos una generación mimada –y conste que esto lo escribió allá por los años treinta, cuando ni siquiera se asomaban esos nuevos verdugos que llamamos dispositivos móviles. Una generación mimada porque, hoy, la mayoría de las cosas caminan hacia nosotros, apenas oprimimos un botón.

Nos hemos olvidado  que el sentido de caminar no es solamente hacia dónde vamos, sino el mero caminar y el camino mismo.

En alguna de sus obras, Anthony de Melo, el jesuita que miraba al mismo tiempo al oriente que al occidente, reflexiona sobre esa costumbre moderna de viajar en veloces vehículos con la mente puesta siempre en llegar, midiendo los minutos que, sin comenzar, nos restan para regresar; sin mirar siquiera el paisaje que se va desvelando en el camino, y con los ojos cerrados que no miran lo desconocido.

Porque tal vez  uno de los legados de Ignacio de Loyola, que bien aprendió Francisco Javier, fue precisamente el caminar. Tal vez sabía que  una de las maneras de orar es caminar. Tal vez por ello, trasciende y brilla en obras de arte que lo relatan, la muerte de Francisco Javier, apenas había llegado a China; porque en realidad, el solo camino a esas tierras forjó la oración que resuena aún en el alma de los misioneros y nos llama a saborear el camino mismo, más allá de la llegada.

No imagino en esos caminares un constante rostro apesadumbrado, triste y cansado. Imagino, más bien, la luz del optimismo y la esperanza, imagino, por qué no, alguna anécdota de esas que hacen sonreír en el silencio y en la soledad.

Y, de alguna forma, cuando un grupo -pasados los siglos- recorre el camino que lleva a la cuna de Francisco Javier, el caminante, el misionero; quizás sin saberlo eleva  una oración festiva. Una oración donde se confronta al individualismo con la diversidad. Un camino donde los pies se convierten en la pluma colectiva cuya tinta disuelve edades, nacionalidades, idiomas, y escribe la oración del caminante.

Una de las plegarias que aparece en la oración diaria de la Iglesia: La Liturgia de las horas, reza en una de sus partes: … nos visitará el sol que nace de lo alto para iluminar a los que viven en tiniebla y en sombra de muerte… para guiar nuestros pasos por el camino de la paz…

“Nuestros pasos…” Caminar…

Tal vez si la mirada en la construcción del mundo se viera como un camino, podríamos caminar juntos. Tal vez ese ejercicio de encuentro, como sucedió en esta caminata, en donde confluye la historia de América, de Europa, incluso Oceanía; donde confluyen edades, anhelos y donde Euskadi, España, Guatemala, Ucrania, Serbia, El Salvador, México, Estados Unidos, Alemania, Polonia, Austria, Italia, Perú, Australia, diluyen fronteras, distancias y lenguaje, para unirse en la risa, el silencio y el pan; tal vez ese ejericio sea una buena manera de no dejar morir la esperanza en la fraternidad, que es lo único que debería ser global.

Francisco Camacho Marín (estudiante UD)

Publicado en Publicaciones del blog | Etiquetado , , | 1 comentario

10 COSAS QUE (QUIZÁS) NO SABÍAS SOBRE LA CUARESMA

Ya que has hecho click sobre este título y estás aquí con nosotros, no te voy a engañar más: no te voy a contar 10 cosas sobre la Cuaresma. Mar y yo nos reímos mucho de la cantidad de artículos de los periódicos digitales que se titulan con fórmulas como “10 cosas que deberías saber sobre…”, “5 motivos por los que tendrías que…” o “7 cosas que (quizás) no sabías sobre…” Al parecer son títulos que pican la curiosidad de muchos lectores. No sé si la palabra Cuaresma los espantará pero bueno, hecha la broma, comparto lo que me suscita este tiempo tan bonito.

YEAR_0            Fotografía “Señal”, de John Stanmayer, ganador del World Press Photo 2014

Buscando cobertura, así me encuentro esta noche de Miércoles de Ceniza.

Ha cambiado mucho el significado de la Cuaresma para mí. De pequeño y adolescente, se basaba en no comer carne los viernes. Con los años he ido descubriendo el precioso camino que este tiempo litúrgico te invita a recorrer.

Creo que la Cuaresma es de esas cosas que los cristianos no sabemos comunicar bien a los demás. No logramos transmitir lo diferente y especial que tienen estos días.

No te voy a contar 10 motivos, pero si 4 por los que la Cuaresma me inspira, me ilusiona, me alegra, me llena.

El primero es que la Cuaresma nos invita a pararnos. Jesús se fue al desierto. Yo este año no me voy a ninguna parte pero me alegra que Dios me llame a la pausa, a desconectar del ruido y de las prisas para conectarme con lo importante. Dar un pasito hacia atrás para coger perspectiva. Ir despacio. Contemplar. Hacer silencio.

El segundo es que nos anima a ser generosos. A partirnos como el pan, a derramarnos como el vino. No es dar, es compartir. Tiempo, dinero, cosas, momentos, alegrías, penas, Vida… Parece que este tiempo nos recuerda que no es cosa de “yo”, sino de “nosotros”. Entre dar y darnos hay una diferencia enorme, total, absoluta.

El tercero es convertir el ayuno en desprendernos. Una vez leí a Dani Izuzquiza Sj una frase que me dió mucha luz y que decía algo así como “al dejar de desayunar un día por semana, al sentir hambre, recuerdo y entro en comunión con las millones de personas que pasan hambre todos los días de su vida.”  Ya sea prescindiendo de alguna comida o de algún otro bien necesario (creo que el ayuno nos invita a desprendernos de cosas no superfluas sino necesarias, o al menos importantes para nosotros. Como decía Teresa de Calculta: “que nos duela”) lo bonito de este gesto es que entramos en comunión con muchos hermanos y hermanas de la Casa Común que, sin que lo hayan elegido o merecido, carecen de eso a lo que renunciamos nosotros libremente. Y ahí siento que hay solidaridad, empatía, compasión, movimiento…

Y el cuarto y más importante, la Cuaresma es tiempo para cuidar nuestra relación con Dios. Es la Fuente de nuestra vida y aunque habita en nosotros, lo olvidamos con frecuencia. Habrá que dedicar un tiempo al Padre, sentirnos hijos amados como Juan. Perdonados y acogidos como hijos pródigos que somos. Sentirnos acompañados como se pudo sentir Jesús al tener al cireneo cerca mientras cargaba la cruz. Aliviados recordando la inspiradora frase: “Venid a Mí todos los que estéis cansados y agobiados”.

Buscando cobertura, recorriendo un camino de 40 días que nos prepara, intentando ahondar, experimentando el Amor de Dios en forma de oración, renuncia y solidaridad.

 

Autor: Alvaro Galera en http://tomateloenserio.com/2016/02/10/10-cosas-que-quizas-no-sabias-sobre-la-cuaresma/

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

Identidad ignaciana y compromiso socio-político Mtro. Mauricio López Oropeza

Volvemos a la carga. Esta vez con una conferencia que Mauricio López dio en la Universidad Iberoamericana en León Guanajuato (México). Mauricio es un laico que es presidente de la CVX mundial, a su vez trabaja en Cáritas Ecuador y está vinculado a la Universidad.

 

 

 

 

 

 

 

En este enlace tenéis el vídeo:

http://video.leon.uia.mx/CFH/dialogos/compromiso_Socio_politico/

 

 

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

A propósito de: Baptisms (Radical Face)

De manera casual, viendo la serie The Black List, descubrí al grupo norteamericano Radical Face, y mirando un poco más me encontré con su canción Baptsims  cuya letra  la tenéis al final del post. A propósito de esta canción cobra luz una pregunta que me hizo un estudiante esta misma semana: ¿Para qué sirve ser cristiano?

La canción describe una situación, tal vez muy posmoderna, de lo que alguna parte de la sociedad vive el hecho religioso. Nos encontramos en un primer lugar las situaciones de búsquedas, donde se mezclan curiosidad y miedo. A ello se añade, la gran sensación de menesterosidad, fragilidad existencial en que vivimos y que se expresa en la necesidad de ser abrazados, en la necesidad de encontrar luz y en la aspiración a cierta comunidad que nos haga compañía en nuestra soledad. Ante esa demanda ha habido algunas respuestas bienintencionadas aunque no sé hasta que punto han acertado al querer responder con facilidad, y bautizarlas desde categorías eclesiales.

Creo que ha habido demasiada prisa en tratar de responder y tal vez nos hemos contagiado del mismo miedo al vacío que el protagonista  de la canción expresa. Sospecho que nos ha faltado el tomarlo en serio, nos ha faltado escucharle y escuchar a nuestro propio modo de vida. Nos ha faltado el coraje de afrontar en serio el reto que se nos plantea de cara a cuestionar nuestro armazón institucional sacramental.

La necesidad de luz, de sentirse comunidad, de sentirse vivo, en definitiva, la necesidad de salvación sigue  ahí en el ser humano. Cuando en el Vaticano II habla de Sacramento de Salvación, nos cuestiona ¿cómo la Iglesia es capaz de ser portadora, transmisora, generadora o inspiradora de salvación?

En las primeras comunidades cristianas el bautismo era algo realmente serio, de hecho según la liturgia era tomar una nueva identidad, un nuevo modo de ser, era un modo de vivir la salvación.  ¿De qué sirve ser cristiano? ¿De qué sirve ser bautizados?

Además de las tradicionales respuestas creo que debiéramos profundizar en las necesidades que nos plantea la canción en el contexto de las necesidades que tiene la gente.  Necesitamos de luz en la oscuridad de sentido, necesitamos de comunidades de calidad y calidez ante la frialdad de la soledad, necesitamos profundidad para salir de la resignada expresión “es lo que hay”.

A veces hacemos cosas que son como bautismos, que es poner nombres cristianos a realidades que igual no lo son. Creo que es tiempo de dejar de poner nombres y de generar experiencias que sean cristianas y que apunten a comunidades de búsqueda, a comunidades de verdad, donde se comparta con la fe la vida con sus preguntas. No es fácil dejar seguridades de respuestas que fueron más o menos seguras, para ir a contextos más frágiles e inseguros.

Respondiendo a la pregunta del estudiante ¿de qué sirve ser cristiano?, por ahora creo que no está bien enfocada. Es como preguntarse ¿de qué sirve ser yo?, ser cristiano intuyo que apunta a cuestiones más identitarias que de utilidad.

 

 

“Baptism”

Back when I used to wander, I was always out looking for signs
But they were never there, so I’d pull ‘em from the air
We all believed in something, but like you I can’t say why
It’s just a whisper in our ear, or a bottle for our fears

Hold me to light, let me shine
Come hold me to the floor and say it’s alright
Come hold me ‘neath the water’s skin until I’m new again

And I said what I was thinking: now you can’t see what’s good ‘til it’s gone
Then there’s something to be said for a place to lay your head
You told me I was simple, and you injured me with that piece of my mind
And I listened to the creek and it did much more for me

I’ll hold you to the light, let you shine
I’ll hold you against the floor and say it’s alright
‘cause down beneath the water’s skin where we will swim
And there’s diamonds on the surface then
And, they’ll come clean us, we’ll both live again

These days I barely wander, and I don’t need no more of them signs
I’ll just breathe in all that air and be happy that it’s there

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

A propósito de BAPTISM (Radical Face)

De manera casual, viendo la serie The Black List, descubrí al grupo norteamericano Radical Face, y mirando un poco más me encontré con su canción “Baptism”, (https://www.youtube.com/watch?v=s8uTuwJGSfE) cuya letra  la tenéis al final del post. A propósito de esta canción cobra luz una pregunta que me hizo un estudiante esta misma semana: ¿Para qué sirve ser cristiano?

La canción describe una situación, tal vez muy posmoderna, de lo que alguna parte de la sociedad vive el hecho religioso. Nos encontramos en un primer lugar las situaciones de búsquedas, donde se mezclan curiosidad y miedo. A ello se añade, la gran sensación de menesterosidad, fragilidad existencial en que vivimos y que se expresa en la necesidad de ser abrazados, en la necesidad de encontrar luz y en la aspiración a cierta comunidad que nos haga compañía en nuestra soledad. Ante esa demanda ha habido algunas respuestas bienintencionadas aunque no sé hasta que punto han acertado al querer responder con facilidad, y bautizarlas desde categorías eclesiales.

Creo que ha habido demasiada prisa en tratar de responder y tal vez nos hemos contagiado del mismo miedo al vacío que el protagonista  de la canción expresa. Sospecho que nos ha faltado el tomarlo en serio, nos ha faltado escucharle y escuchar a nuestro propio modo de vida. Nos ha faltado el coraje de afrontar en serio el reto que se nos plantea de cara a cuestionar nuestro armazón institucional sacramental.

La necesidad de luz, de sentirse comunidad, de sentirse vivo, en definitiva, la necesidad de salvación sigue  ahí en el ser humano. Cuando en el Vaticano II habla de Sacramento de Salvación, nos cuestiona ¿cómo la Iglesia es capaz de ser portadora, transmisora, generadora o inspiradora de salvación?

En las primeras comunidades cristianas el bautismo era algo realmente serio, de hecho según la liturgia era tomar una nueva identidad, un nuevo modo de ser, era un modo de vivir la salvación.  ¿De qué sirve ser cristiano? ¿De qué sirve ser bautizados?

Además de las tradicionales respuestas creo que debiéramos profundizar en las necesidades que nos plantea la canción en el contexto de las necesidades que tiene la gente.  Necesitamos de luz en la oscuridad de sentido, necesitamos de comunidades de calidad y calidez ante la frialdad de la soledad, necesitamos profundidad para salir de la resignada expresión “es lo que hay”.

A veces hacemos cosas que son como bautismos, que es poner nombres cristianos a realidades que igual no lo son. Creo que es tiempo de dejar de poner nombres y de generar experiencias que sean cristianas y que apunten a comunidades de búsqueda, a comunidades de verdad, donde se comparta con la fe la vida con sus preguntas. No es fácil dejar seguridades de respuestas que fueron más o menos seguras, para ir a contextos más frágiles e inseguros.

 

 

“Baptism”

Back when I used to wander, I was always out looking for signs
But they were never there, so I’d pull ‘em from the air
We all believed in something, but like you I can’t say why
It’s just a whisper in our ear, or a bottle for our fears

Hold me to light, let me shine
Come hold me to the floor and say it’s alright
Come hold me ‘neath the water’s skin until I’m new again

And I said what I was thinking: now you can’t see what’s good ‘til it’s gone
Then there’s something to be said for a place to lay your head
You told me I was simple, and you injured me with that piece of my mind
And I listened to the creek and it did much more for me

I’ll hold you to the light, let you shine
I’ll hold you against the floor and say it’s alright
‘cause down beneath the water’s skin where we will swim
And there’s diamonds on the surface then
And, they’ll come clean us, we’ll both live again

These days I barely wander, and I don’t need no more of them signs
I’ll just breathe in all that air and be happy that it’s there

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

¿Cómo Perder la Fe sin darse Cuenta?

Compartimos esta interesante reflexión aparecida en la web de los jesuitas de Argentina y Paraguay en http://jesuitasaru.org/como-perder-la-fe-sin-darse-cuenta/

 

Puntos para crecer. Preguntas para ahondar.

Es muy común escuchar a gente que ya no tiene fe, que la perdió en el camino, que se enfrió en su relación con Dios. O que ya ni sabe bien qué le pasa con la dimensión espiritual de su vida y siente como poco “vuelo” al percibir la realidad que vive o vive sin alegría. Si bien es cierto que la fe es una experiencia muy personal de cada ser humano donada por Dios, también es cierto que puede escurrirse de entre los dedos de nuestra historia hasta desaparecer.

¿Cuáles podrían ser algunos de los elementos que pueden llevarnos a comprender el proceso de unas posibles pérdida y recuperación de la fe en el Dios de Jesús (no otro)?

PERDER LA FE…

1. POR SATURACIÓN RELIGIOSA. Algunas personas recibieron en su infancia y juventud una catequesis demasiado pesada, llena de conceptos, de reglas y de prácticas obligatorias que por exceso terminaron hastiando. Muchas veces los padres, catequistas o maestros piensan que transmitir la fe es que conozcan solo las cosas del Catecismo y vayan a misa. Con lo cual se produce una saturación religiosa donde la persona ya no quiere oír hablar de todo este tema. De hecho, con más frecuencia de la que uno espera, se olvida que la fe de una persona crece junto con su proceso de desarrollo espiritual, corporal y psicoafectivo. Entonces encontramos el fenómeno de gente adulta con una fe infantil, o mayores con fe adolescente donde quedó trabado el crecimiento y se desfasó.

2POR FALTA DE PREGUNTAS FUNDAMENTALES. Sucede que por diversas causas como la superficialidad y la evasión consumista, que almidonamos nuestras preocupaciones de tal manera que no nos afecten. Tanto padres “sobreprotectores” como “por de más flexibles”, provocan confusión en los hijos porque no los dejan entrar en contacto con la realidad, que es la que trae las preguntas que ayudan a caminar. Les pasa mucho a las personas que viven en ambientes satisfechos. Sin preguntas existenciales por la vida, el amor, la muerte, los otros, no hay posibilidad de entrar en contacto con la dimensión espiritual donde se da la fe. Lo cierto es que cuando llegan los sufrimientos de la vida no se sabe a dónde recurrir.

3. POR MIEDO A LA DUDA. En temas de fe tenemos el mito de que no se puede dudar. Entonces se ha creado una especie de “condena” a quien duda o cuestiona los fundamentos de la fe que le han transmitido. ¿Es de sentido común no experimentar dudas de fe? ¿Acaso no es procesual la incorporación de las cosas importantes de la vida? ¿De dónde hemos sacado que la fe es un bloque entero que se traga asintiendo doctrinas de un catecismo? La fe es un misterio y convivir con el misterio a nivel existencial es convivir con la duda. No podremos saberlo todo.

11071030_949247891760949_2472538269877246973_n

4. POR MORALISMOS RELIGIOSOS. La mayoría de las personas en muchos momentos de su vida, percibe la religión como un conjunto de reglas en el fondo de su experiencia religiosa. Es el reflejo que hacen aquellos que no quieren pertenecer a ninguna confesión religiosa cuando critican a la Iglesia, por ejemplo. ¿Qué hicimos los que ayudamos en el camino de la fe para que la gente crea que una experiencia y pertenencia de fe es cumplir con reglas? En algunos, para sostener la pertenencia a la religión, se produce una “esquizofrenia” donde por un lado vivo mi vida moral y por otro mi vida religiosa. Se divorcia la fe con la vida y entonces se pierde el sentido. (Ni hablar del tema de moral sexual que daría para otro texto). Quienes no están dispuestos a esta dualidad finalmente dejan la religión de las reglas para ser honestos con su experiencia de fe individual.

5. POR FALTA DE SOLIDARIDAD CON EL OTRO. Cuando nos quedamos encerrados en nosotros mismos el egoísmo nos consume la dimensión espiritual, la trascendencia de las cosas, y termina secando todo. El egoísmo es un fumigador de cualquier brote de vida real. Cuando somos insolidarios perdemos el contacto con lo esencial a toda persona que es su vincularidad a los otros. La solidaridad con los demás es el camino más claro por el cual podemos comprender si se tiene fe en el Dios de Jesús o no. Muéstrame tu fe sin obras y yo te mostraré por las obras mi fe, decía el apóstol Santiago (Cf. Sant 2, 14-26).

6. POR FALTA DE VIDA EN COMÚN CON OTROS CREYENTES. La fe cristiana nació comunitariamente y así se ha sostenido por más de dos milenios. Quien no comparte su fe la pierde, porque se le convierte en un adefesio individualista donde yo “creo a mi manera”. Todos creemos a nuestro modo ¿quién puede negarlo? pero todos compartimos el hecho de ser engañados por el Mal Espíritu. Entonces, cuando no hay una comunicación de la experiencia de fe o se queda sólo aferrada a un par de normas para autojustificarse, o me invento un dios solo para mí, apartado del modo en que el Dios verdadero quiere comunicar el Espíritu del Reino entre nosotros.

10360352_812568425492522_420896562103181642_n

DARLE ESPACIO AL DON DE LA FE

1. AMIGARSE CON EL SILENCIO Y DEJAR BROTAR. Quien no puede darse unos minutos en el día para estar en silencio no podrá nunca albergar aquello que viene de su interior. La tradición nos dice que la fe entra por el oído. En la medida en que aquietamos el cuerpo y la mente aunque sea con dificultad, podremos dejar brotar las múltiples manifestaciones de la vida y de la fe. Dios habla en lo más intimo de nuestro corazón, ¿cómo podremos acoger su voz si no callamos los ruidos internos?

2. CONVIVIR CON EL MISTERIO. La vida de fe es la vida de quien se anima a dejar de controlar todo con su mente y se abre a vivir en conexión con aquello que le da sentido a su ser pero sin saber mucho cómo se llama. Abrirse al misterio de la vida es aventurarse a descubrir los insondables dones que nos habitan, y que están esperando ser fecundos en un mundo que los necesita. Convivir con el misterio de un Dios que se hizo hombre para solidarizarse con nuestros sufrimientos y llevarnos a la vida plena de la Resurrección.

3. DEJARSE ROMPER LOS ESQUEMAS PRECONCEBIDOS Y SUPERAR LA PRUEBA. Para poder crecer en la vida de fe tenemos que aprender que la fe evoluciona junto con las crisis propias de nuestro desarrollo. No podemos seguir creyendo en los reyes magos a los 30 años. Dios no cabe en nuestra mente por lo que es siempre nuevo. Si nos quedamos con aquello que aprendimos en la catequesis cuando éramos niños, o si nos estancamos en la rebeldía contra Dios de nuestra adolescencia, no podremos recibir la fe de un adulto, y más todavía, la preciosa experiencia de una fe madura. El crecimiento en la fe se da con el acompañamiento de otros que caminan en esta búsqueda y que nos ayudan a aprender y desaprender toda la vida.

10854997_1527185730864823_2170230105679950077_o

4. COMPADECERSE DEL OTRO. Las primeras comunidades cristianas comprendieron que la gran novedad de Jesucristo había sido la compasión. A ningún judío de su época se le hubiese ocurrido ser solidario con un no judío, y menos aún compartirle su Dios. Por eso el escándalo de Jesús. Si hay una experiencia que logra consumar toda la experiencia cristiana para dejarnos vibrantes del Espíritu es la compasión. Con los demás y con nosotros mismos.Cuando somos capaces de hacerle lugar en el propio corazón y bolsillo a los “samaritanos” con los que nos encontramos a diario estamos comenzando a entrar en el misterio de Jesús.

5. DIALOGAR CON EL DIOS DE JESÚS (no otro). Es posible que muchos crean que rezar es recitar de memoria oraciones solamente. Pero no, quien quiera tener una experiencia religiosa del Dios de Jesús tendrá que dirigirse a él con sus propias palabras. Con aquellas que brotan de su vida cotidiana, de sus preguntas más inquietantes, de sus miedos, de sus sentimientos y emociones, de sus relaciones más profundas con los demás. Y hablar con el Padre de Jesús, o con Jesús mismo, o con el Espíritu que ora en nosotros.

6. FORMAR PARTE DE UNA COMUNIDAD. Tal como decíamos la forma de sostener una fe verdadera es siendo parte del Pueblo de Dios en alguna comunidad concreta donde pueda vivir, compartir y celebrar la fe. Es importante porque ayuda a sostenernos en los momentos de crisis espiritual. El Espíritu no tiene otro modo de comunicar su energía si no es en el vínculo que se establece entre las personas de la comunidad. No resulta común una especie de “ciencia infusa” dada a unos pocos místicos que ilustran al resto. Y si esto se da, la comunidad es la que en definitiva constata su veracidad.

Si bien podríamos ampliar toda esta realidad, creo que con estos puntos es posible entrar en diálogo en nuestro monasterio interior para que, al conversarlo con quien pueda ayudarnos, crezcamos en la experiencia de fe y no dejemos que se nos escurra de entre los dedos un don tan lindo como este. ¿Qué podremos perder?

Emmanuel Sicre Sj

 

 

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

Elegir para soñar

Comienza el curso y como novedad os presentamos una imagen que nos invita a soñar. La universidad es un espacio privilegiado para soñar; jóvenes que se preparan para un futuro más abierto que nunca, un trabajo académico que es capaz de explorar las novedades de la compleja realidad y un sueño compartido de hacer un mundo mejor para todos y todas.Por eso es importante elegir. Determinarse a ponerse, a disponerse, a comprometerse a soñar. Un sueño que es utopía, un sueño que es compartido, un sueño que nos apunta a la trascendencia de Dios y de la propia humanidad.

Mag+s UD se vuelve a activar con el deseo de que comaprtamos nuestros sueños e ilusiones con el horizonte de Mag+s 2016 en Polonia. Una ocasión más de la familia ignaciana y de la Iglesia de comprometernos unos con otros en la gran apuesta por la humanidad soñada por Dios.

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

Último número de la revista UDMAGIS: Una misión compartida

Pincha aquí para descargar el último número

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

24 de noviembre: próxima visita a Loyola

Deusto Campus Fe ha programado una visita a Loyola (Azpeitia-Guipuzkoa) para todos aquellos estudiantes de la UD que quieran conocer el lugar donde nación San Ignacio de Loyola, fundador de la Compañía de Jesús. El lugar es de gran interés artístico, histórico y religioso. A continuación, el programa de la visita en inglés, castellano y euskera:

 

PROGRAM – GUIDED VISIT TO LOYOLA
DATE Saturday, 24 November 2012
DEPARTURE POINT Puente de Deusto-Bus stop (Plaza Pío XII)
DEPARTURE TIME 10.00
ARRIVAL AT LOYOLA 11.10
11.30 Guided visit to the Basilic and the House where Saint Ignatius of Loyola was born
12.30 Holy Mass
13.00 Visit to the house in which Francisco Garate was born, Errekarte
14.00 Lunch at Jesús-María Hostel
16.00 Walk to Azpeitia
16.30 Visit to the Parish Church of Azpeitia and the Magdalena Chapel
18.00 Return to Bilbao (leaving from Azpeitia)
PRICE 10 € (it includes all expenses: transport, lunch and visit)
MAXIMUM PEOPLE 50
INSCRIPTIONS Deusto Campus Faith Office
 

 

PROGRAMA – VISITA GUIADA A LOIOLA
FECHA Sábado, 24 noviembre 2012
LUGAR DE SALIDA Puente de Deusto-Parada de autobús (Plaza Pío XII)
HORA DE SALIDA 10.00
LLEGADA A LOIOLA 11.10
11.30 Visita guiada a la Basílica y la casa natal de San Ignacio de Loiola
12.30 Eucaristía
13.00 Visita al Caserío Errekarte, casa natal de Francisco Gárate
14.00 Comida en el alberge de las religiosas de Jesús-María
16.00 Paseo hasta Azpeitia
16.30 Visita a la Parroquia de Azpeitia y a la Ermita de la Magdalena
18.00 Regreso a Bilbao (desde Azpeitia)
PRECIO 10 € (incluye todos los gastos; transporte, comida y visita)
PLAZAS 50
INSCRIPCIONES Oficina Deusto Campus Fe
EGITARAUA – LOIOLA BISITA GIDATUA
DATA Larunbata, 2012ko azaroaten 24a
IRTEERA-LEKUA Deustuko zubian-Autbosen geltokian (Pio XII plaza)
IRTEERA-ORDUA 10.00
LOIOLA 11.10
11.30 Basilika eta Loiolako Inaziore jaio-etxera visita gidatua
12.30 Meza
13.00 Errekarte baserrira visita; Garate anaiaren jaio-etxea
14.00 Bazkaria. Jesus-Mariaren aterpean
16.00 Ibilaldia Azpeitiaraino
16.30 Azpeitiako eliza eta Magdalena ermitara visita
18.00 Itzulera (Azpeitiatik)
PREZIOA 10 € (dena; garraioak, bazkaria eta bisitak)
LEKUAK 50
IZENA EMATEKO Deusto Campus Fedea bulegoan

 

 

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario

Garate International: fotografías del Diwali del pasado 9 de noviembre

Publicado en Publicaciones del blog | Deja un comentario