El plan de marketing de la vida (by Jon Jayo)

Al nacer te ponen un nombre, tu marca. A mí me llamaron “Jon”, que aunque sea fácil de recordar y sea internacional, es un poco común e incluso puede tender a crear confusión por la gran cantidad de personas con dicho nombre. Desde pequeño vas dándote cuenta de la importancia de la diferenciación y el posicionamiento.

Cuando eres bebé,  tus padres, familiares y amigos son los partícipes sociales con los que te relacionas. Vas aprendiendo cómo funciona el mercado, cómo se comporta tu público objetivo y cómo se las arreglan tus competidores a la hora de coger galletas en el colegio.

Estás aprendiendo cada día… Cumples los 8 años y te das cuenta de que tienes un objetivo: “Ir de vacaciones a Disney Land París en el verano del 2000”. Para eso, tienes que diseñar tus estrategias y acciones. Tras grandes ratos de reflexión continuada llegas a la conclusión de que tu estrategia se basará en la fidelización de tus padres, y por lo tanto decides llevar a cabo principalmente dos acciones: sacar buenas notas en el colegio y portarte bien en casa. Solamente cuentas con un periodo de 7 meses para conseguir tu objetivo, hasta agosto, que es cuando tu padre tiene vacaciones, por lo que es necesario “poner toda la carne en el asador”.

Después de mucho esfuerzo, llega agosto, y por fin estás en Disney Land París con Mickey Mouse!!! En ese momento empiezas a plantearte: ¿Qué he hecho bien?,  ¿Cuáles los sistemas de control a tener en cuenta para la próxima vez?, ¿Qué podría mejorar?, etc.

En 2006, con 15 años recién cumplidos, lo que quieres es salir de fiesta, pero tus padres no te dejan estar hasta la hora que tú quieres. Por supuesto conoces a la perfección las acciones que resultaron efectivas la otra vez y las quieres repetir.

Pero en este caso es verano, eres mayor y no buscas exactamente el mismo objetivo. No se repiten las condiciones de la antigua situación, el mercado al que te diriges ha evolucionado, y por eso tienes que pensar nuevas estrategias y acciones.

Aunque has sacado buenas notas y lo intentas comunicar con una buena campaña de publicidad y relaciones públicas, tu público objetivo no está convencido. Te das cuenta de que la acción de «portarte bien en casa» funcionó,  pero no es suficiente, por lo que esta vez pones en marcha tu acción de «hacer más cosas en casa» y esperas los resultados con nerviosismo.

Pero acabas viendo que tus amigos se quedan hasta las siete de la mañana y tú tienes que volver a las tres. Claramente, en esta ocasión los competidores han jugado mejor sus cartas, por lo que no queda más que volver a casa y pensar qué has hecho mal y cuáles son tus puntos de mejora. La siguiente vez estás seguro de que tendrás éxito.

Después,  llegas a la universidad, ya es 2010, y tus necesidades como empresa han cambiado totalmente. Te metes de lleno en otro mercado completamente diferente, no sabes mucho sobre el sector, ni sobre los competidores, ni sobre la mayoría de los factores que te vas a encontrar. Pero tienes a tus espaldas una mochila llena de planes de marketing…

Toda la vida está llena de planes de marketing, que, unas veces con éxito y otras no, vamos diseñando e implementando… como pequeñas empresas que trabajan duro por conseguir sus sueños.

 

(Escrito por Mari Carmen Corrales y Jon Jayo)

The following two tabs change content below.
Avatar

Jon Jayo

Recién horneado y lleno de ganas por desarrollarse en el mundo del marketing, este joven graduado en la Universidad de Deusto se presenta como colaborador de este blog.
Avatar

Latest posts by Jon Jayo (see all)

Un comentario Añadir valoración

  1. Avatar María dice:

    Qué alegría que te hayas animado Jon! Esperamos que te vaya estupendamente en tus futuros planes de marketing!! 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.