Los colores de las flores. Campaña de la ONCE (By Natalia, Andrea e Irene)

A simple vista parece una respuesta bastante obvia: las rosas suelen ser rojas como los tomates, o como la sangre; las margaritas son blancas, como la nieve que pocas veces vemos en Bilbao; y algunas flores silvestres pueden ser azules, como el color del mar que inunda nuestra costa.

Pero, ¿cómo los describirías si nunca hubieses sido capaz de ver? ¿Si no supieses qué es el rojo, qué el blanco y qué el azul?

De eso justamente trata la campaña Los colores de las flores” que realizó la ONCE en el año 2011, donde Diego es un niño invidente al que le encargan hacer una redacción en el colegio sobre ese tema, como al resto de sus compañeros de clase.

Esta pieza publicitaria, muestra un claro ejemplo de un colegio ordinario en el que a todos los alumnos se les trata exactamente por igual y que apuestan por una integración social de todos los individuos independientemente de sus capacidades.

El pequeño Diego nos da una imagen de esfuerzo y de superación, arreglándoselas para escribir la redacción con sus propios medios.

Incluso las personas que podemos ver percibimos los colores de manera diferente y eso es lo que ellos hacen, percibir los colores de forma diferente.

El color triste, se siente como la corteza de un árbol o la sensación de la tierra entre tus dedos. El color vida, la vida de los árboles y la frescura de sus hojas o el color olor del césped; es el color vegetales de ensalada. El color vida es fresco, saludable y limpio. Cuando las hojas se secan son de color triste; en cambio, se nota el color vida cuando las hojas son suaves y flexibles.

También está el color profundo, de la frescura de la piscina y la relajante brisa marina de la playa.

Después tenemos el color calor, como el calor de una vela o el de una hoguera, la sensación de vergüenza o de una comida picante; es también el color dulzura intensa, al comer una cereza, una fresa o sandía.

El color duro, como el suelo o la pared y el metálico frío, el color de los problemas y la soledad. El color tropical y dulce, el de las naranjas que necesitan del cálido sol para nacer.

Lo mismo sucede con el color brillante y feliz, éste es el de los limones y plátanos, ese color agrio y cítrico que también necesita rallos de sol.

 

Gracias a la ONCE, que durante estos años ha conseguido que casi el total de los niños con discapacidad visual, estudien en centros ordinarios, con verdaderos profesionales que facilitan ayuda a todas las personas del entorno de los niños como Diego.

Y sobre todo, gracias Diego, por enseñarnos cuales son los colores de las flores; y por demostrarnos que el mundo es como cada uno de nosotros quiere imaginarlo.

The following two tabs change content below.
Avatar

Natalia Contreras Salinas

Estudiante de ADE+PDD en la DBS | Mención en Marketing
Avatar

Latest posts by Natalia Contreras Salinas (see all)

Un comentario Añadir valoración

  1. Avatar FinaFlor dice:

    Excelente Artículo Natalia,
    Las flores y sus colores transmiten diversas sensaciones!!

    Te enviamos un saludo desde Paraguay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.