Internet de las personas: hacia un espacio público virtual reconfigurado. Entrevista con Pablo Garaizar, Profesor Encargado en el Departamento de Telecomunicaciones en la Facultad de Ingeniería de Deusto

¿Qué hacemos con PIPA y SOPA? ¿Por qué “big data” es “big”? ¿Es la web 3.0 un concepto de moda? Esta vez, publicamos una entrevista realizada a Pablo Garaizar, Profesor Encargado en el Departamento de Telecomunicaciones en la Facultad de Ingeniería de Deusto. Pablo, nos hablará sobre asuntos tales como: el Internet del Futuro, la red social reductiva y el Foro de la Facultad de Ingeniería “Tecnologías de la Informática y Comunicación”, que tendrá lugar los próximos 21 y 22 de febrero, dentro del marco del 125 Aniversario de la Universidad de Deusto.

Hoy en día, se hace un gran hincapié sobre la red social reductiva (the reductive social network) y sobre el lanzamiento de nuevos productos que tendrán capacidad de estrechar el círculo social virtual, asegurando de esta manera un cierto grado de intimidad y autenticidad. ¿Cómo impactarán este tipo de productos al espacio virtual actual que está basado en la información compartida? El concepto de red social reductiva no es sino otra forma de evidenciar el fracaso de la gestión de los ámbitos de comunicación en las redes sociales generalistas como Facebook o Twitter. Apuestas como Path se basan en el manido “menos es más” para ofrecer un grafo social más reducido y, por ende, más parecido al grafo social real fuera de la Red (¿de verdad hay gente que tiene 1000 amigos fuera de la red? por supuesto que no). Sin embargo, no tengo claro que este tipo de redes vaya a triunfar, porque salvo casos aislados o gente que se apoya en automatismos, la mayoría de personas tenemos nuestra red de referencia a través de la cual socializamos digitalmente con nuestro grafo social. Hay gente que es más de Facebook, hay gente que es más de Twitter, otros más de LinkedIn y otros de Tuenti. Esta segmentación es natural porque en cada red se maneja un registro diferente y -lo más importante- porque en cada red existe el número suficiente de personas para crear una comunidad interesante. El reto de las redes sociales reductivas será alcanzar ese punto en el que sus comunidades sean lo suficientemente grandes como para resultar interesantes a sus miembros, y los suficientemente pequeñas como para que no se pierda la confianza dentro de ellas. Conseguir ese equilibrio dejando de la mano de los usuarios la configuración de estas redes me parece complicado. En mi modesta opinión serán otras de las herramientas disponibles para usuarios avanzados, pero no creo que consigan hacerse un hueco en el conjunto de la Red.

¿En el contexto de las leyes PIPA y SOPA, a qué nuevos desafíos tendrá que hacer frente el mundo de las redes sociales? Creo que ese tipo de leyes pretenden perseguir algo que está tan asentado en el uso actual de Internet, que su aplicación va a quedar en la mera anécdota (unas cuantas sentencias ejemplarizantes y poco más). Quienes proponen PIPA o SOPA no saben cómo funciona Internet, es gente del siglo pasado, enrocada en otros modelos de sociedad, de cultura y de negocio. Conforme los viejos políticos vayan dando paso a los nuevos, este tipo de cesiones a las presiones de lobbys en decadencia terminarán. En el ámbito de las redes sociales la aplicación de este tipo de leyes es todavía más complicada, porque para poder evaluar si un comportamiento es constitutivo de delito es necesario el permiso expreso del usuario y/o del proveedor de acceso a la red social, por lo que se complica aún más la posibilidad de sufrir sus consecuencias. De cualquier manera, las prácticas que persiguen este tipo de leyes no son el uso más habitual que se dan a las redes sociales.

¿En qué medida, el software libre ha cambiado nuestro punto de vista respecto a los mecanismos de funcionamiento del sistema macro-económico y gracias a qué características del ámbito de las redes sociales dicho concepto ha sido potenciado?  El software libre ha exportado su afán de compartir al resto de ámbitos en la Red, de tal forma que hoy en día no pueda entenderse sin el constante intercambio libre de información. Además de aportar un ejemplo viable basado en estas premisas, también ha servido de guía para el desarrollo de iniciativas como Creative Commons, que ha conseguido instalar en el imaginario colectivo la idea de que otra forma de entender los derechos de autor es posible y necesaria. En el plano tecnológico, la gran mayoría de las redes sociales se han apoyado fundamentalmente en tecnologías libres debido a su facilidad de adaptación e interconexión. Resulta más fácil imaginar y desarrollar nuevas formas de socialización cuando puedes basarte en lo anterior, sin necesidad de tener que reinventar la rueda cada vez.

¿En qué aspectos radica la relación entre las nuevas herramientas de gestión del “big data” y el concepto web 3.0? No me gusta demasiado llamar 3.0 al siguiente paradigma de la Web. Lo anterior a la Web 2.0 no fue la Web 1.0, y lo siguiente tampoco será la Web 3.0. Actualmente se trabajan en tantos escenarios diferentes que llamar Web 3.0 al conjunto sería poco acertado. Big data solamente es una parte de esa Internet del Futuro, la Internet del Conocimiento, pero también tendremos la Internet de las Cosas, la Internet de los Servicios y la Web 2.0 seguirá siendo la Internet por y para las Personas. Todas ellas se están desarrollando independientemente, a pesar de que se pretende que los puntos de unión sean cada vez más numerosos y puedan proporcionarse objetos conectados a Internet a través de los cuales se consuma un servicio que se apoye en grandes cantidades de información semántica extraída de redes sociales, por poner un ejemplo.

¿Qué aprenderá un participante en el Foro de la Facultad de Ingeniería? En la sesión sobre Redes Sociales aprenderá principalmente a gestionar su identidad digital, tanto la personal como la organizativa. Además, conocerá qué avances se están llevando ya a cabo en el ámbito de la educación, conjugando las redes sociales con la movilidad para mejorar los procesos de aprendizaje. En la sesión sobre “Internet de los Servicios” aprenderá en qué consiste la Internet del Futuro en todas las dimensiones ya comentadas (Internet del conocimiento, Internet de las Cosas, Internet de los Servicios e Internet por y para las Personas). Todo ello explicado por investigadores especializados en cada uno de estos aspectos, así como por profesionales del ámbito empresarial de reconocido prestigio.

Más información sobre el Foro de la Facultad de Ingeniería.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.