El retorno de lo sagrado y los retos actuales de la fe cristiana. Entrevista con D. Vicente Vide, Decano de la Facultad de Teología

Estado, iglesia, democracia, ciencia y laicidad: ¬Ņen qu√© radica la relaci√≥n contempor√°nea de los conceptos enumerados?¬† A esta pregunta nos da respuesta el Decano de la Facultad de Teolog√≠a, D. Vicente Vide, haciendo hincapi√© en dos aspectos¬† clave: la construcci√≥n de una colaboraci√≥n entre la iglesia y el Estado y, la necesidad de excluir el literalismo, el fanatismo y el fundamentalismo en el dialogo entre la ciencia y la fe. Os ofrecemos una entrevista sobre la fe y los cambios socioculturales, realizada en el contexto del pr√≥ximo foro de la Facultad de Teolog√≠a que se organizar√° los d√≠as 6 y 7 de marzo, dentro del marco del 125 Aniversario de la Universidad de Deusto.

¬ŅQu√© papel tiene la instituci√≥n religiosa actualmente en las configuraciones de la sociedad y de la econom√≠a?
Es un tema complejo y adem√°s no f√°cil porque habr√≠a que distinguir los diferentes tipos de sociedades y econom√≠as en este mundo multicultural. Pero resumiendo, dir√≠a que la mayor parte de las configuraciones sociales actuales tienen como base una serie de s√≠mbolos y¬† tradiciones religiosas. Hoy en d√≠a, en una sociedad secularizada, el cristianismo ya no tiene el monopolio cosmovisional, pero aun as√≠, juega un papel importante. Jurgen Habermas indica que la religi√≥n tiene tres funciones sociales. La primera es expresar y articular simb√≥licamente el sentido de la vida, sobre todo en situaciones l√≠mite, de sufrimiento o relacionadas con la muerte. Habermas ha subrayado que hoy en d√≠a, la religi√≥n puede aportar y decir mucho, sobre todo cuando no sabemos c√≥mo actuar respecto a lo que se llama ‚Äúlos grandes misterios de la vida‚ÄĚ. La segunda funci√≥n es de cohesi√≥n social. La religi√≥n tiene un potencial sem√°ntico y una gran energ√≠a para cohesionar las sociedades o grupos. Esta realidad se refleja en las numerosas manifestaciones festivas que aglutinan a las personas. Y la tercera funci√≥n, seg√ļn Habermas, es aportar valores a la forma de organizar la sociedad y de orientar la econom√≠a hacia el bien de las personas. Por otro lado, la religi√≥n manifiesta una funci√≥n cr√≠tica y deslegitimadora relativa a los poderes absolutos. Es decir, cada vez que una organizaci√≥n pol√≠tica o econ√≥mica pretenda absolutizarse en contra de las personas, la religi√≥n deber√° recordarle que no puede tener ese poder absoluto y tiene que estar siempre al servicio del bien com√ļn.
Continue reading