La capilla gótica de la Universidad de Deusto

Capilla gótica

[Se acercaba la primavera. Alguien aseguraba que las obras tocaban a su fin. Chacón se mostraba incrédulo.  El tope sería Semana Santa. Y así fue. Una compañía de monjas, con postulantes y toda la pesca, asaltaron el templo subían a las escaleras, ponían cortinones, intentaron limpiar el suelo hasta dieron cera a los bancos, a juzgar por la incondicional adhesión que mostraron cierta partes de nuestra anatomía.  Quedo todo listo. En el aire del grandioso recinto esperábamos con ansia la primera Misa…]

[Vino la pascua, comenzó el trimestre y entramos a la nueva capilla. ¡Menuda luz! Da la sensación que nos hemos colado dentro de una enorme pupila de piedra o de una oreja electrónica: pita el órgano, chirrían las puertas, siguen los bancos aporreando el suelo, y la socarronamente llamada capilla protestante va cobrando aires de catolicidad…]

(Extracto de un artículo publicado en el periódico de la Universidad de Deusto, Vol. IX, Mayo 1955, Núm. 76, Autor: Fray Papilla)