¿Concierto de un gran grupo o festivales de música con numerosos grupos?

Resulta curioso como en una pequeña distancia espacial, como es Donosti y Bilbao., vamos a tener dos exponentes  de los dos grandes tipos de eventos musicales que se producen en la actualidad. Por una parte el consabido concierto (en este caso megaconcierto) de un gran grupo como son los Rolling Stones en Donosti. Dentro de lo especial y espectacular que son siempre los conciertos de Jagger and Cia, el formato es el tradicional, un grupo musical por el que se va al concierto y uno o varios teloneros con los que calentar el ambiente antes del gran momento. Por otro lado, esta semana y la semana que viene se está celebrando el Bilbao BBK Live, el otro gran formato de evento mucical, cuyo formato se asiente sobre varios conciertos, un espacio «alejado» del centro de la ciudad, un espacio para acampadas y un publico normalmente más joven.

Dos grandes eventos musicales, diferentes en formatos pero ¿son para tipos de públicos diferentes? o ¿para epocas del año diferentes?, ¿o la gente que va tiene espectativas diferentes? ¿y la valoración de la ciudadanía?. Desde luego para mi son diferentes, los festivales son más sociales, más de «buen» rollito y conocer gente y compartir experiencias. Los conciertos tradicionales son más para disfrutar de la música, con la gente con la que vas (1,2,3…. amigos), pero donde no quieres especialmente conocer gente, solo llegar lo más comadamente posible y disfrutar del espectáculo. Yo me quedo con los festivales, gente con gustos parecidos o diferentes (nunca te suelen gustar todos los grupos) y una especial oportunidad para conocer gente y compartir con ellos el gusto por la música.

tag Tags: , ,

3 Comentarios en “¿Concierto de un gran grupo o festivales de música con numerosos grupos?”


  1. 1 Xabier Landabidea 22 de junio de 2007 a las 8:57 am

    En el caso de los «stones» es bastante clarificador el claim que usaban en los poster que anunciaban el acto: Not just a concert (no solo un concierto). Al final, y con todos mis respetos a sus sexagenarias majestades, estamos ante un espectáculo que desborda el vaso de concierto musical al uso para empezar a inundar el terreno del show business, es decir, circo. De dos a cuatro caravanas de gente y material, gigantescas pantallas para que nadie se pierda detalle, una promoción machacona capaz de movilizar hasta a nuestros abuelos para hacer cola… Al final, todo un fenómeno sociológico e intergeneracional que tira de los mecanismos bien conocidos por los maestros del marketing.No puedo evitar pensar dónde queda la música en todo esto, en cuánta gente ha crecido con painted black o you don´t always get what you want y en cuántos se quedan en «vienen los rolling stones, hay que ir» mientras tararean satisfaction como si de una tonadilla de ascensor se tratara.

    Y del BBK Live… enfin, personalmente opino que un festival es algo más que un turmix de grandes nombres, de pañoletas de Axl Roses a 20 euros y dos grupos autóctonos por cumplir. En su segundo año es pronto todavía para dictar sentencia, pero queda lejos de tener la personalidad del Azkena Rock de Gasteiz o del Euskal Herria Zuzenean, y me temo que no quede mucho detrás del envase. Claro que es fácil criticar desde fuera, y efectivamente, y como dice edu, habría que preguntarles qué tal a los que ayer estuvieron coreando a los Maiden y peleándose por una cerveza para saber qué ofrece realmente el festival.

  2. 2 Edu 22 de junio de 2007 a las 2:04 pm

    Personalmente me parecen los dos un circo, prefiero el sudor y la entrega de los pequeños recintos, cuando aun tienes todo por darlo. Eso por no hablar de la fauna que suele ir a este tipo de eventos.

    Edu

    Eso sí, un circo el Bilbao Live, pero hoy yo voy con entrada VIP, contradiciones de la vida.

  3. 3 Nu 29 de junio de 2007 a las 4:47 pm

    Los festivales molan. Y mucho. Son mucho más que un montón de conciertos seguidos. Es gente que va por que le gusta la música. Gente que durante unos días comparte baños públicos, duchas y espacio. Gente que deja su casa y se instala en tiendas de campaña. Gente a la que no le importa hacerlo porque disfruta con la música, con los músicos y con la otra demás gente que también esta allí.

    Y, personalmente, si yo fuese músico, prefería actuar en festivales, porque esa gente que se ha recorrido medio país para verte y va a vivir en unas condiciones digamos que regulares, lo hace por que le gustas.

    Y lo de «fauna que suele ir a este tipo de eventos», más fauna será el que va sin interés y con entrada vip.

Deja tu comentario...