Alumni Deusto, Jóvenes profesionales en Europa: Ana Gómez Tena

[Este post fue publicado originalmente en el blog de José Ramón Canedo, miembro de SAPIA Jean Monnet Module, el 27 de febrero de 2018 http://elderechoerrante.blogspot.com/2018/03/ana-lopez-tena.html]

Desde muy joven me ha encantado aprender idiomas, viajar y relacionarme con gente de otros países. Por lo que desde siempre me sentí atraída por seguir una carrera internacional, la cual puedo decir que a día de hoy he conseguido gracias a mucho empeño y trabajo.

Desde alrededor de los 12 años, dediqué mucho de mi tiempo libre a aprender idiomas (inglés, francés, alemán e italiano) con clases particulares. Todos los veranos aprovechaba para hacer un curso de idiomas en el extranjero siempre con el fin de mejorar mi nivel.

Tenía idealizada una posible carrera diplomática. Por eso, decidí estudiar Derecho Económico en Deusto. Me planteé estudiar Derecho en inglés en la Universidad de Navarra o Derecho y Relaciones internacionales en ICADE. Sin embargo, finalmente me decanté por aprovechar la suerte de tener en mi propia ciudad (Bilbao) una reputada Universidad en Derecho, y me puse como objetivo aprovechar al máximo las oportunidades internacionales que la Universidad de Deusto ofrecía. Y así, lo hice.

En segundo de carrera, cursé en inglés las asignaturas de Derecho Internacional Público y Derecho de la Unión Europea. Fue entonces (y gracias sobre todo a Canedo) donde se encuentran los cimientos de mi actual carrera internacional. En Derecho Internacional Público empecé a entender el funcionamiento de las organizaciones internacionales, y tuve la oportunidad de representar a Deusto en una Simulación de Naciones Unidas en Barcelona (C’MUN), una experiencia muy enriquecedora.

Gracias a la asignatura de Derecho de la Unión Europea y al empeño de Canedo, conseguí empezar a entender el funcionamiento de las instituciones europeas, y ver en la UE una cuna potencial para mi deseada carrera internacional. Además, cursar asignaturas en inglés me permitió conocer a estudiantes extranjeros Erasmus de Deusto.

En tercero de carrera, tuve la oportunidad, en el marco del programa Erasmus, de cursar mi tercer año de licenciatura en la Sorbona (Université Paris 1 Panthèon-Sorbonne), en la que decidí estudiar muchas asignaturas de derecho europeo e internacional. Viví una experiencia única en la que hice amistades de todas las partes del mundo, mejorando así mi cultura, mis habilidades sociales y mi francés. Se me brindó la oportunidad de realizar prácticas de verano de tres meses en la delegación permanente de España ante la UNESCO en París. Esta experiencia me permitió conocer el funcionamiento interno de esta organización de las Naciones Unidas participando en diferentes tareas como en la organización de la 35º Convención del Patrimonio de la Humanidad que tuvo lugar en Junio de 2011.

Cursé mi quinto año de carrera en la Universidad Pontifica de Comillas-ICADE de Madrid con la beca de intercambio Seneca – SICUE, cumpliendo así mi objetivo de aprovechar al máximo las oportunidades que me daba Deusto. Aproveché mi estancia en Madrid para hacer prácticas durante el verano y por las tardes del curso académico en los departamentos de derecho europeo y de la competencia de dos grandes despachos internacionales de abogados (Linklaters y Garrigues) para poder experimentar la parte práctica del derecho europeo.

Tanto Canedo como el resto de la gente que conocí en el mundo del derecho europeo, me

recomendaron solicitar el master de derecho europeo del Colegio de Europa de Brujas en Bélgica. Y lo conseguí gracias a una Beca de la Diputación Foral de Bizkaia. También me dieron la beca del Ministerio de asuntos exteriores, pero preferí estudiar con la de Bizkaia dado que las condiciones eran mejores.
El Colegio de Europa de Brujas es una institución universitaria de posgrado de estudios de la Unión Europea de reputado prestigio donde han estudiado muchos de los funcionarios de las instituciones europeas, políticos y diplomáticos.

Estudiantes de más de cincuenta países, son elegidos tras una selección muy competitiva (mejores expedientes de cada país) en cooperación con el Ministerio de Asuntos Exteriores de cada país y de algunos gobiernos regionales como es el caso de la Diputación de Bizkaia.

Los ex alumnos del Colegio de Europa cuentan con una de las redes más influyentes de Europa y ocupan puestos de alta responsabilidad en Europa y en todo el mundo.

Ahora bien, el Colegio de Europa no sólo es estudiar. Es una experiencia única de vivir Europa. Vivimos, estudiamos y trabajamos 350 estudiantes de cincuenta nacionalidades diferentes. Las actividades sociales son múltiples. Todas las semanas hay conferencias a las que atienden importantes personalidades. En mi año tuvimos, entre otros, la ocasión de recibir discursos del expresidente Obama, del presidente chino Xi Jinping, y del ex primer ministro escocés Alex Salmond.

La formación del Colegio de Europa es excelente. El master es muy intenso y requiere mucho esfuerzo y perseverancia, pero tampoco es imposible obtener buenos resultados como puede parecer en un principio, dado el alto nivel de exigencia.

Entré en el Colegio de Europa con la idea de posteriormente realizar las prácticas de la Comisión Europea. No obstante, no me pre-seleccionaron la primera vez que postulé para la sesión de octubre 2014 a marzo 2015. El número de solicitudes de españoles es muy alto y la primera fase de preselección es muy aleatoria.

No obstante, tuve la oportunidad de incorporarme como abogada de derecho europeo y de la competencia en un despacho americano de abogados en Bruselas de reputado prestigio (Cleary Gottlieb Steen & Hamilton).

Dado que se me había quedado la pena de no realizar las prácticas en la Comisión europea, volví a solicitar las prácticas de la sesión de octubre de 2015, y esta vez tuve la gran suerte de que me seleccionaron para realizar las prácticas en el Gabinete del Comisario de energía y cambio climático, Miguel Arias Cañete. En el despacho de abogados también les pareció una gran oportunidad y formación, y me dieron una excedencia para poder realizar estas prácticas. Fue una experiencia apasionante y una excelente oportunidad para entender desde dentro el funcionamiento de las instituciones europeas y obtener una visión general de todas las políticas de la UE, en particular, de las políticas de energía y cambio climático.

Tras la experiencia laboral en la Comisión, volví a incorporarme al despacho un año. A principios de 2017, elegí dedicarme a mi pasión, el Derecho de la energía de la Unión Europea y empecé a trabajar como abogada en asuntos europeos legales y de política pública en la oficina de Bruselas de IBERDROLA, asesorando en asuntos de la Unión Europea que tienen un impacto en la empresa, en particular, legislación de energía, cambio climático y competencia. Es un trabajo muy interesante, dinámico, y para el cual estoy en contacto diario con las instituciones europeas. Tengo la suerte de poder, aun estando lejos de casa, defender los intereses de una empresa internacional, pero de origen bilbaíno.

A día de hoy, estoy muy satisfecha de mi recorrido internacional y por ahora me veo en Bruselas a largo plazo. Estoy casada con un francés (que conocí de Erasmus en París), siendo Bruselas una ciudad neutral para ambos y muy dinámica, enriquecedora e internacional que nos permite tener amigos de todas las partes del mundo, y a la vez estar en el centro de Europa, lo cual nos permite viajar con mucha facilidad los fines de semana.

Como reflexión a compartir con los estudiantes de Deusto, os animo a aprovechar al máximo todas las oportunidades que se os presenten a pesar de que a primera vista no respondan a vuestras primeras expectativas. Es fundamental estudiar idiomas y especializar vuestra trayectoria para diferenciaros de los demás. Empezar a hacer prácticas de verano lo antes posible.

Si hacéis una tesina, elegid un tema que os pueda ayudar a justificar vuestra motivación para un puesto de trabajo determinado. Para vuestras primeras solicitudes de trabajo, las notas serán vuestra carta de presentación por lo que es importante esforzarse durante el curso académico.

Por último, confiad en vosotros mismos. Con esfuerzo y perseverancia, nada es imposible. No creáis en la mala o buena suerte, sino en el camino que vosotros mismos os labréis.

Add a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Escudo Universidad de deusto