El informe 2020 de OLAF revela la impunidad del fraude al presupuesto europeo en muchos Estados Miembros

La misión de la OLAF es detectar, investigar y detener el fraude con fondos de la UE. Es una agencia independiente de la UE y sus investigaciones tienen carácter administrativo. La OLAF carece de poderes de investigación penal

¿Qué hace OLAF?

Informe Anual de Actividad de OLAF 2020
  • conduce investigaciones antifraude, en cooperación con organismos nacionales y de la UE
  • apoya las investigaciones antifraude de las autoridades nacionales
  • recomienda el enjuiciamiento penal de los casos a nivel nacional, cuando el caso esté preparado
  • supervisa el seguimiento nacional de sus recomendaciones

Como todos los organismos de la UE, la OLAF está obligada por el Tratado de Lisboa a publicar informes anuales de actividad y publicó su informe de 2020 el 10 de septiembre.

Las principales tendencias de la actividad de investigación de la OLAF muestran un aumento constante con respecto al Informe de 2018 (se recomiendan más casos para el enjuiciamiento penal y, en particular, un aumento del 30% en las recomendaciones para la recuperación de activos de fondos de la UE gastados indebidamente).

Ahora, los detalles jugosos sobre qué países fueron objeto de las investigaciones de la OLAF en 2019 y si la OLAF ha recomendado el enjuiciamiento penal a nivel nacional. Por número de casos iniciados por la OLAF y porcentaje de recomendaciones emitidas …

Rumanía tiene la peor situación [11 (82%)], aunque Twitter haya puesto a Hungría en la diana por las razones que se describen a continuación [5 (40%)]. Esto es relevante en el contexto actual porque RO es un miembro participante en la Fiscalía Europea, mientras que HU optó por no participar.
TI: 9 (77%)
BG: 7 (71%)
CZ: 3 (100%)
PT y SK: 2 (100%)
PO: 7 (57%)

Respecto a España, fue objeto de 3 investigaciones de la OLAF pero ninguna de ellas terminó en recomendación para enjuiciar.

Los temas más candentes en el Informe sobre 2019 son:

  • manipulación de licitaciones de contratación pública a nivel nacional, particularmente en fondos agrícolas y estructurales, donde emergen los sospechosos habituales: acuerdo colusorio para licitar, pagos de sobornos y conflicto de intereses.
  • el indignante caso de 1,5 millones de euros desviados por una ONG no revelada de la ayuda humanitaria a Siria
  • becas de excelencia en investigación (ERC) obtenidas gracias a documentos falsificados (cvs inflados de participantes, exageración de la sostenibilidad del proyecto, etc.) presentados por empresas de varios estados miembros (e Italia se está convirtiendo en una tendencia en este capítulo). Me pregunto qué depara el futuro para las subvenciones desembolsadas en el contexto de covid-19 …
  • mercancías falsificadas introducidas de contrabando en la UE
  • contrabando de tabaco

Dado que la OLAF solo emite recomendaciones, un seguimiento adecuado por parte de los organismos nacionales de justicia penal es fundamental. El Informe de 2019 analiza las tasas de seguimiento y acusación de cinco años a nivel nacional. En mi opinión, la OLAF debería ir más allá de las tasas de acusación vinculadas a sus recomendaciones para enjuiciar y ofrecer más datos a largo plazo basados en la cantidad de condenas y la cantidad de fondos gastados indebidamente que se han recuperado. Algunos países de la UE presentan signos preocupantes de captura del poder judicial por el ámbito político y, en ese contexto, las tasas de acusación ofrecen una imagen engañosa de la lucha interna contra la corrupción en la gestión de los fondos de la UE, que con mayor frecuencia se debe a la corrupción política. Un poder judicial capturado por el partido gobernante se agarrará a todo tipo de lagunas legales para evitar condenar a los políticos corruptos locales y a sus conocidos.

La mayoría de los Estados miembros han prestado poca atención a las recomendaciones de la OLAF, sin reacción en más del 50% de los casos. Los aliados de la buena gestión financiera parecen ser AT-DE-FI-HR-LT-LV-MT-NL-RO-SE-SK-UK. Pero algunos de los buenos seguidores se convierten entonces en malos fiscales, mostrando bajas tasas de casos llevados a juicio:

  • NL 30%
  • EE, FI, LU 0%
  • SK 14%
  • UK 25%

Sorprendentemente, otros EM pueden seguir mal las recomendaciones de la OLAF, pero luego muestran buenas tasas de enjuiciamiento (al menos acusan a las personas sospechosas), como IT 62%, FR 50%, ES 50%.

Mirando esta imagen, el principal interrogante es: ¿podrá el lanzamiento de la Fiscalía Europea podrá revertir estas decepcionantes cifras a partir de 2021?

Suficiente por hoy, tras abordar el número de casos investigados por la OLAF y qué seguimiento nacional reciben, queda pendiente otro post para comentar el daño causado por el fraude al presupuesto de la UE por países en términos absolutos. Pues todos los casos no son comparables en cuanto al perjuicio financiero que ocasionan a la Hacienda Pública de la UE.

Como dicen en Budapest, hamarosan találkozunk!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Escudo Universidad de deusto