Noticias y Eventos

Entradas etiquetadas ‘preguntas’

Pregunta-hobbies-entrevista-trabajo

Dime cuál es tu hobby y te diré qué cualidades ofreces

Cuando ya hemos respondido a preguntas como «¿Por qué deberíamos contratarte?» o «¿Cuáles dirías que son tus puntos débiles y fuertes?», el hecho de que nos pregunten sobre nuestros pasatiempos nos resulta sencillo y una pregunta sin complicaciones. Nada más lejos de la realidad. Si bien parece una pregunta sin mucha importancia, puede aportar más información de la que pensábamos en un principio al entrevistador.

Al tratarse de una entrevista de trabajo, lo que una persona de recursos humanos busca es conocer al candidato y lo bien que éste puede encajar en el puesto de trabajo al que aspira, por lo que todas las preguntas están orientadas a conseguir este propósito. Como afirman en el portal  arteentrevista.com, «nuestras aficiones nos definen y pueden incluso ser un reflejo de cómo nos comportaremos en nuestro entorno laboral«.

En este aspecto, son muy interesantes las claves que presenta Inés Álvarez en Forbes sobre cómo responder a esta cuestión:

  • Es importante pensar en cuál de nuestras aficiones demuestra mejor nuestros puntos fuertes y habilidades. De poco sirve decir que practicamos alguna actividad si ésta no aporta ningún valor a nuestra candidatura.
  • Hay que adecuar la respuesta al puesto al que se postula, también en el caso de nuestras aficiones. Por ello, piensa qué facultades busca el entrevistador y después busca la afición que más se adecúe a ellas.
  • No te inventes que te encanta algo que en realidad no practicas. Como siempre, es importante ser sincero, pero tampoco hay que pasarse con el entusiasmo, aunque se trate de algo que te encanta, porque das la impresión de que tu pasatiempo es tu única prioridad.
  • No te limites a contestar que algo te gusta, explica por qué ya que ahí reside el valor de tu respuesta.
  • Actividades que requieran liderazgo y capacidad de trabajar en equipo siempre son una buena respuesta, ya que son valores que toda empresa busca. Ten en cuenta que aunque las actividades que has llevado a cabo puedan resultar de poco interés, pueden sacar a relucir habilidades muy demandadas por las empresas.

Lynn Taylor, autora de “Tame Your Terrible Office Tyrant: How to Manage Childish Boss Behavior and Thrive in Your Job” declara: “Los entrevistadores, al preguntarte sobre aspectos no laborales, pueden deducir una mayor cantidad de información acerca de tu personalidad, e incluso hacerse una idea sobre lo que podrías aportar en la organización”. Al mismo tiempo, describe la relación entre distintas habilidades que buscan las empresas y diversas actividades:

  • Trabajo en equipo:

    Según Taylor, “Dado que la mayoría de los puestos de trabajo implican un cierto nivel de interacción y apoyo de grupo – y que la tendencia de los trabajos en grupos cruzados ha aumentado en el último tiempo –, cualquier tipo de actividad que hagas en tu tiempo libre que demuestre tu habilidad de trabajo en equipo, como participar en un equipo deportivo o trabajar con un grupo o en un proyecto de voluntariado, sería bien visto por tu eventual jefe o entrevistador¨.

  • Capacidad de liderazgo:

    Sobre este aspecto, la autora explica: “Si lideras un grupo de actividades de dispersión, desde un club de lectura o escalada, a actividades comunitarias o de caridad, eso habla muy bien de tus habilidades de liderar en el lugar de trabajo”. No todos los puestos de trabajo requieren de habilidades de liderazgo o administración, sin embargo, este tipo de actividades permiten trasladar tus ganas de marcar la diferencia al equipo de recursos humanos.

  • Búsqueda de perfeccionar tus habilidades con frecuencia:

    El hecho de haber practicado durante mucho tiempo un hobby o actividad y el haber querido superarse – ya sea relacionada con el arte, música o buscando mejorar tus habilidades de comunicación o investigación –, dan al seleccionador una imagen de perseverancia.

  • Persona integral:

    Para los entrevistadores es importante tener claro que tienes intereses y hobbies variados y que el trabajo no es lo único importante en tu vida. “Es por todos sabidos que si formas parte de comunidades y practicas varios hobbies, es probable que estés mejor preparado para una gama más amplia de experiencias y para lidiar con distintos tipos de personas en el lugar de trabajo”, explica Taylor. Sin embargo, debes tener cuidado con nombrar un listado muy extenso de pasatiempos, ya que esto puede implicar que eres una persona indecisa y que no dedicas el tiempo necesario para cada hobby, o que te estás exigiendo demasiado. Como siempre os decimos, los extremos no son buenos.

  • Capacidad para ponerse metas y cumplirlas:

    A los entrevistadores les gusta ver candidatos que se ponen metas no sólo en el trabajo, sino en sus pasatiempos también. “Por ejemplo, quieren ver que disfrutas el hecho de terminar un proyecto y que tienes ganas de alcanzar ciertas metas en la realización de tus hobbies”. Según Taylor, “El hecho de ponerse metas es esencial en cualquier tipo de trabajo ya que a los entrevistadores les gusta ver que tienes la capacidad de ponerte un propósito y la determinación de alcanzar las metas que te estableces”.

  • Persona apasionada:

    Si es que estás motivado por mejorar en tus pasatiempos y actividades, esto puede mostrar una parte de tu personalidad que los entrevistadores valoran mucho. “Estás demostrando que eres apasionado y que eres capaz de disfrutar lo que haces, ya sea dentro o fuera de la oficina”, como afirma Taylor. Pero, una vez más, cuidado con mostrarse demasiado apasionado ya que puede enviar una señal incorrecta al entrevistador.

  • No distraerse del trabajo:

    Cuidado en caso de que tengas intereses emprendedores.  “Ningún entrevistador quiere tener la percepción de que quieres el trabajo solamente para ganar dinero o experiencia de trabajo hasta poder lanzar tu propio negocio”, comenta Taylor.

Fuente: Forbes, arteentrevista.wordpress.com, accionpreferente.com .

Entradas etiquetadas ‘preguntas’

¿Tú o yo?

¿Por qué deberíamos contratarte?

Es una de las preguntas que más quebraderos de cabeza produce en una entrevista, pero no por ello es imposible de contestar. Aquí os presentamos varios consejos para hacer frente con éxito a esta temida pregunta.

Es importante ir preparado a las entrevistas, si bien es verdad que nunca tendremos al 100% controlada la situación, ya que no podemos saber con total seguridad qué es lo que buscan o qué nos preguntarán las personas del equipo de Recursos Humanos de las empresas. Es verdad que esta pregunta, junto a ¿por qué quieres este trabajo? son de las preguntas más difíciles que se puede encontrar un aspirante en un proceso de selección. En esta ocasión nos centraremos en la primera pregunta, en la cual es importante conocerse a sí mismo para poder desarrollar una respuesta.

Ante todo, no hay que pensar en esta pregunta como una jactancia de nuestra persona, sino como una forma de destacar aquellas características y cualidades tanto personales como profesionales que aportan un plus a nuestra candidatura y que nos permitan ser la persona idónea para ese puesto al que aspiramos. La sinceridad es muy importante en las entrevistas y en esta pregunta no es una excepción. Como aconsejan desde el portal Universia: «además de sincerarse con el entrevistador, hay que sincerarse con uno mismo. Algo te hizo creer que ese empleo era para ti y es justamente ese motivo el que debes revelar a tu entrevistador». La cuestión clave para responder a esta pregunta es a su vez esta otra: ¿Qué puedo aportarle a la empresa?. Para poder responder a esta pregunta, como a muchas otras, es parte indispensable de la preparación para la entrevista informarse sobre la propia empresa, consultando su página web y redes sociales, además de analizar la propia oferta de trabajo, consiguiendo de esta forma más información.

Desde la empresa de Recursos Humanos Adecco mencionan tres aspectos importantes que necesariamente hay que incluir para en nuestra respuesta:

  • Confianza. Es importante para un entrevistador que brindes esa seguridad, pero no hay que confundir esa confianza en uno mismo con soberbia, ya que la segunda demuestra a la persona que tienes en frente que no tienes autocrítica.
  • Liderazgo. Desde Adecco definen la figura del líder como una persona que tiene iniciativa y la capacidad para trabajar de modo independiente pero teniendo en cuenta a los demás. «El liderazgo que buscan los empresarios parte del compañerismo», por lo que hay que diferenciar este término del autoritarismo. Es fundamental «saber trabajar con otros y brindar apoyo y aliento cuando es necesario, pero también tener un criterio independiente y no dejarse llevar sin más por las influencias del entorno».
  • Entusiasmo. La clave es centrarse en ese aporte único que tú puedes brindar y no en la necesidad de ser contratado. Haz hincapié en demostrar tus capacidades. Ten en cuenta que el entrevistador busca saber qué puedes aportar y cómo de beneficioso puedes ser para la empresa. Pero, como puntualiza la empresa de Recursos Humanos Schmitman, «es sumamente importante que nunca digas que deberían contratarte porque necesitas el trabajo o porque realmente lo quieres, ya que da una imagen de desesperación».

Según el portal de empleo PrimerEmpleo, los puntos más importantes a tener en cuenta son:

  • Ofrecer una respuesta acorde a los ideales y objetivos de la empresa en cuestión. Como hemos mencionado anteriormente, es fundamental informarse bien sobre la compañía y el propio puesto al que se aspira antes de acudir a la entrevista, para ofrecer la mejor respuesta posible.
  • Centrarte en qué es lo que puedes ofrecer a la empresa. Aquí entra en juego la marca personal, por lo que es necesario invertir un tiempo a reflexionar sobre los aspectos que te diferencian positivamente y que pueden aportar valor a la compañía.
  • No seas modesto pero tampoco hables mal de nadie. Limítate a hablar de tus habilidades y virtudes de manera natural y, aunque en la empresa anterior no hayas estado a gusto, nunca hables mal ni de la empresa ni de compañeros o jefes, ya que lo único que conseguirías es dar una terrible impresión.

En conclusión, el equilibrio es la clave: hay que ser sincero pero sin pasarse, especialmente en lo que a aspectos negativos se refiere, la investigación y reflexión previas a la entrevista son necesarias y sobre todo, piensa que si te han llamado para la entrevista personal será porque han visto algo en tu perfil que les interesa.

Fuentes: Adecco, Primer Empleo, Schmitman Human Resources, Universia.

Archivos

Escudo Universidad de deusto