La Primavera nos ha traído una lluvia de declaraciones sobre la segura recuperación de la economía en 2014. El Gobierno, el Consejo Empresarial para la Competitividad, Funcas… La Caixa se ha tirado a la piscina y dice que no sólo la economía crecerá un poquito, sino que también se creará empleo. Y el Presidente de Iberdrola, dice que la recuperación la veremos el último trimestre del año.

Tanto consenso resultaría sospechoso, y por eso The Economist les ha llevado la contraria, y el BBVA dice que tampoco ve tan clara la recuperación.

A mí me parece más coherente esto último, sobre todo después del último dato del Manufacturing PMI en Europa que acaba de salir (ya sabes, el que anticipa los siguientes meses).

Markit PMI Apr-4

Francia es el país que registra la caída más pronunciada de las cuatro economías más grandes de la Zona Euro, mientras su actividad total ha disminuido al ritmo más rápido en cuatro años. España e Italia, por su parte, han notado de nuevo “fuertes contracciones”, según el informe. Alemania se salva, pero su economía se va parando… Y esto no son previsiones, son datos que dan los directores de compra de las empresas…

Uno va llegando a la conclusión de que los titulares de recuperación son más bien consignas orientadas a impulsar la confianza de los consumidores. Con estos buenos pronósticos, a uno le entran ganas de gastar sin duelo ¿verdad? Y si no tienes confianza en los pronósticos, siempre te queda la didáctica Chipre, en la que te explican que a los que ahorran mucho les acaban quitando sus depósitos para rescatar a los bancos malos.

Claro que en Chipre los ahorradores eran todos rusos mafiosos. Aquí en España, por el contrario, no hay mafiosos que hayan venido porque les dábamos la nacionalidad si se compraban una cas… Oh, wait!

Así que ya sabes, tú gasta todo lo que puedas. En I+D no hace falta, que acaba de salir el Panel de Indicadores de Innovación Europeo, y España sigue avanzando con decisión hacia las posiciones de cola.

Ah, que no lo has visto en las noticias. Pero te acuerdas de él ¿no? Antes, cuando lo de la innovación era importante.

Innovation Union

La Comisaria europea de Investigación, Innovación y Ciencia, Máire Geoghegan-Quinn no se ha enterado y ha dicho “La innovación debe ocupar ahora un lugar central en todas las agendas políticas de los Estados miembros“. Yo creo que, como lo ha dicho en inglés, no nos hemos acabado de enterar. Lástima.

Cuando me llaman de los sitios para dar charlas y me dicen: “Ven y cuenta ese rollo optimista tuyo, que la gente necesita animarse”, yo siempre explico: No soy optimista, sino que tengo esperanza, que es bien distinto.

Y mi esperanza no fluctúa con las previsiones macroeconómicas de los servicios de estudios. No creo en ellas, igual que no creo que las instituciones vayan a ser capaces de impulsar las verdaderas reformas que necesitamos. No pueden. No hasta que toda la sociedad les ayude.

Por eso mi esperanza viene de las verdaderas reformas que están viniendo, ya, ahora, en muchas personas. En nuestras cabezas estamos cambiando las ideas, y en nuestro corazón estamos cambiando las emociones, y empezamos a cambiar nuestras acciones. Estamos cambiando, yo lo estoy haciendo, y supongo que tú también ¿verdad?

Vamos. Sigue cambiando. Cambia rápido. Cambia con sentido.
La tempestad va a ser larga esta vez, pero aprenderemos a navegarla.
La tormenta pasará, y nosotros quedaremos.
Habremos cambiado, seremos mejores. Por eso, ten esperanza.

.

Bonus Track

Si no acabas de estar convencido, puedes leer también el magnífico post que ha publicado Xavier Ferràs Hernàndez en su blog, “Cuando la Ciencia no es suficiente“, acerca del Panel de Indicadores de Innovación Europeo. Suscribo 100%.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!