Oliver Blanchard, el Economista Jefe del Fondo Monetario Internacional, deja su puesto este mes, y se despide con una interesante entrevista “Blanchard: Una mirada al futuro y al pasado. A este joven le debemos las pol√≠ticas de austeridad, aunque tambi√©n la honestidad de reconocer que se hab√≠a equivocado…

blanchard1462015Cuando le preguntan por lo que le inquieta a largo plazo, responde con una claridad meridiana:
“Es muy posible que nos encontremos en un per√≠odo caracterizado por un bajo aumento de la productividad. Puede que nos encontremos en un per√≠odo de debilidad estructural de la demanda, que requerir√° tasas de inter√©s muy bajas. Y una baja tasa de crecimiento sumada a una desigualdad creciente no solo es moralmente inaceptable, sino tambi√©n sumamente peligrosa en t√©rminos pol√≠ticos.”

Os lo traduzco en tres ecuaciones:
– “Crecimiento lento + Desigualdad creciente = Insatisfacci√≥n Social”
– “Insatisfacci√≥n Social + Cortoplacismo pol√≠tico = Pol√≠ticas Populistas”
– “Pol√≠ticas populistas = Crecimiento todav√≠a m√°s lento”
… y vuelves a la primera ecuaci√≥n, en un ciclo que sigue hasta que tu pa√≠s se va a la mierda.

Blanchard no explica si le preocupa m√°s que sea “moralmente inaceptable”, o que sea “peligrosa en t√©rminos pol√≠ticos”. As√≠ nos va con la crisis de refugiados. Nos preocupa m√°s hacer equilibrios pol√≠ticos que abordar un desastre humanitario insoportable en t√©rminos morales.

Blanchard también plantea lo que para él es la solución:
“Al evaluar las pol√≠ticas, no podemos concentrarnos en el corto plazo; tenemos que mirar a m√°s largo plazo.”

M√°s largo plazo en las pol√≠ticas, muy de acuero. Pero yo a√Īadir√≠a, querido Oliver, elevar el list√≥n √©tico de nuestra sociedad, de nuestras personas. Porque una cosa va con la otra. El largo plazo nace de la solidaridad, del compromiso con los dem√°s, y con los que vendr√°n despu√©s. Cuando un barco hace aguas, los hay que corren a buscar un salvavidas al grito de “s√°lvese quien pueda”, y los hay que se lanzan a tratar de cerrar la v√≠a de agua para salvar a todos. Y no es lo mismo una cosa y la otra. Las personas, como siempre, son las que pueden marcar la diferencia.

No podemos seguir diciendo a la sociedad lo que quiere oir, ni distraerla con debates que no van a ninguna parte. Tenemos que empezar a explicar a las personas que los políticos no pueden resolverlo todo, y que ha llegado el momento del esfuerzo colectivo, de exigirnos porque sin ese esfuerzo y esa exigencia nos quedaremos atrás.

Me ha preocupado, todav√≠a me preocupa el quedarnos atr√°s en la carrera de la prosperidad. Crear las condiciones para que se cree la riqueza en nuestro Pa√≠s, que si solo nos ocupamos de repartirla acabaremos en las ecuaciones de Blanchard. Apostar a largo plazo por nuestra industria, y por nuestras infraestructuras de conocimiento (en Agosto se ha creado otro Advance Manufacturing Institute en USA. Aqu√≠, no…).

Aunque lo que me preocupa cada vez m√°s, es quedarnos atr√°s en la carrera de la solidaridad. Me preocupar√≠a estar, como persona y como pa√≠s, en el grupo de los que buscan el salvavidas. No vale con llorar o indignarse cuando vemos al ni√Īo ahogado en la playa, hay que lanzarse a la v√≠a de agua que tiene Europa, que tiene Espa√Īa, que tenemos en Euskadi.

¬ŅNo sabes c√≥mo empezar? En unas semanas, el 1 de Octubre por la tarde vamos a presentar en Deusto un proyecto¬†impulsado por Alboan que habla de empresa y de un futuro mejor. Un proyecto en el que tengo una gran ilusi√≥n.

Ven, y conversamos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!