La Inteligencia Artificial se ha puesto muy de moda. Ha pasado con otros avances de la ciencia y la tecnología, y seguirá pasando (ya te hablé de ese libro tan divertido “The tipping point” de Malcolm Gladwell, que analiza los motivos por lo que hay temas que se hacen virales en un momento determinado). Te dejo algunos botones de muestra, todos ellos de esta misma semana…

De todo ello me quedo con un dato que me hace pensar. Preguntados en una encuesta, los directivos destacan al alza la importancia de las habilidades asociadas a entender a las máquinas, en detrimento de las habilidades asociadas a entender a las personas.

people-skills-vs-machine-skills

Yo mismo en mi post de hace dos semanas os dejaba el mismo mensaje, que había que dirigir a los jóvenes hacia este conocimiento de las nuevas tecnologías para prepararles para el mundo que viene…

He pensado más en ello en estos últimos días, y creo que tenía razón @juleniturbe en sus reflexiones de no olvidar lo que nos hace más humanos. A la larga, las máquinas harán las cosas de máquinas, y los humanos nos quedaremos con las cosas de humanos.

Aunque la pregunta ¿qué nos hace humanos? se va complicando con el progreso de la inteligencia artificial. Nos obliga a cavar más profundo en el sentido de nuestra existencia. Ya sabes que os japoneses tienen un término “ikigai”, que podría traducirse como “razón de ser”. Dejo los mandos a Wikipedia:

Todo el mundo, de acuerdo con la cultura japonesa, tiene un ikigai. Encontrarlo requiere de una búsqueda en uno mismo, profunda y a menudo prolongada. Esta búsqueda es considerada de mucha importancia, ya que se cree que el descubrimiento del propio ikigai trae satisfacción y sentido de la vida.

Al final, va a resultar que necesitamos recuperar el sentido de la trascendencia, para sobrevivir en este siglo de robots… (parece además que el ikigai ayuda también a vivir más años, y con mejor salud)

Así que corrijo mi consejo sobre orientar a los jóvenes a que aprendan el idioma de los robots, y lo amplío a que se hagan políglotas. Ya explicaba Carlos I que había que escoger los idiomas, en función de las diferentes conversaciones (aunque como cada uno cuenta la cita de diferente manera, no es fácil aclararse…).

Así que elijo quedarme con la cita del Rey Salomón, famoso por su sabiduría y que dijo aquello de “no hay nada nuevo bajo el sol…

“Nunca digas: ¿Cuál es la causa de que los tiempos pasados fueron mejores que estos? Porque nunca de esto preguntarás con sabiduría.
Buena es la ciencia con herencia, y provechosa para los que ven el sol.
Porque escudo es la ciencia, mas la sabiduría excede, en que da vida a sus poseedores.”

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
The following two tabs change content below.
Avatar
Thought & Made in Euskadi / Pensar y Hacer Euskadi / Euskadin Pentsatu eta Egina.
Avatar

Latest posts by Guillermo Dorronsoro (see all)