Atención integrada a la cronicidad: aprendiendo de los top performers

El discurso de la integración asistencial muestra algunos signos de agotamiento. La replicación efectiva de las buenas prácticas en contextos diversos presenta barreras importantes. Desde Deusto Business School Health, queremos contribuir con algunas claves que puedan iluminarnos en ese reto de implementar lo que funciona en organizaciones diversas. Para ello, estamos trabajando con un análisis comparativo de casos mediante el enfoque de desviación positiva, adaptado para su uso en sanidad. Este enfoque asume que el conocimiento sobre «lo que funciona» está disponible en las organizaciones existentes que demuestran un desempeño consistentemente excepcional. “Lo que funciona” en nuestro caso es el logro de resultados excepcionales en alguna métrica de atención integrada.

Este enfoque es particularmente apropiado en situaciones donde las organizaciones pueden clasificarse de forma confiable a partir de medidas de desempeño válidas y donde existe una variación natural sustancial en el desempeño dentro de un sector. En este caso hemos seleccionado las hospitalizaciones evitables a pacientes crónicos o frágiles como métrica de atención integrada aceptada en la literatura y que además presenta una elevada variabilidad que es objeto de estudio a través del Atlas de variaciones en la práctica médica del Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud.

Después de analizar el ranking que genera el Atlas (que, por cierto, presenta algunas sorpresas) estamos estudiando esas organizaciones en profundidad utilizando métodos cualitativos para identificar o generar hipótesis sobre prácticas que permiten a las organizaciones lograr este desempeño superior. Las hospitalizaciones evitables han sido definidas como eventos Triple Fallo (Triple Fail) por Geraint Lewis (Lewis G et al, 2013), es decir como un resultado de la atención sanitaria que simultáneamente supone tres fracasos: son costosos, representan un resultado subóptimo en términos de salud, y suponen una mala experiencia del paciente. Es decir son el reverso de la Triple Meta (Triple Aim) aspiracional de los sistemas de salud propuesta por Berwick y colaboradores.