El reto de la atención integrada a las personas con diabetes y multimorbilidad

“La elevada prevalencia e incidencia de la Diabetes Mellitus tipo 2 (DM2) en España convierte su prevención y control en uno de los retos más importantes de salud pública”.

Esta es una de las principales ideas del I Seminario sobre “DM2 y Multimorbilidad: el reto hacia una atención integrada” que tuvo lugar en el campus de Bilbao de la Universidad de Deusto, los días 9 y 10 de noviembre de 2018.
Con el objetivo de contribuir al avance de nuevas líneas de trabajo de colaboración entre profesionales que apoyen una atención y cuidados de valor a las personas con DM2, pluripatología, edad avanzada y necesidades complejas, un grupo de cincuenta profesionales, principalmente de Atención Primaria, participó en este primer Seminario.La formación contó con la colaboración de Boehringer Ingelheim.

En España, la prevalencia de DM2 se estima en un 13,8%, con un 6% de población sin diagnosticar. Y el problema se agudiza con la alta prevalencia de multimorbilidad entre las personas que padecen DM2, estimándose en un 87,6% y un 92% en el caso de los hombres y las mujeres, respectivamente. En consecuencia, los costes derivados de la atención a la población con DM2 se convierte en una de las principales partidas presupuestarias que deben asumir los sistemas sanitarios públicos, que se estima en torno al 13% del total.

Ante esta situación, se hace necesario innovar con modelos de atención integrados y centrados en el paciente que den soporte a las necesidades de este grupo de población, desde la atención y cuidados holísticos y coordinación multidisciplinar entre los distintos profesionales que los atienden, evitando visiones fragmentadas.

El primer día contó con la presencia de la doctora Nekane Murga que junto con Roberto Nuño, director del área de salud de la DBS, inauguraron el Seminario.
La presentación principal corrió a cargo de Cristina Ibarrola, jefa del servicio de efectividad y seguridad asistencial de Osasunbidea, quien presentó el estado de situación de la DM2 y pluripatología en las Comunidades Autónomas del norte de España.
El día terminó con una mesa redonda en la que participaron profesionales y representantes del área de la gestión, medicina, enfermería y asociaciones de pacientes, para debatir acerca de los desafíos a los que se enfrentan en la gestión, cuidado y manejo de las personas con DM2, edad avanzada y enfermedades crónicas complejas. Hubo ocasión de escuchar a Jorge Navarro, Director Médico del Departamento de Salud Valencia-Clínico-Malvarrosa; Alicia Cortazar, médico adjunto del Servicio de Endocrinología y nutrición del Hospital Universitario Cruces; Itziar Landajo, enfermera del Servicio de Endocrinología de la OSI Barrualde-Galdakao; y Andoni Lorenzo, presidente de la Federación Española de Diabéticos.
El público participó en la reflexión posterior que generó debate, donde se destacó la importancia de los distintos agentes más allá del sistema sanitario en el cuidado de estas personas, o el valor de centrar la atención alrededor de las necesidades del propio paciente y su entorno.
El sábado 10 de noviembre, segundo día del seminario, comenzó con la presentación de José Joaquín Mira, Catedrático en Psicología de la Universidad Miguel Hernández para hablar sobre el uso de indicadores de evaluación y seguimiento en Diabetes tipo 2, su idoneidad y utilidad para mejorar la asistencia y la gestión.
Cuatro presentaciones a cargo de médicos especialistas en medicina familiar, endocrinología, cardiología y nefrología, expertas en tratar a este tipo de pacientes complejos completaron la agenda. A través de sus ponencias, las Dras Igotz Aranbarri, Médico de Familia del C.S. Arrasate; Estíbaliz Ugarte del Servicio de Endocrinología del Hospital Basurto; Gema Fernández del Servicio de Nefrología del Hospital Marqués de Valdecilla, y Juana Umaran del Servicio de Cardiología del Hospital de Galdakao, acercaron la realidad de la práctica clínica diaria al aula y hubo ocasión de intercambiar conocimiento y opiniones sobre el camino a dibujar en la mejora de la calidad de los cuidados a los pacientes diabéticos.