Archivo por meses: abril 2015

¡TODO SEA POR VIAJAR!

Seguro que hemos vivido experiencias durante nuestros viajes que al contarlas al regresar, han llevado a muchos a decirnos: “con lo que bien que se está en casa, ir a pasar penurias por ahí…”, mientras nosotros pensábamos para nuestros adentros lo bien que lo pasamos y las mil y una aventuras que vivimos y que jamás olvidaremos. Asique,  en esta ocasión vamos a lanzar una lista de las supuestas incomodidades y locuras que “sufrimos” los viajeros.

  • El vuelo

El primer supuesto suplicio al iniciar un viaje, se da ya en el propio aeropuerto. A menudo, después de hacer unos cuantos kilómetros para llegar hasta él, si tenemos que facturar maletas o no hemos hecho el checking on-line, debemos soportar colas tremendas en las que nos encontramos con gente detrás de ti que tiene la impetuosa necesidad de avanzar 30cm lo más rápido posible aunque eso signifique robarte tu espacio vital y darte en los talones con las ruedas del carrito. O gente con mil ochocientas maletas y con problemas en su billete delante de ti.

Imagen: The Wall Street Journal (lunes, 17 de junio de 2013)

Una vez hecho esto debemos pasar el control policial, ahí nos registran como si fuéramos delincuentes, nos hacen ponernos casi desnudos, vaciar nuestros bolsillos y bolsos; y aún así casi siempre nos toquetean, ya que rara vez no pita el control de metales (quizás comemos demasiado hierro…) Nos obligan a dejar nuestros botellines de agua y a comprarlos en el interior a precio de whisky escocés.

A veces recorremos medio mundo, con escalas eternas para poder abaratar el precio del vuelo, ya que sino, muy posiblemente jamás podríamos volar a donde lo estamos haciendo. Y un viaje de supuestamente 10 horas se convierte en otro de 35 (o más). Vuelos de 10, 12 o muchas más horas, por supuesto en asientos turistas, donde soportamos ronquidos del vecino, efluvios de nadie sabe quién,  patadas del dulce y repelente niño (o a veces no tan niño) que tenemos detrás, entre otras tantas lindezas que suelen ocurrir en el maravilloso mundo de los asientos de la clase turista. Está claro, que estos pasos los evitaríamos si fuéramos ricos y pudiésemos volar en primera clase y en vuelo directo.

Imagen: http://canalviajes.com/durmiendo-en-aeropuertos/

  • Dormir

Compartimos habitación con todo tipo de bichos, insectos, animalejos, así como elementos varios de lo más variopinto.

Camping.JPG

Fotografía: Parque Nacional Natural Tayrona (Magdalena, Colombia)

¿Quién no ha compartido habitación en un hostal con los personajes más peculiares, soportando ronquidos, sonidos varios y las más inverosímiles situaciones…? Eso cuando no nos toca dormir al raso o tirados en un aeropuerto.

Imagen: Extracto de la película Blade Runner

  • Trayectos internos

Aguantamos interminables trayectos en bus, tren o coches de 8 ó 10 horas (o incluso días)  para recorrer tan sólo 200 km. Muchas veces de pie o haciendo un tetris imposible para poder sentarse. Trayectos con chóferes suicidas y carreteras de mala muerte infernales llenas de curvas y con precipicios al lado y lado de la vía, donde te cruzas con autobuses o coches kamikazes, viandantes, vacas, búfalos y todos los seres vivos posibles que habitan el lugar.

Fotografía: Chiva (Medellín, Colombia)

Nuestra sed de aventura, a veces nos hace pasar por situaciones que rozan el peligro -o directamente lo tocan a fondo-, sin ser conscientes que meses después recordaremos que nos libramos de una buena…

Soportamos picaduras de mosquitos y la sombra de enfermedades como el dengue o la malaria. Nos tiramos días y días con un “no, thank you” como parte del vocabulario básico, para sortear a los taxistas, vendedores del mejor souvenir y buscavidas varios (totalmente comprensibles, por otro lado). Comemos cosas de lo más sospechosas que a menudo no sabemos ni que son, o nos saltamos las normas básicas de sanidad  por probar ese sabroso bocado que venden en un puesto callejero y que hace las delicias de los locales. O simplemente no comemos en todo el día porque no hay donde hacerlo.

Y la lista podría alargarse hasta el infinito y mucho más. Pero… ¿qué son todas estas situaciones, sino minucias? Cuando las comparamos con las sonrisas de los que nos cruzamos por el camino; los paisajes más inimaginablemente bellos que pisamos; los monumentos más espectaculares que la mano del hombre ha logrado construir; los momentos más mágicos que jamás hayamos vivido;  o los manjares más deliciosos que jamás hayamos probado… compensan con creces todas estas pequeñas incomodidades. Que por otro lado no son nada comparadas con las que tuvieron que soportar los grandes viajeros de años atrás.

A pesar de todo, ¡viajar, merece la pena una y mil veces!

 

En el ecuador

Hoy lunes 30 de marzo, nos encontramos en el ecuador de la asignatura, ya han pasado siete semanas desde que emprendimos este viaje juntos, por lo que es necesario reflexionar acerca de nuestra actividad durante estos meses.

Para ello Asier, nos propone un cuestionario de evaluación de la asignatura, y nos pide que nos reunamos en grupo y revisemos el mismo, proponiendo sugerencias o nuevas aportaciones para que pueda ser más completo y abarque todos los campos.

flipboard

A continuación, tratamos el manejo de la herramienta de Flipboard, aclarando algunas dudas que se nos han presentado (¿Cómo añadir un artículo ?, ¿Se puede compartir directamente en otros espacios como Digo?, si se puede, se selecciona el espacio en el que lo que queremos compartir y una vez hecho esto ya se produce de manera automática y aparece en el espacio preseleccionado.

Para finalizar la sesión,  nos recuerda que mañana nos van a visitar los autores de educablog, por lo que tenemos que formular con nuestro grupo las preguntas que nos gustaría hacerles y enviarlas por la aplicación de Whatsapp para que queden recogidas.

Hoy 31 de Marzo hemos realizado una evaluación de manera gráfica

20150331115800 (1) En ella valoramos del 1 al 5, siendo estos dos números extremos opuestos de cada una de las paredes de la clase, por la cual nos debíamos ir moviendo según la valoración que le diésemos, nuestro rendimiento, aprendizaje, conocimientos…. Finalizando con una valoración personal de cada alumno para la mejora de la asignatura. Las ideas recogidas fueron:

  • Aprender a desconectar, no utilizar el whatsapp los fines de semana. 
  • La necesidad de canalizar todo lo aprendido en un objetivo.
  • Sesiones completas o tiempos en clase para resolver dudas que nos puedan surgir de las diversas herramientas, para así fomentar el aprendizaje colaborativo.
  • Llevar los ordenadores a clase para poder seguir in situ las explicaciones de las diversas herramientas.

Después tuvimos la visita de dos de los componentes de Educablog, Raúl y Asier, con motivo de su nuevo libro «Edusohistorias: un viaje por la educación social». En la que estuvieron dispuestos en todo momento a escucharnos, responder nuestras preguntas y darnos ánimos para continuar en esta labor.

Nos hablaron de sus inicios y la importancia que las redes sociales tuvieron en sus vidas para llegar a todos los rincones de España y servir como desahogo de las personas que lo precisaban. Además  de mostrarnos con anécdotas que las redes sociales son un  camino para hacer intervención en la actualidad.

20150331115800

Puesto que estamos en el ecuador y nos queda mucho por construir juntos, nos pareció interesante hacer un pequeño recorrido durante las 7 semanas que llevamos compartiendo madrugones, para que miremos atrás para coger impulso y continuar aprendiendo y creando durante las siguientes que nos quedan. Felices vacaciones.

Captura de pantalla (3)

 

http://es.padlet.com/aida_g/GizasareUD