LA AVENTURA DE VIAJAR SOLO…

Todas las personas deberían viajar en solitario. Cuando viajamos acompañados lo estamos haciendo dentro de una burbuja cerrada que nos impide mezclarnos con los demás y conocer realmente el entorno. ¡¡Vivan los viajes libres!!

MOXX

Que difícil nos resulta creer que viajando sin compañía es difícil quedarse solo! Algo crece en tu interior. Te reencuentras y te redescubres a ti mismo. Todos tus “yos” te acompañan. No te queda más remedio que abrirte, es la ley de la supervivencia. Viajando puedes conocer a gente con la cual se puede llegar a generar un vínculo de unión más fuerte que el que tenemos con nuestros entorno habitual, ¿alguna vez os ha pasado?

Es el poder y la magia del viajar en solitario.

Alberto-Myanmar-seguro-de-viaje-mochileros

Vanesa Matesanz (2014) reconoce 7 beneficios del viaje en solitario:

1. Sientes la libertad
2. Conoces gente nueva
3. Puedes enamorarte más fácilmente
4. Descansas como nunca
5. Olvidas los problemas rutinarios
6. Superas miedo e inseguridades
7. Te conoces a ti mismo

Y es que, hay muchos tipo de viajes, ¿tú cuántos conoces?

Se me ocurren: de negocios, en solitario, familiares, en pareja, con amigos, de relax, de turismo, culturales, por compromiso, de viaje de estudios, de luna de miel…

Tenemos que ser valientes e incluir en nuestra vida un viaje en solitario porque te puede mejorar la vida.

MOC

Ya existen en internet páginas para estos atrevidos…

www.yporquenosolo.com
www.pasaporte3.com/viajarsolo.php
www.viajarsolo.com/
www.atrevetesolo.com/

¿Te atreves?
Si ya los has hecho, ¡¡Cuéntanos tu experiencia!!

3 pensamientos en “LA AVENTURA DE VIAJAR SOLO…

  1. Musica

    Viajar solo es tremendo!
    Siempre tienes la opción de elegir: de elegir seguir solo o juntarte con otras personas, de ir aquí o allá, de dormir poco, mucho o nada, de parar o seguir andando, de improvisar y dejarte llevar. En fin, de disfrutar de la agradable sensación de ser dueño de tu destino.

    Viajar en pareja o grupo es genial, pero siempre corres el riesgo de cerrarte y habituarte a la seguridad de lo conocido, y acabas perdiéndote muchas otras cosas (¡ojo!, no digo mejor ni peor, tan solo diferente).

    De entre mis pocas experiencias de viaje en solitario, el Camino de Santiago es una de las más bonitas. Suelen recomendar hacerlo solo, y sin duda merece la pena! Desde luego, “solo” es un decir, porque te encuentras con cientos de personas interesantes. Ahí cada uno decide si acercarse u optar por la vía del “llanero solitario”, aunque la interacción con los demás peregrinos es inevitable. Todo ello sumado a la libertad que otorga el sentir que todo lo necesario cabe en una mochila convierte la experiencia en algo inolvidable.

    Eso sí, si tuviera que añadir algún ingrediente al viajar solo, sería que el viaje tuviera algún sentido. Es decir, no deambular sin rumbo ni objetivo, sino tener un propósito que multiplique el disfrute. Y a partir de ahí, ir abierto cualquier cosa, y con ganas de aprender y disfrutar!

    P.D: Viajando solo, los miedos y vergüenzas se quedan en casa. Probablemente al volver algo de esto habrá desaparecido :)

    Ibai

    Responder
  2. Pingback: Más blogs de viajes para planear tus vacaciones - Pantea Group

  3. Daniela

    Artículo muy interesante! He viajado solo por América Latina y al principio la verdad tenía un poco miedo. Pero he encontrado personas increíbles y ésta experiencia ha sido una de las mejores de mi vida. Se los recomiendo.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *