Las herramientas del futuro para la Educación Social

Este lunes 15 de abril, tuvimos la última sesión de la asignatura ‘Internet, Redes Sociales, Educación e Innovación Social’ antes de las vacaciones de Semana Santa. Esta clase se dividió en dos partes. Por un lado, una charla en clase sobre la reflexión de la evaluación de los proyectos y posibles herramientas de futuro, y, por otro lado, la visita al FABLAB de la Universidad de Deusto.

Durante la sesión en clase, el profesor Asier Gallastegi nos habló sobre las interacciones y el futuro. “Pensamos que por decir algo a las personas como, por ejemplo, deja de fumar, van a hacerlo y no es así”, destacó. Lo cierto es que según vamos viviendo, tenemos nuestro propio aprendizaje. Si hacemos algo y funciona, lo repetimos incluso aunque sea algo disfuncional. No es tan fácil convencer a alguien de que cambie sus rutinas o manera de vivir porque son parte de su identidad y esto forma un equilibrio. Precisamente, sobre este asunto de equilibrios y desequilibrios habla la autora Virginia Satir.

dav

Cuando recibimos una información muy grande, nueva y que dice algo sobre mí que no conocía, tengo dos opciones: Puedo obviar la información y seguir viviendo como hasta ahora o dejo que entre la información en mi cabeza, lo que supone un riesgo y puedo entrar en crisis. ¿Por qué existe ese riesgo? Porque no puedo seguir viviendo como hasta ahora.  Tengo que cuestionarme y que esa información nueva pueda dialogar con la anterior construyendo una identidad nueva, es decir, puedo llegar a un equilibrio. De hecho, según voy incorporando información nueva e impacta en mí, mi mapa se hace más funcional y más grande. Sin embargo, no es tan fácil aceptar esa información nueva. Incluso llegando a acudir a un profesional para poder aceptarlo, se viven momentos de tensión. No nos entregamos al cambio tan fácilmente.Por ello, es importante leer, aprender y tener teorías, sobre todo, cuando nos colocamos en la dimensión digital. Nuestro compromiso con esta herramienta es saber hasta dónde podemos llegar. En resumen, en todos los aspectos nos encontramos con límites y nos vamos adaptando haciendo planteamientos con las herramientas de las que disponemos.

Algunas de esas herramientas podrían ser las redes sociales, pero hay que tener claro el objetivo por el cual las vamos a utilizar. Como es el caso de ‘Goratu’, un proyecto que implementa un sistema de formación sobre la discapacidad intelectual y de sensibilización hacia la realidad de este colectivo, liderado e impartido por personas con discapacidad intelectual, tanto en modalidad presencial como virtual.

gorabide_8886_11

 

 

Aunque no sean profesionales, tienen otras capacidades y “saberes” que se pueden poner al servicio del trabajo. Además, existen potenciales claros en esta dimensión que se pueden utilizar. En el caso de las redes sociales, para que funcione, tiene tenemos que crear una interfaz intuitiva y hay que trabajar con lógica para poder hacer diseños que nos puedan ayudar a expresarnos. Por ejemplo, cuando pensamos en proyectos como la ludopatía o drogodependencias, donde hay perfiles en las redes que podemos seguir, hay que sacar partido a esos perfiles para que la gente comparta sus dolores o pensamientos y también confíe en compartir sus cosas. Esto es lo que hizo la periodista Jennifer Preston en el  New York Times. Creó un widget con la colaboración de algunas personas destacadas por sus comentarios y cobertura sobre la Super Bowl en las redes sociales para que, todo el que quisiese utilizar el widget, estuviese informado sobre todo lo que ocurría.

En Euskadi, por un lado, funcionó bien también cuando el Consejero de Sanidad socialista, Rafael Bengoa, promocionó una campaña sobre la Esclerosis Múltiple en las redes sociales y, por otra parte, en Gipuzkoa, generaron una red propia dirigida a los Gaztegunes para que se relacionaran entre ellos.

Para que iniciativas como estas funcionen, tenemos que tener claro a quién queremos llegar y por qué canal (Facebook, Twitter, Instagram, etc.). Muchos educadores sociales deciden utilizar Instagram porque saben que “la chavalería” se mueve, sobre todo, por esa red social y utilizan hashtags cortos y descriptivos para que sea fácil encontrar sus publicaciones sobre un tema en concreto. Todo esto es fundamental y cada vez es más importante saber moverse por “estos mundos”. Sin embargo, sí que es cierto que para algunos es más fácil que para otros. En nuestro caso, que somos nativos digitales, es más sencillo. Cuanto más jóvenes, más capaces de poder estar atentos a lo que se mueve tanto a nivel analógico como a nivel digital.

36583-debate-ninos-tecnologia

 

 

 

 

 

 

 

El futuro ya está aquí

Durante la sesión, pudimos observar cómo funcionaban varios dispositivos digitales que hasta hace bien poco éramos incapaces de pensar que pudiesen existir (excepto en las películas futuristas).

dav

  • Altavoz inteligente Alexa de Amazon. Solo necesita wifi y, a través de una aplicación, el usuario puede configurarlo y pedirle que realice las tareas por él. Un gran avance, pero si no sabemos utilizarlo puede llegar a ser peligroso porque Alexa, aunque esté apagado, nos escucha siempre, incluídas las conversaciones privadas de la casas y toda esa información puede ser utilizada, a día de hoy, para bombardearnos con ofertas de compra, etc. Tenemos que ser conscientes de que venimos de una cultura de intimidad que, poco a poco, estamos perdiendo.

Nos cuestionamos una pregunta porque ese tipo de tecnología tienen voz y nombre de mujer. Por ello, estuve investigando y encontré este articulo que hablan por el motivo.

Voz y Nombre de Mujer

  • Pulsera Fitbit. Una pulsera con la que continuamente mostramos nuestros datos y la localización. En todo momento saben dónde nos encontramos y esto podría llegar a ser peligroso.

01_29_2

 


Peligros de la pulsera Fitbit

  • Realidad virtual. Ya sea con unas gafas o con una tablet con la que podemos hacer que un dibujo recobre vida. De hecho, en clase realizamos un ejercicio en el que teníamos que pintar un dibujo y, después, en la pantalla de la tablet parecía que tenía vida.

Ejemplos de experiencias.

Gafas de realidad virtual para quitar fobias

Gafas de realidad virtual película (Historia de cruzar la frontera de México a EEUU)

Ejemplo en clase

dav

  • Impresora 3D. Una máquina capaz de realizar réplicas de diseños en 3D, creando piezas o maquetas volumétricas a partir de un diseño hecho por ordenador, descargado de Internet o recogido a partir de un escáner 3ºD. Surgen con la idea de convertir archivos de 2ºD en prototipos reales a 3ºD. Comúnmente se ha utilizado en la prefabricado de piezas o componentes, en sectores como la arquitectura y el diseño industrial. En la actualidad se está extendiendo en diferentes ámbitos como en el educativo y social para la fabricación de todo tipo de objetos

dig

Precisamente, en la última parte de la sesión, fuimos a visitar Deusto Fablab de la Universidad. Un laboratorio de fabricación digital formado por un conjunto de impresoras 3D y otras tecnologías de prototipado. Actualmente, solo hay uno en Euskadi y, pertenece a la red mundial de más 660 laboratorios. Es un centro de creatividad, innovación y desarrollo para el diseño de nuevos productos, servicios y experiencias. Además, podría ser una herramienta para la Educación Social. 

dav

dig

Ejemplo para la Innovación social

dav

Os animo a que vayáis ha visitar el FabLab de la Universidad de Deusto.

¿Estas herramientas podrían ser el futuro de los Educadores Sociales en sus intervenciones?.

 

Aroia Carrillo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *