Archivo de la etiqueta: procesos de cambio

Temporada 7, Capítulo 10: Work in progress.

Edusionades: la ilusión como herramienta educativa y social.

Tras mes y medio confinados, pero a un mes de cerrar un curso -y muchas de nosotras la etapa de grado- nuestros cuerpos lo van notando: altibajos emocionales, dificultades y perezas en el hacer, añoranza del contacto físico, y presiones por cumplir expectativas personales y sociales -entre otros-. Por eso, me parece importante recordar la llamada que hacemos desde los inicios de la asignatura al (auto)cuidado. Y a cerrarle la puerta a la “infoxicación” y al discurso del miedo y desde la rabia como excusa para el control y limitación injustificada de nuestras libertades:

Viñeta compartida por Asier a través de ZOOM.

Valiéndonos del revuelo ocasionado tras la salida de lxs niñxs y sus acompañantes a las calles, introducíamos con reflexiones en esta línea la clase del 27 de abril. Una clase en la que nos hemos metido de lleno en el diseño y ejecución del proyecto colectivo de aula en el que nos embarcamos la semana pasada. Así, hoy hemos comentado diferentes metodologías de procesos co-creativos, hemos definido el objetivo, hemos concretado las herramientas y los canales de ejecución y hemos fijado y distribuido tareas (no responsabilidades, que responde a un elemento compartido). Sigue leyendo si quieres conocer más en profundidad la deriva que han seguido las tres horas de trabajo que hemos dedicado y cómo hemos llegado al punto en el que estamos.

Entrando en antecedentes.

Si recordáis, la semana pasada, entre otras cosas, visualizamos diversos vídeos relativos a proyectos de co-creación con dinámicas dialógicas y de trabajo en grupo y documentamos claves procesuales en tres fases -recogidas de la narrativa tradicional-: inicio, nudo y desenlace. Pues la síntesis de todo ello, lo que llamaríamos las claves para desarrollar un proyecto colaborativo, traída por Asier, es la siguiente:

Síntesis de las claves para desarrollar un proyecto colaborativo de Innovación Social.

En sintonía con ello, a lo largo de la semana pasada se nos facilitaron dos vídeos, un texto y una dirección web acerca de tres metodologías de procesos de Innovación Social -y coaching de equipos-: design thinking, la teoría U y un modelo en espiral (en alusión a la circularidad de los procesos de la que también hablamos en su momento). Tienes disponible todo el material a continuación:

Vídeo compartido del modelo Design Thinking
Vídeo compartido de la teoría U

Documento compartido sobre la teoría U
(click en la imagen para acceder al archivo).

Recurso WEB sobre el modelo en espiral (click en la imagen para redirigirte a ella).

Proces(u)ando.

A todo lo anterior le hemos dado un sentido mucho más concreto:

La teoría U

Responde a un proceso de 5 fases -2 «de bajada» o huida de ámbitos reactivos, 1 punto de inflexión y 2 «de subida» o respuesta en ambitos generativos- personal y grupal que permite un nuevo posicionamiento ideológico y una toma de conciencia colectiva.

Para poder recorrer la U, se necesita una nueva «tecnología social» que pasa por desarrollar siete capacidades de liderazgo: 1) escuchar; 2) observar -con la mente abierta, evitando sesgos y juicios-; 3) sentir – conectarse con el corazón, apartar el cinismo y abrirse a la creencia de que algo bueno puede surgir; 4) presenciar -conectar consigo y la intención, con la voluntad de hacer superando la frontera paralizadora del miedo-; 5) cristalizando -el compromiso e intencionalidad compartidos generan un impulso que hacen que se sucedan oportunidades- ; 6) crear prototipos -vincular cabeza, corazón y voluntad-; y 7) realizar-actuar.

Modelo Design Thinking

Metodología orientada a la generación de soluciones integrada por 5 fases.

Profundiza en este modelo, sus fases y las capacidades requeridas para convertirse en un buen líder y facilitador, en la web de Design Thinking España.

El modelo en espiral de Young Foundation

Según esta espiral, las innovaciones sociales se desarrollan en un proceso de siete pasos que incluye (1) la exploración de oportunidades y retos, (2) la generación de ideas, (3) el desarrollo de prototipos, (4) la explicación de los beneficios para la sociedad, (5) el desarrollo y comprobación de resultados, (6) el escalado y, finalmente, (7) el deseado cambio estructural o sistémico.

No pierdas la oportunidad de ampliar la información con el siguiente archivo:

Modelo de cambio Satir

Basado en la terapia familiar, este modelo de cinco estadios describe los efectos que cada uno de ellos tiene sobre las emociones, los pensamientos y el accionar.

Aprende más sobre el modelo del cambio en este enlace.

Para ir cerrando este espacio, recapitulo ahora las ideas que hemos comentado en clase, primero en grupos reducidos y después en conjunto: destaca la no-linealidad de todos los modelos, suscitan interés los diferentes tipos de escucha de la teoría U, se cree en que la cooperación y el trabajo en grupo dan como resultado un producto nuevo más completo («el todo es más que la suma de las partes»), y parece recurrente la idea de abandonar la zona de confort como elemento indispensable en un proceso de innovación social.

Como educadorxs sociales, todos estos modelos nos permiten conocer formas con una efectividad contrastada para acompañar momentos de transición de personas y grupos. Si me permitís decantarme por uno de los modelos, la discursiva (coherencia, lenguaje, etc.) de este, la teoría U, me parece la más completa y la más ajustada a la perspectiva de nuestra profesión. Además me recuerda a la teoría de la concientización de Freire: no hay conocimiento verdadero sin un proceso circular reflexión/acción y sin conectar entre sí los niveles cognitivo-conceptual, emocional-actitudinal y procedimental. En cualquier caso, deberemos ser capaces de adaptar las diferentes virtudes de cada modelo al contexto al que nos enfrentemos. ¿Qué pensáis?

Bajando a tierra.

Poder aplicar lo aprendido a partir de los modelos presentados en nuestro proyecto ha pasado por un proceso dialógico en el que hemos lanzado ideas acerca del diseño y ejecución del mismo, partiendo de la idea inicial disponible en este documento colaborativo -y en construcción-: abrir una campaña de tres semanas para recoger testimonios de estudiantes y profesionales de la Educación Social sobre la situación actual y contribuir a su visibilización y a la mejora de nuestra profesión desde la documentación de esta experiencia -además de, como clase, aprender a trabajar juntos en un proyecto de estas características-.

El debate, marcado también sensaciones y sentimientos de muy diversa índole respecto al proyecto (algo que a mi parecer es también positivo porque refleja la libertad que sentimos para expresarnos en clave positiva y en clave crítica), ha surgido en torno al canal de difusión, el concepto de viralidad y la idea de generar un contenido de valor, la posibilidad de crear una iniciativa nueva o sumarse a una existente, abarcar la visión estudiantil, profesional o ambas, etc. Además, algunas experiencias inspiradoras han sido el #edusofestival impulsado por una educadora social usuaria de Instagram, la campaña #laeducaciónsocialesnecesaria impulsada por el CGEES y un congreso latinoamericano de Educación Social que al ver suspendida su cita presencial lo ha llevado al plano digital/online.

Todo ello ha contribuido a nutrir el primer esbozo de lo que se convertirá en un resultado final.

Las decisiones, a continuación.

Nuestro «txikiproyecto».

– Enganche/Hastags principales: #edusionades y #laeducaciónsocialesnecesaria
-Otros hastags y perfiles: #eduso #gizasareUD @deusto #festivaleduso #yomequedoencasa #nietxeangeratukonaiz

– Canal: Instagram, aprovechando la cuenta de la comisión de Educación Social de la universidad para generar un contenido que perdure en el tiempo.

– Desarrollo: En formato vídeo para su posterior publicación, los estudiantes de Educación Social lanzan preguntas desde la emocionalidad personal a profesionales de diferentes ámbitos sobre cómo trabajan ellxs la gestión de las mismas.
– Modelo de pregunta: «Me llamo —– estudio —– de Educación Social. Estos días de alerta sanitaria y confinamiento me siento ——- (breve explicación aterrizada) y me pregunto cómo los educadores/as sociales en activo están acompañando y trabajando desde la práctica esta situación o emoción. ¿Cómo lo haces tu?»

– Otras estrategias: Solicitar difusión a organizaciones y profesionales del ámbito.

Tareas a lo largo de la semana.

Aquí comparto una imagen actual de un trello organizador de las tareas (qué, quién, cuándo) y os dejo también el link de acceso porque irá siendo modificado conforme se vayan cumplimentado o creando quehaceres.

Trello organizador de tareas a 27/04/2020.

Cierre.

En resumen, adentrarse en un proyecto de innovación social no es sencillo. Por el momento hemos conocido diferentes modelos y estrategias y hemos pulsado el botón de inicio de nuestro proyecto. Personalmente, en un momento como el actual, en el que en ocasiones me siento bombardeada por una cantidad ingente de mensajes desesperanzadores sobre la deriva que toma nuestra sociedad, este tipo de proyecto me devuelve la ilusión y las ganas por seguir en el camino que hemos iniciado, el de la Educación Social; y la confianza en las posibilidades de colectivización, concienciación y accionar o movilización social y política.

Además, me parece importante vivir y experienciar este proyecto como parte fundamental de nuestro proceso de aprendizaje en una sociedad cada vez más tecnologizada.

¿Cómo lo enfrentáis vosotrxs?

¡Mucho ánimo y estamos en contacto -y trabajando-!