Archivo por meses: abril 2013

Innova Bilbao 2013

Innova BilbaoEste fin de semana se ha celebrado el Innova Bilbao 2013, un foro público dirigido a emprendedores, bloggers, profesionales de la televisión, prensa y radio, técnicos en publicidad y marketing, expertos en tecnologías, comunicación institucional y relaciones públicas, y a estudiantes universitarios interesados en estos campos.

Apertura de Innova Bilbao 2013 a cargo de Javier Capitán

Innova Bilbao 2013 dio su pistoletazo de salida a lo grande. En un acto de apertura que contó con la participación de Iñigo Barrenetxea, Director general de El Correo, Unai Rementeria, Diputado de Presidencia de la Diputación Foral de Bizkaia y Andoni Aldekoa, Consejero Delegado del Ayuntamiento de Bilbao, los presentes aseguraron que “estamos en un tiempo de ilusión y de cambios en el que será más necesario que nunca impulsar la innovación y las nuevas alianzas”.

“Este concepto de innovación no es una moda, sino una cuestión de supervivencia”, matizaron. En efecto, “el mundo de la comunicación está cambiando a toda velocidad, por lo que no podemos dejar pasar el tren y debemos comenzar a debatir sobre el futuro”. La receta es simple: “Innovar o morir”.

A continuación, el humorista y periodista Javier Capitán protagonizó la apertura de Innova Bilbao 2013 e hizo gala, cómo no, de su particular humor. Tras realizar una simpática imitación de conocidos personajes, analizó la realidad política y social del planeta, y aseguró que “Europa ha sustituido las estrellas de su bandera por tijeras”.

Un impacto doble

Además, a lo largo de las jornadas se afirmó que, en el caso del periodismo, “la crisis económica se suma a la revolución tecnológica, con lo que el impacto es doble”. A esto hay que añadir “una crisis de credibilidad generalizada en los medios de comunicación, controlados por unos pocos”.

El presentador de radio y televisión también se planteó qué sucederá a partir de ahora: “¿Pagará la gente por la información y los contenidos? ¿Habrá suscriptores?”. En efecto, el futuro no se presenta “nada halagüeño”, un hecho que exige “que los periodistas evolucionemos”. Y, de hecho, “ya lo estamos haciendo: las redes sociales como Twitter y Facebook y los nuevos métodos de difusión son buena muestra de ello”.

Tras aludir a su experiencia negativa en Mobuzz TV, aseguró que “cualquiera que quiere hacer algo en el mundo de la red debe tener una identidad”. En su caso, esa identidad y esa personalidad tienen “que ver con el tono, con mi humor”. Es decir, con “la capacidad para destacar y conectar con los usuarios”.

‘Feedback’ entre periodistas y usuarios

Tras repasar en un vídeo algunos momentos cómicos de la política y la vida pública española, Javier Capitán hizo hincapié “en la constancia y en la capacidad de hacer nuevas cosas” para producir contenidos y volcarlos directamente. Este ‘feedback’ entre periodistas y usuarios será vital en el futuro, “aunque nadie asegura que sea una fuente de ingresos”.

“¿Es posible un futuro sin periódicos? ¿Cómo sería una sociedad como la nuestra sin medios de comunicación? ¿Quién controlaría a los políticos y a las empresas?”, se preguntó, para concluir de manera gráfica: “Los periódicos son el motor de la información, y los periodistas son la gasolina de ese motor”.

Planet for Change, plataforma para el cambio y la Innovación Social

Planet for changePlanet for Change es la primera plataforma online para impulsar el cambio y la innovación entre actores de diversos sectores (Tercer sector, Sector Público, Empresas…). Deusto Innovación Social, como agente activo en el ámbito de la Innovación Social, forma parte de esta plataforma, en la que se proponen herramientas, metodologías y actividades para desarrollar proyectos colaborativos con impacto social.

Su principal objetivo, no es otro que enfrentar los retos sin precedentes a los que nuestra sociedad se enfrenta y, para ello, se considera necesaria la identificación de nuevas ideas, conceptos, estrategias, iniciativas y agentes.

Para crear un planeta en el que las personas y las organizaciones sean más conscientes de su papel  y de su responsabilidad como agentes de cambio, para afrontar esos retos, consideran que la mejor manera de hacerlo es a través de la colaboración y la inteligencia colectiva, conectando a todos los actores interesados en encontrar nuevas soluciones y promoviendo sinergias, alianzas y acciones conjuntas.

Planet for Change es, por tanto, la primera plataforma online para Impulsar la Responsabilidad y la Innovación Social, a través de las siguientes herramientas:

  • MAPA DEL ECOSISTEMA DE LA INNOVACIÓN SOCIAL: Para dar visibilidad a las personas y organizaciones que impulsan la responsabilidad y la innovación social en España.
  • CO-TALKS: Charlas online para compartir ideas, proyectos e iniciativas.
  • CHANGE LABS: Laboratorios de co-creación para trabajar en iniciativas conjuntas.
  • LIBRERÍA INNOVACIÓN SOCIAL: publicación de los materiales más relevantes y útiles sobre las actividades y modelos de Innovación Social utilizados en distintos sectores y con casos de éxito.
  • LA COMUNIDAD: el poder de la comunidad y de la inteligencia colectiva para idear y poner en práctica nuevas soluciones y respuestas a los principales retos a los que nos enfrentamos. Todos podemos asumir la responsabilidad y convertirnos en agentes de cambio.

RESINDEX, un modelo propio para medir la Innovación Social

resindex256La Unión Europea, a través de la “Guía para la innovación social” publicada en Febrero de este año 2013, y de la que nos hicimos eco en nuestro post «La UE presenta su Guía de la Innovación Social«, anima a la orientación hacia lo social de las regiones, y resalta la importancia de la evaluación del impacto de la innovación social para identificar las políticas, métodos y estrategias que sean más efectivas.

En este escenario, medir los procesos y resultados de la innovación social es un desafío en estos momentos. Desde diferentes organizaciones europeas (OCDE, Comisión europea)  se considera necesario construir un sistema de indicadores válido y pertinente, que permita hacer un seguimiento y medir el impacto de las experiencias de innovación social, de manera  que nos permita un desarrollo adecuado de nuestras políticas públicas.

Con el fin de desarrollar y validar un índice regional para medir la innovación social en Euskadi, y su impacto en el crecimiento económico y la productividad, Innobasque-Agencia vasca de la Innovación– ha puesto en marcha el proyecto RESINDEX- Regional Social Innovation Index. Se trata de un proyecto, cuyo modelo conceptual ha sido desarrollado por SINNERGIAK Social Innovation (UPV/EHU), que pretende aportar valor a la región y también a las organizaciones. La riqueza del modelo consiste precisamente en esta doble cara que aportan los indicadores del modelo, un sistema de medición del impacto de la innovación social en Euskadi.

Deusto Innovación Social forma parte del equipo de seguimiento de este proyecto, que tiene como principal objetivo convertir a la innovación social en una palanca que pueda asegurar un desarrollo económico, social y sostenible a los países. En este sentido, se cita al País Vasco, como un referente en Innovación Social ligado a una estrategia de innovación regional.

Mientras que diferentes investigaciones para la medición de la innovación social en el ámbito europeo están centrados en la utilización de indicadores ya estandarizados que existen  y que pueden ser utilizados para medir impactos sociales, con el proyecto Resindex se ha pretendido construir un sistema de indicadores propio que permita clarificar, afianzar y acotar el concepto de Innovación Social haciéndolo más reconocible. Por ello, los indicadores que se han definido, además de ser instrumentos de medida y por lo tanto de evaluación, están destinados a construir, reconocer, compartir y asentar conceptos  alrededor del término Innovación Social.

El índice RESINDEX está basado en una doble perspectiva: la organizacional y la regional. Esto hace que el resultado del informe tenga dos aplicaciones complementarias. Por un lado, la información generada por el índice permite identificar fortalezas y debilidades en nuestro sistema, y nos va a permitir definir estrategias y herramientas para mejorar la innovación social en las organizaciones, y por otro lado, permite identificar buenas prácticas que nos ayuden a definir políticas e instrumentos para el impulso sistémico de la innovación social.

El modelo Resindex se ha aplicado a 282 agentes de la CAPV entre los que se encontraban empresas, centros tecnológicos, organizaciones sin fines de lucro y universidades, y a lo largo del proceso se han analizado diferentes dimensiones relacionadas con la capacidad potencial de innovación de las organizaciones, su orientación hacia el ámbito social, y finalmente su orientación hacia lo social de manera innovadora.

El papel de la Administración Pública en el impulso de proyectos sociales, y más concretamente en proyectos sociales innovadores, es otro de los aspectos que se ha medido con el índice Resindex.  En este sentido, el índice recoge el papel de la Administración como fuente de ideas, como colaboradora en los procesos de innovación y/o como fuente de financiación,  además del vínculo con los diferentes agentes analizados.

Como conclusión podemos decir que el índice Resindex  nos va a permitir conocer el desarrollo de la innovación social en Euskadi, conocer nuestras buenas prácticas, ver cuáles son replicables, además de ofrecernos la posibilidad de  desarrollar recomendaciones hacia las políticas públicas.  Con respecto a los agentes involucrados en el ámbito de la Innovación Social en Euskadi, nos va a permitir la construcción de un conocimiento más fundamentado sobre la innovación social,  ya que al construir un sistema de indicadores no solo acotamos el concepto sino que lo hacemos más reconocible.

Social Innovation Safari 2013 – Abierto plazo de inscripciones

Social Innovation Safari 2013El Social Innovation Safari – SIS se basa, en gran parte, en el desarrollo del creciente campo de la innovación social y en la búsqueda de nuevas soluciones que satisfagan al mismo tiempo una necesidad social (con más eficacia que las soluciones existentes) y en la mejora de la capacidad de la sociedad para actuar mediante la creación de nuevas relaciones, capacidades de desarrollo y / o la prestación de un mejor uso de los bienes y recursos.

En los últimos años el campo de la innovación social ha estado recibiendo cada vez más atención por parte de los responsables políticos, las fundaciones, los investigadores y las instituciones académicas. Sin embargo, este campo está todavía definido de manera vaga y carece de un conjunto coherente de conocimientos. Esto es en parte debido a que la innovación social es un campo transversal y que tiene muchas manifestaciones diferentes en diferentes situaciones y lugares. Esta falta de claridad también tiene ventajas claras y hace que sea un tema interesante para estudiar en un programa de verano: es multi-interpretable, estimula el pensamiento independiente y provoca el debate y la discusión.

Este año el Safari tratará, entre otros, algunos de los siguientes temas:

  • La investigación etnográfica
  • El design thinking
  • El system thinking
  • Los estudios de comportamiento
  • La innovación en el sector público

El objetivo no es resolver los problemas sociales. El objetivo es crear nuevas perspectivas, nuevas ideas y nuevos métodos para la resolución de problemas. 

En las próximas semanas se identificarán los desafíos, tratando de dar respuesta a desafíos como el desempleo juvenil, el envejecimiento de la sociedad, la salud y la sostenibilidad.

Innovación para un desarrollo sostenible

Nestor Osorio_UNLa Asamblea general de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) recibirá, en su próxima sesión a partir de septiembre, el primer borrador de los ODS que se elabora actualmente con aportes de estados, científicos y organizaciones sociales.

En la preparación del proyecto participa también un órgano clave de la ONU como es su Consejo Económico y Social, conocido por sus siglas inglesas Ecosoc, que discutirá la cuestión en su evaluación ministerial anual, a celebrarse en julio en Ginebra.

Los ODS reemplazarán, si se aprueban, a los Objetivos de Desarrollo para el Milenio (ODM), establecidos en 2000 en Nueva York y con plazo de cumplimiento en 2015.

Tomando como referencia los indicadores de 1990, los gobiernos se comprometieron a abatir la indigencia y el hambre, reducir la mortalidad infantil y materna, combatir enfermedades como la tuberculosis y otras, expandir la enseñanza, promover la igualdad de sexos y el empoderamiento de la mujer, garantizar la sostenibilidad del ambiente y fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Osorio, representante permanente de Colombia en la ONU, explicó algunos aspectos del tema en examen en la entrevista concedida a IPS durante una visita esta semana a Ginebra.

IPS: ¿Entiende usted que la innovación debe ser uno de los objetivos para este milenio? 

NO: Creo que es parte transversal de muchos de los objetivos que entrarán en un periodo complementario a partir de 2015. Estamos hablando de los ODS, es decir cómo hacer algo más allá de los ODM e integrar a países industrializados y en desarrollo en el cumplimiento permanente e irreversible de metas fundamentales para la sostenibilidad integral.

IPS: En otras palabras… 

NO: Estamos hablando de conservación de aguas, de ciudades más vivibles, de la seguridad alimentaria, de la infraestructura y del control de la emisión de gases (contaminantes). Hay que descarbonizar el planeta. Y todo esto forma parte de la innovación.

IPS: ¿Quiénes serían los actores de esta tarea? 

NO: Quienes pueden participar de una forma muy eficiente, lo hemos visto, es la juventud.

La gente joven está y ha estado siempre en el origen de las mayores innovaciones. Microsoft, Facebook y otras, han sido creados, innovados, por muchachos de 20 o 25 años.

Entonces aquí hay una vinculación muy importante: cómo la innovación y la conexión y preparación de trabajos del futuro van parejas. Y si estamos hablando de igualdad de género, estamos hablando de lo mismo. O sea, es un tema transversal en general.

IPS: ¿Cómo podrían fomentar la innovación los países en desarrollo? 

NO: Creo que con un compromiso fundamental de los gobiernos, que se traduzca en asignaciones presupuestarias.

También es fundamental la asociación entre gobierno y sector privado en todo este proceso. Le voy a citar un ejemplo de lo que hemos hecho en Colombia: la política del presidente Juan Manuel Santos ha sido la de destinar -se aprobó una ley en ese sentido- una porción de las regalías del petróleo y de la minería al Instituto de Ciencias y Tecnología.

IPS: ¿Y respecto del sector privado? 

NO: La empresa va descubriendo cuáles son sus necesidades y cómo tiene que adaptarse a las exigencias de la sostenibilidad.

No puede haber inversiones en proyectos que utilizan gran cantidad de agua, porque es un desperdicio. Las empresas tienen que adaptarse a las exigencias que el mundo va presentando.

IPS: ¿Y en cuanto al Estado? 

NO: El sector público debe tener conciencia de la importancia que la ciencia, la tecnología, la cultura y lo que viene detrás en términos de innovación puede significar para todo el desarrollo de la sociedad. Para mejorar su infraestructura, sus ciudades, su transporte, para hacer que el hombre y la mujer tengan un mayor bienestar.

Por eso es muy importante que se traduzca en instrumentos jurídicos, en asignaciones presupuestarias y en planes de gobierno.

IPS: ¿Qué se puede esperar de las sesiones de Ecosoc en julio próximo? 

NO: El debate en el Segmento de Alto Nivel, como se denomina, será la culminación de la reunión ministerial.

Por lo pronto, ciencia, tecnología y cultura es el tema del año para el Ecosoc. Pero además se tratara el tema financiero.

La situación económica del mundo industrializado es muy seria porque tiene consecuencias, lo que llamo «el daño colateral», pues al reducirse los ingresos y las condiciones económicas de esos países hay menos dinero para la financiación del desarrollo y menor propensión a la transferencia de tecnología.

Yo espero que de las sesiones de julio salgan unas recomendaciones políticas muy concretas.

IPS: ¿Cual es el clima previo? 

NO: Acabo de estar hace dos semanas en Tanzania con todos los ministros africanos y veo con sorpresa que hay una conciencia y un interés real en dar a la ciencia y la tecnología un lugar predominante en las prioridades de los gobiernos.

IPS: ¿Tiene un panorama de la innovación en los países en desarrollo? 

NO: En el sector agrícola, se han hecho avances inmensos para aumentar la productividad y luchar contra pestes y plagas. Esto es común ya en el café, el cacao y los cereales.

La investigación en India para aumentar la productividad de granos y garantizar la seguridad alimentaria ha sido extraordinaria. En Brasil, las nuevas tecnologías de cultivo de café, con plantaciones de 100 hectáreas con irrigación y fertilización permanente, han multiplicado por 30 o 40 veces la productividad.

IPS: ¿En cuando a innovaciones con efectos ambientales? 

NO: También, sobre todo en diferentes áreas de la agricultura, con mejoramiento de condiciones rurales. Por ejemplo, una innovación concreta es aprovechar una pequeña caída de agua para producir energía.

He visto cómo se han ideado pequeñas turbinas que logran utilizar una caída de agua de apenas un metro para iluminar la vivienda de un campesino.

No es astronáutica ni la ciencia del CERN (la organización europea de investigación nuclear) sino que son cosas simples, sencillas. Se trata de idear máquinas moledoras que no desperdicien agua. Por ejemplo, en Colombia se desarrolló una despulpadora de café que toma la cereza, el fruto del café, y lo trata con el uso de una cantidad mínima de agua, que luego se recicla y no es contaminante.

30 Semifinalistas de la European Social Innovation Competition

Semifinalist social innovation competitionMás de 25 millones de europeos están sin trabajo en la actualidad. Además de eso, muchas personas están atrapadas en trabajos mal pagados o sienten que tienen pocas oportunidades en el mercado de trabajo – a veces debido a su sexo, edad o discapacidad.

El concurso European Social innovation Competition invita a toda Europa a dar con nuevas soluciones para crear nuevas y mejores oportunidades de trabajo. Los efectos corrosivos de la alta tasa de desempleo proyectan una sombra sobre la economía y nuestra sociedad de cara a los próximos años que esta competición pretende enfrentar.

El presente concurso, que se inició el 1 de octubre de 2012, pretende presentar propuestas que solventen esta situación. Cada una de las tres propuestas  finalistas recibirá un premio de 20.000 euros, a entregar en mayo de 2013. A través del siguiente enlace puede informarse de las 30 iniciativas finalistas, así como votar por aquellas que le resulten de más interés.

Innovation Union Scoreboard 2013

El Innovation Union Scoreboard de 2013 muestra una UE más innovadora, pero cada vez hay una mayor brecha entre los países.

Innovation Union ScoreboardLos resultados de la innovación en la UE van mejorando año tras año a pesar de la persistente crisis económica, pero la brecha en materia de innovación entre los Estados miembros es cada vez mayor. Mientras los países más innovadores han mejorado aún, otros países muestran una falta de progreso. La clasificación general en la UE se mantiene relativamente estable, con Suecia a la cabeza, seguido de Alemania, Dinamarca y Finlandia. Estonia, Lituania y Letonia son los países que más han mejorado desde el año pasado. Los conductores de la innovación en el crecimiento de la UE son la PYME y la comercialización de innovaciones, junto con los sistemas de investigación de excelencia. Sin embargo, la caída en los negocios y la inversión de capital de riesgo a través de los años 2008-2012 ha influido negativamente en los resultados de innovación.

Por otra parte, España suspende en I+D+i por enésima vez al situarse por debajo de la media comunitaria. Ocupa el puesto 16 de 27, por detrás de países como Chipre, Eslovenia o Estonia, según un estudio de la Comisión Europea publicado ayer. 

Y lo más preocupante es que el avance en esta materia, lejos de mejorar, se ha ralentizado durante la crisis como consecuencia de los recortes.

ec.europa.eu

La CEOE apuesta por la voluntariedad de la responsabilidad social corporativa

José María Lacasa CEOEEl secretario general de la CEOE, José María Lacasa, ha manifestado que “la Responsabilidad Social Empresarial, bien entendida, no es regulación” y ha destacado que la voluntariedad es uno de los principios básicos de la misma, “que debe ser aceptado en su integridad”.

En un acto celebrado este miércoles en la sede de la patronal Lacasa defendió la idea de que las prácticas de responsabilidad social, “refuerzan la competitividad de las empresas, mejorando su posición en el mercado”, por lo que es necesario intensificar “el conocimiento de los objetivos que una gestión estratégica de la RSE puede presentar en términos de creación de valor añadido, mayor reputación, atracción de clientes, innovación social, retención y fidelidad de empleados y clientes y atracción de la inversión”.

En su intervención, se refirió también al documento “Propuestas empresariales en el ámbito de la RSE” elaborado por la Comisión de Responsabilidad Social Empresarial de CEOE, en el que se destaca que el valor añadido de la RSE radica en su vinculación con la propia competitividad empresarial. “Una vinculación –aseguró José María Lacasa– que no pueden crear las instituciones o poderes públicos a través de una regulación o normativa complementaria”.

Explicó que el valor de las prácticas de responsabilidad social se debe a que han surgido de manera natural y voluntaria, como consecuencia de nuevas sensibilidades sociales y no por la decisión de los poderes públicos. Para el secretario general de CEOE, “la RSE no es una cuestión de rendición de cuentas”, de ahí que resulte prioritario evitar “la profusión y dispersión de iniciativas legislativas que convierten a la RSE en obligatoria, perjudicando especialmente a las pymes pues aumentan las cargas administrativas y conllevan a la fragmentación de la unidad de mercado, limitando la capacidad de competir de las empresas en mercados globales”. Por ello, aseguró que es necesario “preservar las reglas del juego y no convertir algo voluntario en obligatorio”, para lo que es preciso delimitar la responsabilidad de las empresas y de los poderes públicos, grupos de interés o ciudadanos, “reforzando y realizando una llamada a la responsabilidad de todos”.

En la actualidad, concluyó José María Lacasa, la vinculación de la RSC con la propia competitividad empresarial “resulta determinante” y el “papel de impulso por parte de las empresas, fundamental”.

En términos similares se expresó el presidente de la Comisión de RSE de CEOE, Juan Pablo Lázaro, quien subrayó la necesidad de fomentar el espíritu emprendedor dentro de la responsabilidad social empresarial, cumplir la ley de morosidad y profundizar en la unidad de mercado.

Además, en el Foro organizado por CEOE intervinieron Jesús de la Morena, socio de Garrigues, con una ponencia titulada Las líneas directrices para multinacionales de la OCDE, derechos humanos y empresa; Ramón Jáuregui, diputado del PSOE, que se encargó de exponer las tendencias actuales en materia de RSE, y Francisco Fonseca, director de la Oficina de Representación de la Comisión Europea en España, quien analizó la estrategia de la propia Comisión sobre Responsabilidad Social Empresarial. La clausura corrió a cargo de Miguel Ángel García Martín, director general del Trabajo Autónomo, de la Economía Social y de la RSE, quien se refirió a las iniciativas del Gobierno y, especialmente, al futuro Plan Nacional de RSE, y de Juan Pablo Lázaro Montero de Espinosa.

Un estudio de ESADE demuestra que la innovación social tiene un papel fundamental en la salida de la crisis

ESADETal y como venimos defendiendo desde Deusto Innovación Social, en sus años de andadura, la innovación social es una pieza clave para superar los nuevos retos económicos y políticos. Esta es una de las principales conclusiones a las que ha llegado el informe Antena de Innovación Social. Vías hacia el cambio sistémico, presentado el 10 de abril en el campus de ESADE en Madrid por sus autores Heloise Buckland y David Murillo, investigadora y profesor, respectivamente, del Instituto de Innovación Social de ESADE, desde donde monitorizan estas actividades a través de la Antenna for Social Innovation.

El estudio ha identificado, además, las variables que podrían hacer que este sector resultara más influyente y efectivo.

Antena de Innovación SocialPara obtener una radiografía correcta de la innovación social que se lleva a cabo en la actualidad, los autores han seleccionado cuatro casos que ponen de manifiesto la gran variedad de tendencias existentes, que ya no se limitan simplemente a cubrir las lagunas de los servicios públicos en la defensa de los derechos fundamentales: Avaaz, una comunidad online de activismo social formada por 15 millones de miembros de 194 países; el Banc dels Aliments de Barcelona, que moviliza 7.600 voluntarios y 600 organizaciones en Catalunya; Behavioural Insights Team, un organismo independiente de la Administración británica, que incorpora la economía de la conducta en sus actuaciones, y los mercados ciudadanos de intercambio, que fomentan la economía del trueque en ocho barrios de Barcelona.

«Esta selección demuestra que la frontera entre iniciativas públicas, privadas y de la sociedad civil se está empezando a desdibujar para generar un nuevo modelo de gestión, a menudo más profesionalizada y orientada a resultados», comenta David Murillo, del Instituto de Innovación Social de ESADE.

Principales variables de la innovación social

Más allá de la satisfacción de las características anteriores, el estudio Antena de Innovación Social. Vías hacia el cambio sistémico analiza las claves de estas iniciativas que pueden ayudar a superar mejor los diferentes retos de la sociedad y la economía actuales:

1. Transformación social e impacto
Aunque la definición de innovación social suele estar relacionada con problemas sociales, este estudio se suma a la corriente actual de pensamiento que amplía este horizonte a aquellas iniciativas que tienen como objetivo participar en los retos económicos, éticos o medioambientales actuales. Bajo este paraguas, es necesario dedicar un esfuerzo especial a desarrollar técnicas específicas para medir los resultados de estas acciones y evaluar el desempeño de sus participantes como indicadores de desarrollo. Un indicador clave es en qué medida se aproxima la iniciativa a la consecución de sus objetivos.

2. Colaboración intersectorial
La innovación social pocas veces desarrolla su acción de forma aislada. Al contrario, siempre ha sido un referente al demostrar la vacuidad de delimitar los espacios privado y público, colectivo e individual. Las jerarquías tradicionales se han difuminado, y han surgido numerosos espacios y foros en que diferentes negocios, gobiernos y la sociedad civil cooperan para desarrollar unos mejores productos y servicios sociales. La motivación y el objetivo varían según el tipo de participante y el sector, y dan lugar a organizaciones híbridas de gran interés para su observación.

3. Sostenibilidad económica y viabilidad a largo plazo
Aunque no haya una única definición de empresa social, existe un consenso global de que este tipo de organizaciones difieren de las no gubernamentales o de las estrictamente filantrópicas por su estrategia de sostenibilidad financiera y su orientación a resultados. Se caracterizan por el rápido retorno de la inversión, la eficiencia y la capacidad de proporcionar una viabilidad a largo plazo. Otras de sus características son la utilización de técnicas innovadoras de fundraising y de estrategias de implementación de bajo coste, y la orientación al crecimiento.

4. Innovación
A grandes rasgos, la innovación social puede manifestarse de dos formas. Una se basa en la innovación abierta, donde todos los actores tienen la libertad de copiar, utilizar y adaptar la idea, mientras que la otra se basa en el concepto de propiedad intelectual, en que el conocimiento se mantiene en las manos del creador. Si nos interesa maximizar el impacto social, hemos de estar particularmente atentos a las iniciativas dispuestas a compartir suknow-how.

5. Escalabilidad y replicación 
La capacidad de la innovación social de ser reproducida y adaptada a cualquier tamaño o sector es importante por dos razones. En primer lugar, porque muchos de los problemas sociales actuales son globales, como por ejemplo el cambio climático, la desertificación o la despoblación de las reservas oceánicas. Todos estos problemas necesitan soluciones a escala global. En segundo lugar, porque otros tantos aspectos de la sociedad se han globalizado tanto a escala empresarial como gubernamental, lo cual demuestra que lo que sirve en una ciudad o país puede aplicarse también a otros.

 «En el futuro, no se percibirá división alguna entre lo privado, lo público y las ONG; serán servicios a la comunidad y su relevancia no vendrá dada por su naturaleza, sino por las variables anteriores —explica Murillo—-, en que predominará la idea de excelencia, de innovación open source, su perspectiva de impacto… El interés académico de los cuatro casos es comprender las variables que se utilizan para medir los resultados de las diferentes iniciativas, para favorecer su reproducción en otros lugares.»

Presentación de la publicación «TIC, desarrollo y negocios inclusivos»

TIC, desarrollo y negocios inclusivosEl Espacio Fundación Telefónica acogerá el próximo 10 de abril la presentación del libro “TIC, desarrollo y negocios inclusivos”, una publicación que permitirá conocer distintos servicios y modelos de negocio basados en las nuevas Tecnologías de las Información.

El evento contará con la participación de Elena Valderrábano, Directora General de Fundación Telefónica, Alberto Andreu, Director de Responsabilidad Corporativa e Innovación Social de Telefónica y Sonia Navarro, Directora Asociada del Instituto de Innovación Social ESADE.

“TIC, desarrollo y negocios inclusivos” permitirá conocer el papel de las TIC en proyectos de cooperación al desarrollo. El siglo XXI ha estado marcado por la capacidad de la tecnología para simplificar los procesos de producción y de gestión, permitiendo el desarrollo de ideas o proyectos de vida de la población que se encuentra en situaciones de exclusión social con una menor inversión económica y una mayores garantías de éxito.

Salud, educación, negocios o administración son algunos de los servicios que pueden reflejar una mejora cuantiosa tras el uso de las nuevas tecnologías, todo ello se puede conseguir a través de lo que en inglés se conoce como ICT4D (Information and Communication Technologies for Development), tecnologías que nos permiten reinventar las formas tradicionales de cooperación al desarrollo. El libro a presentar esta semana pretende analizar las experiencias más recientes, proporcionando pautas e ideas que favorecerán la creación de nuevas oportunidades de negocios inclusivos.

La publicación completa se puede descargar a través del siguiente enlace.