Distintos tipos de voto

Se acercan las elecciones del 24 de Mayo y, para poder ejercer nuestro derecho a voto de una forma más efectiva, aquí tenéis algunos tips para saber qué se vota y de qué manera. En España se utiliza la Ley d’Hondt para contabilizar los escaños; es un sistema de cálculo proporcional que excluye las candidaturas que no hayan obtenido un 3% de votos válidos en las elecciones generales y un 5% en las locales, y que ordena el número de votos obtenidos por candidaturas de mayor a menor para contabilizar los escaños. Sin embargo, el voto en blanco, el voto nulo o la abstención afectan a la contabilización de los votos de una forma distinta. Votar en blanco consiste en ejercer el derecho a voto pero metiendo el sobre en la urna sin contenido. Es una forma de trasladar el desinterés por la oferta electoral; por ejemplo, el movimiento Ciudadanos en Blanco es una propuesta para contabilizar los votos en blanco de forma que dejen escaños vacíos, algo que queda lejos de la realidad. De hecho, los votos en blanco afectan al resultado final, ya que este tipo de votos se suman al número total de votos del escrutinio y así, afectan al porcentaje mínimo (3% en las elecciones generales y 5% en las locales) para tener representatividad, dificultando la representación de los partidos minoritarios. El voto nulo no tiene ninguna consecuencia electoral ya que se trata de una forma de votación que deja invalidado el contenido introducido en la urna; papeletas rotas, publicidad, mensajes o fotografía son los ejemplos más claros. Por último, la abstención es utilizada por muchos para protestar contra el sistema al no ejercer el derecho al voto, no tienen ningún efecto en el resultado electoral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.