La alta esperanza de vida japonesa: el kodokushi

La alta esperanza de vida japonesa (84’6 años), el estancamiento económico, la baja tasa de fertilidad, la mayor deuda pública mundial y la falta de inmigrantes provocan que cada vez más personas vivan en una situación de pobreza. Esta situación lleva a muchos ancianos a cometer crímenes menores, ya que a la indigencia hay que sumarle un fenómeno frecuente en la sociedad japonesa: el kodokushi, una muerte en soledad. Así, el 25% de la población carcelaria japonesa tiene más de 60 años y una tasa de reincidencia del 49%, ya que los servicios sociales de Japón requieren un domicilio fijo para asignar subsidios. Los expresos que no cumples las condiciones tienden a reincidir, lo que se traduce a penas más largas. Este fenómeno tiene consecuencias financieras, el estado japonés gasta 3,2 millones de yenes al año (casi 24 mil euros) por cada preso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.