Business Intelligence, mucho más que un «Buzz»

El término de Buzz es un neologismo acuñado en la era de la web 2.0 y es una palabra onomatopéyica que trae a la mente el zumbido de un grupo de abejas y tiene el significado de indicar el ruido, la “charla” que las redes sociales y más generalmente, la red, puede generar sobre un tema, a través del boca a boca.

Tagcloud-OSBIBuzz es por lo tanto “compartir, el intercambio de opiniones e información”.

Cuando un término técnico entra en “buzz” ocurre que las definiciones cambian y el significado real se puede perder. Este es probablemente el caso del término “Business Intelligence”, o BI. Desde que se acuñó, las nuevas tecnologías han ampliado enormemente nuestra comprensión de BI y cómo las empresas pueden obtener ventajas de sus datos y su representación.

El papel de las TI en los negocios ha cambiado radicalmente en los últimos años, gracias al auge de los datos disponibles junto con proporcionar la infraestructura tecnológica, ya no es suficiente para poner en práctica una estrategia.

En este contexto, el término “Business Intelligence” se ha convertido en mucho más que un simple “Buzz”: es un concepto que expresa la necesidad de pensar más allá del paradigma de análisis de datos aislados de los objetivos de negocio. De hecho, con la tecnología de BI, el negocio debe integrarse en un mismo conjunto armonioso de operaciones, de manera que los valores de la empresa puedan guiar la TI, proporcionando información útil para ayudar a la empresa en su crecimiento.

El “Business Intelligence” se compone de dos conceptos bi1diferentes, pero complementarios.

El primero es el concepto de negocio. ¿Cómo puede una información maximizar la eficiencia y la productividad de
una empresa para desarrollar nuevos productos y servicios?
La segunda es la estrategia de TI. ¿Cuáles son las mejores soluciones tecnológicas para implementar y obtener valor de negocio?

Adaptar los datos de mapeo a las necesidades del negocio siempre ha sido difícil y muchas empresas tienen una gran dificultad para evaluar exactamente cuál es la información que necesita para lograr objetivos específicos. Este tipo de análisis de negocio requiere claridad de visión y objetivos.

En el pasado, los proyectos de BI estaban limitados por la tecnología para recopilar información disponible. Pero las nuevas tecnologías, tales como Big Data, “fast data”, el análisis, la movilidad y el cloud computing, ya pueden adquirir las continuas corrientes enormes y detalladas de datos, relativamente fácil y cómodamente.

El papel del BI es ahora reunir y dar sentido a todos los datos.