1

BYOD: Bueno, bonito, barato… O eso creía.

Cuando escogí este tema para el trabajo personal (que es la política BYOD) no pensé que me iba a encontrar tantos «problemas» en cuanto a seguridad, amenazas o impacto negativo se refiere. La verdad es que pensaba que todo –o la picmayoría– eran ventajas para las compañías: menos gastos, empleados con mayor productividad, mayor independencia laboral del trabajador,… Pero nada más lejos de la realidad. Al empezar a recolectar la información, casi todos los artículos hablaban sobre todo de “no ignorar los riesgos”, “muchas desventajas para la política BYOD”, “los empleados se niegan a participar en este programa” y muchas otras frases del estilo.

Incluso en una encuesta realizada por ISACA, altos ejecutivos TI de diferentes organizaciones afirmaban que a medida que pasaban los años se iban viendo más riesgos que beneficios aplicando esta política. Desde luego, toda una sorpresa.

Hace ya unos 5 ó 6 años que este sistema se empezó a implantar en las empresas. Se creyó que iba a ser la bomba y  un gran avance para éstas pero, a día de hoy, las organizaciones están cambiando de opinión ya que se están teniendo que enfrentar a verdaderos retos para asegurar la información corporativa. Es más, en un principio, muchas de las empresas adoptaron el desarrollo de BYOD porque se ahorraban unos costes brutales en dispositivos pero, ahora, razonan que ese ahorro que se tenía en mente ya no es aplicable debido al mantenimiento que hay que hacer en seguridad y sus controles.

Según un estudio realizado este mismo año, un 28% de las empresas no tiene ningún plan de implantar esta política ahora, ni en un futuro próximo. Aquí os dejo unos datos interesantes con las razones más importantes para las empresas a la hora de descartar BYOD:2015-11-02_103854

Curiosamente, a pesar de todos estos riesgos y problemas que algunas organizaciones encuentran, en general, es una medida bastante aceptada en las empresas y en constante auge. Sin embargo, las preocupaciones son claras y todos coinciden con una de las frases anteriormente citadas: «No ignorar los riesgos«

ChuckBlog