Cloud Computing VS Soluciones On-premise

Relevancia en la industria

En el post anterior expliqué la diferencia entre cloud computing y las soluciones on-premise, junto con sus ventajas y desventajas. En este post, profundizaré en qué se está usando en las empresas y cómo.

Las empresas tienen 3 posibilidades a la hora de decidir qué tipos de servicios usar: on-demand, on-premise o una combinación de los dos anteriores, también llamada la nube híbrida.

Servicios on-demand o en la nube en el ámbito  empresarial

La computación en la nube se ha convertido en la nueva norma para las empresas, son cada vez más las que migran sus centros de datos tradicionales on-premise a la nube[1]. Además, con el COVID-19 todavía presente, nuestra sociedad ha cambiado, junto con nuestras necesidades. El teletrabajo está a la orden del día, por lo que cada vez se ven más favorablemente las tecnologías en la nube.

Como se puede apreciar en la gráfica proporcionada por T4.ai, el mercado de los servicios en la nube o a demanda está creciendo de forma considerable.

Existen 3 grandes compañías que ofrecen estos servicios: Amazon, Microsoft y Google. Cada vez son más las empresas que deciden contratar los servicios de estas empresas (o similares) para sus propios negocios. 

Hay varios motivos que influyen a este fenómeno. Principalmente está el económico, es más barato contratar una máquina virtual en Amazon Aws, en Microsoft Azure o en Google Cloud que tener que comprar un servidor y pagar la luz, el hardware, el internet, instalación, mantenimiento, etc. El segundo motivo es la comodidad, ya que es el proveedor del servicio el que se encarga de que la máquina esté funcionando continuamente, no se pierdan los datos, etc.

Las startups, por ejemplo, se benefician mucho de este servicio ya que se paga por lo que se usa. Les permite adaptarse rápidamente a los cambios que la empresa necesita realizar para seguir adelante.

Servicios on-premise en el ámbito empresarial

A las empresas les suele gustar mantener la información confidencial y sensible bajo control, es por eso que prefieren contar con los servidores alojados en la propia empresa. Es muy típico que se cuente con sus propios repositorios de git, como por ejemplo gitlab, vpns, etc.

Aunque se tenga mayor control, y se pueda acceder físicamente, implica que se tiene que contar con un departamento informático que se encargue del mantenimiento.

Suele ser común que ocurran problemas cada cierto tiempo, bien sea porque se ha sufrido un ataque, una mala configuración en un servicio que impide que se pueda acceder desde fuera de la oficina, etc.

Si no se realiza el mantenimiento adecuado, el servidor puede quedar vulnerable algo que es más probable que suceda si el departamento informático es pequeño o no cuenta con procedimientos adecuados. Es por ello que 85% de los ataques informáticos están dirigidos a servidores on-premise, ya que suelen ser más vulnerables[2].

La nube híbrida

La nube híbrida consiste en combinar la nube privada y la pública empleando software que permite la comunicación entre los distintos servicios. De esta forma, la empresa se puede beneficiar de las ventajas con las que cuentan los dos tipos de infraestructuras en la nube.

Hay que dejar claro que en una empresa pueden existir nubes públicas y privadas, sin que estén conectadas entre sí, sin poder considerarse una nube híbrida.

Existen varias empresas que ya han adoptado esta opción. Entre ellas se encuentran empresas como Ducati o Fujitsu[3].

Legislación

En cuanto a las leyes, no hay ninguna haga referencia directamente a la computación en la nube. Existen un conjunto de leyes y reglamentos que hay que tener en cuenta [4]. En España hay que tener que tener especial cuidado a la hora de seleccionar dónde alojar los servidores de datos, ya que deben cumplirse unos requisitos mínimos en el país del servidor garantizando que se mantienen los derechos y libertades de los ciudadanos respecto a su información. 

Afortunadamente, la Unión Europea tiene un reglamento común, el Reglamento General de Protección de Datos, gracias al cual se garantizan los mismos derechos en todos los estados miembros. Esto implica que se puede escoger contratar un servidor en cualquier país de la Unión Europea sin tener que demostrar que se están cumpliendo los siguientes derechos:

  1. Derecho de información
  2. Derecho de acceso
  3. Derecho de rectificación
  4. Derecho de retirar el consentimiento
  5. Derecho de oposición
  6. Derecho de oposición al tratamiento automático
  7. Derecho a ser olvidado
  8. Derecho a la portabilidad de datos

Conclusión

Tanto las soluciones on premise como el cloud computing son relevantes para la industria ya que son un pilar básico hoy en día. Las empresas necesitan una infraestructura para responder eficientemente a las necesidades de los consumidores, y es lo que se consigue con cualquiera de las dos opciones.

Cualquier opción es válida, pero la tendencia tanto del mercado como de las empresas es hacer uso cada vez más de la computacion en la nube.

Referencias

  1. https://www.gartner.com/en/information-technology/insights/cloud-strategy
  2. https://blog.dataprius.com/index.php/2016/06/17/on-premise-servidores-problemas-solucion-cloud/
  3. https://www.knowledgenile.com/blogs/real-life-examples-hybrid-cloud/
  4. https://www.datacenterdynamics.com/en/opinions/cloud-computing-and-regulation-following-eye-storm/