Datos, desconfianza y una solución

Download PDF

Buenas a tod@s,

Este último mes de clase hemos estado constantemente hablando sobre los datos: datos de formularios, datos para Business Intelligence, datos veraces… En esta vorágine de información hemos incidido en lo difícil que es recabar datos de clientes. Encuestas, formularios y otros tipos de métodos para obtener información y luego aprovecharla para mejorar nuestro negocio. Pero son muchas las dificultades que encontramos para obtener dichos datos, es una tarea difícil y que requiere mucha experiencia en el área. Los clientes (yo, vosotros y todos), sentimos cierta reticencia a compartir nuestra información, ya sea privada o no. Es lógico, ¿Por qué iba yo a tener que darle mis datos a una compañía que ni siquiera me dice para qué va a usarlos?¿Y si estoy dispuesto a darlos por qué no puedo ver exactamente que van a hacer con ellos? En el fondo es un tema de desconfianza, la opacidad de la gestión de datos es un factor que nos genera inseguridad y provoca que seamos reticente a darlos. Sin embargo, existe una nueva tecnología que puede ayudarnos a romper la barrera de la desconfianza o por lo menos a reducirla, hablamos de Blockchain.

Simplificando todo lo posible, Blockchain (cadena de bloques [1]) es una base de datos de transacciones distribuida única e inmutable. Lo que se registra en la Blockchain es para siempre y no puede ser cambiado. Es una tecnología que nos permite establecer un nexo de confianza en forma de software entre entidades. Una forma disruptiva de afrontar un problema que antes se hacía mediante una tercera entidad que aseguraba la buena fe de todas las partes. Hasta aquí la explicación sobre la Blockchain, aunque es un tema que podría dar para millones de palabras, con estas pocas deberíamos de ser capaces de dibujar un concepto de solución para el problema que hemos planteado.

En el dibujo de esta solución se van trazando finas líneas entre el problema y la solución que aporta Blockchain. Desconfianza y valor, son los dos conceptos clave aquí. La desconfianza que tienen  los clientes a la hora de darnos sus datos y el valor que aportan estos datos a las empresas, un valor que de una forma u otra (y mediante una Blockchain) estarían las empresas dispuestas a pagar.

Empieza a tener forma nuestro dibujo, vamos a detallarlo un poco más. Si bien hemos enlazado el problema y la solución existen diferentes formas de enfocar el tema. Por un lado una compañía podría crear su propia plataforma Blockchain, una plataforma en la que los clientes ofrecieran sus datos (tantos como cada cliente deseara) y compañía pagaría de una forma u otra a cada cliente por el uso de esos datos. Por ejemplo si nuestra compañía utiliza un conjunto de datos de “Alicia” (cualquier cosa): edad, preferencias, bancos en los que tiene una cuenta corriente… para usarlos en una aplicación de Business Intelligence, nuestra compañía le ofrece a cambio algo de valor a “Alicia”: un descuento, un producto nuevo… y todas las transacciones quedan registradas en la Blockchain. De esta forma se obtienen muchos beneficios:

  • La compañía puede obtener los datos que quiere y solo paga por aquellos que usa
  • “Alicia” que antes era reticente a ofrecer sus datos ahora está dispuesta a darlos porque va a obtener algo de valor a cambio
  • En caso de que la compañía decida también registrar en que usa los datos, “Alicia” puede ver para qué han usado sus datos
  • La compañía se ahorra la contratación de terceros para realizar encuestas y obtener datos
  • Es un sistema instantáneo y transparente
  • Rompe la brecha de la desconfianza
  • Aporta valor a todas las partes

Ésta es sólo una de las soluciones que podrían plantearse.

Por otro lado podría existir un repositorio de datos genérico en el que las personas de forma voluntario ofrecieran datos. Un repositorio abierto y de acceso para todas las empresas. De la misma forma que en la Blockchain anterior, para que una compañía usara los datos de una persona obtenidos mediante el repositorio tendría que pagar a dicha persona con una moneda virtual, por ejemplo “DataCoin”.

Es otra posible solución a nuestro problema, al fin y al cabo la tecnología Blockchain nos da la solución y nosotros tenemos que aplicarla de una forma u otra.

¡Espero que os haya gustado y que tengáis un buen día!

 

Bibliografía:

[1] “Cadena de bloques”, Wikipedia, https://es.wikipedia.org/wiki/Cadena_de_bloques

The following two tabs change content below.

Unai Zulaika Zurimendi

Latest posts by Unai Zulaika Zurimendi (see all)

Comments

  1. Pablo CampoPablo Campo says

    La idea de un repositorio de datos generico, donde los dejo y las empresas acuden a cogerlos y yo los puedo modificar cuando quiera me gusta y ya el concepto de que las empresas que quieran usarlo puedan hacerme una oferta y pagarme me parece muy buena idea, es mas, podian sacar una subasta y los clientes que quieran ofrecer sus datos ofrecerselos y cobrar despues por ello. Me gusta el enfoque y ademas creo que blockchain va a aportar mucho en todo esto en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *