1

El futuro de la tecnología

En los últimos años hemos ido asimilando la tecnología informática en nuestras vidas hasta hacerla más natural que nunca. De la vieja promesa de llevar un PC a cada casa a la realidad de llevar un ordenador en nuestros bolsillos. Estamos en 2017 y el desarrollo tecnológico no se ha parado, continúa y más fuerte que nunca. La ciencia ficción ya había predicho un montón de innovaciones que nunca terminaban de llegar y que ya casi las teníamos descartadas, como el coche autónomo, pero a día de hoy ya no parece una locura como hace unos pocos años.

Llevamos años viviendo lo que es una autentica revolución industrial, posiblemente la última revolución industrial, que llevará varios años y consistirá en la automatización casi completa de la fase de producción de todo lo que usamos. Sin embargo no se limita únicamente al sector industrial todo lo que puede ofrecernos. Tiene grandes efectos en toda la economía y en el comportamiento social de las personas. La tecnología ha cambiado la forma en la que interactuamos como individuos en la sociedad y está planteando dilemas muchas veces interesados pero otras auténticos problemas que podrían devenir.

Un ejemplo es la privacidad, parece que hemos asumido ya la perdida de la privacidad ya sea por no pagar el software que usamos o porque no estamos dispuestos a asumir una supuesta inseguridad ciudadana. Si esto continua por aquí los peligros son grandes y eclipsarán a los beneficios que nos proporcionan tarde o temprano. La informática tiende hacia la estandarización y muchas veces acabamos viendo monopolios en ciertos sectores. Uno de los aspectos que creo que son preocupantes es que empresas como Google monopolicen el acceso a la información, haciéndose tan buenas en su trabajo que jamás vuelvan a tener un competidor digno en estos campos. El peligro de que Google se convierta en el gran hermano de Orwell creo que es muy grande, puesto que controla el acceso a la información y siempre está a la última en desarrollos de Big Data e Inteligencia Artificial.

Necesitaremos legislar para evitar que sucedan todas estas cosas, pero más importante aun creo que es estar concienciados de su importancia y exigir que se apliquen dichas normas. Los peligros de un mal uso de la tecnología no solo vienen de su uso armamentístico como en el pasado, sino asimilamos correctamente la tecnología en nuestras vidas puede por intereses privados causar graves daños en nuestra sociedad. Todo cambio tecnológico debe de ir acompañado de un cambio social y tecnología y sociedad deben de avanzar juntas buscando hacer nuestras vidas más sencillas y simplificar nuestro trabajo. ¿Que nos depara la tecnología en el futuro? Nadie lo sabe a ciencia cierta pero creo que todos estamos de acuerdo en que tiene que ser para hacer un mundo mejor y no para dañar más el que ya tenemos.