Good buy, Drone!

Finalmente hemos llegado al final de la serie de blogs dedicada al ámbito de los drones. Durante estas dos semanas hemos aprendido las áreas en las que se utilizan los drones, los riesgos que pueden aparecer si utilizamos un dron y cómo podemos prever y afrontar dichos riesgos. Seguramente a más de uno le habrá entrado el gusanillo de dar un paso adelante e incorporar un dron a sus proyectos profesionales. Pero, es posible que se haya encontrado con un curioso dilema: ¿qué dron es el que tengo que comprar?

En la actualidad el mercado de los drones se está ampliando año tras año y nuevos modelos van superando a los existentes sin ninguna dificultad. Mayor cantidad de batería, mayor rango de señal para el controlador, mejor manejo en el vuelo o sensores más precisos son algunas de las características más solicitadas por los usuarios. Teniendo esto en cuenta, vamos a centrarnos en analizar la gama enfocada a las grabaciones buscando los drones mejor valorados del mercado, así podremos tener una estrella polar que nos guie en este mar de posibilidades.

Comenzamos el análisis con un plato fuerte, la gama de drones de la empresa DJI (Dà-Jiāng Innovations). DJI es una empresa de innovación en ciencia y tecnología que centra sus investigaciones en el área de los drones y, en opinión de los usuarios, lo hacen muy bien. Un claro ejemplo de este buen recibimiento lo podemos encontrar en UAV Coach, una página web dedicada al estudio y asesoramiento en el mundo de los drones, donde muestran una lista con los doce mejores drones del mercado y las primeras seis opciones pertenecen a DJI. Para reducir su amplio abanico vamos a analizar el considerado como el mejor por la página web previamente mencionada, el DJI Mavic Pro.

Este pequeñajo tiene una autonomía de 27 minutos, lo cual es mucho tiempo teniendo en cuenta que estamos hablando de un dron; y una cámara de 12 MP (mega pixeles) capaz de grabar en una calidad de 4K a 30 FPS (imágenes por segundo). Las características a tener en cuenta en este dron son su portabilidad, gracias a su reducido tamaño y sus hélices retractiles, y su gran autonomía, la más amplia de todo el mercado.

Seguimos en análisis con otra empresa de produce drones de gran calidad que está a la par de DJI: Yuneec. En este caso, la empresa comenzó su trayectoria en el área de la aeronáutica, realizando diseños de aviones eléctricos, hasta que se pasaron al tamaño reducido de los voladores eléctricos, los drones. El modelo que vamos a analizar es el Yuneec H520, la primera elección por parte de muchos profesionales a la hora de escoger un dron.

Este dron tiene una autonomía de 25 minutos y una cámara de 360 grados de 20 MP capaz de grabar en 4k, 2k y en HD. Las características a tener en cuenta son su diseño en hexacóptero, el cual proporciona mejor redundancia al auto pilotado aumentando la seguridad del vuelo, su cámara de 360 grados y su habilidad para evitar obstáculos.

Para finalizar con el análisis vamos a abordar un par de diseños que pertenecen a empresas con menos sonoridad dentro del mercado pero que proporcionan soluciones de alta calidad:

El modelo AR Drone 2.0 de la empresa Parrot es un dron perfecto para iniciarse en el mundillo de los pequeños voladores. Su caparazón de espuma lo hace muy resistente a los golpes ya que, al no ser rígido, es mucho más difícil que se rompa. Además, el dron puede ser controlado mediante un smartphone o una tablet, haciéndolo accesible a todos los públicos.

Al igual que el modelo anterior, el modelo U49C de la empresa Force 1 es un dron diseñado para principiantes que se centra más en proporcionar un producto que sea resistente y que sea fácil de manejar sin dejar de lado la calidad vuelo y de captación de imágenes de su cámara. Además, le añade un plus incorporando señales de alarma y un estabilizador de altura haciéndolo, según ellos, perfecto para el uso de niños.

Visto lo visto, ya sabemos por donde podemos buscar para localizar el dron que mejor se acomode a las necesidades que tengamos en nuestra industria, por lo que solo falta dar el paso y dejar que las utilidades de los drones completen las acciones de nuestras empresas. Espero que esta serie de blogs les haya ayudado a quitar el miedo respecto a esta área o a afianzar la confianza que tenían en ella. Y en lo que a mí respecta, quizás no volvamos a coincidir en el mundo virtual, pero estoy seguro de que coincidiremos algún día volando por los aires, ¡hasta más ver!