1

La evolución de los sistemas de pago

eurosLos sistemas de pago constituyen una pieza básica para la actividad económica y financiera de un país y son la infraestructura a través de la cual se movilizan los activos en una economía. Por ello es interesante analizar por un lado el contexto de los sistemas de pago, y por otro lado la evolución de los mismos a lo largo de los últimos años.

En primer lugar, es importante prestar atención al creciente número de transferencias que se realizan diariamente mediante los sistemas de pago. Un mayor número de operaciones conlleva inevitablemente a un mayor riesgo de que los pagos no se ejecuten de la manera esperada. En segundo lugar, un mayor uso de los sistemas de pago, unido al desarrollo de las tecnologías de la información, ha promovido  un gran cambio en la forma de gestionar tanto las finanzas personales, como empresariales. A continuación vamos a realizar un repaso de los últimos avances en sistemas de pago, relacionados con las nuevas tecnologías.

Del efectivo a las tarjetas de crédito

tarjetas-de-créditoSin dejar a un lado el uso de billetes y monedas, o las transacciones financieras mediante papel, como pueden ser los cheques o talones, las tarjetas de crédito empezaron a ser un sistema de pago cada vez más utilizado. No se requería llevar dinero en metálico para poder pagar prácticamente en cualquier comercio, y además permitía sacar dinero en los cajeros y sucursales sin la necesidad de utilizar libretas, o esperar largas colas en los bancos. Evidentemente, las tarjetas de crédito y débito siguen siendo un instrumento de pago muy utilizado, cada vez más fomentado, y que poco a poco irá cuestionando la necesidad del uso de monedas y billetes físicos, a pesar de que todavía no está perfectamente integrado en ciertos sectores de la población.
Sin embargo, de la mano de los avances tecnológicos en el ámbito financiero, han ido surgiendo nuevas formas de realizar operaciones bancarias o pagos a través de internet.

La banca online

Neues Online-Banking

La banca online ha empezado a ganar una creciente importancia, principalmente entre las nuevas generaciones, que perciben este sistema como un método cómodo y rápido de realizar operaciones bancarias sin moverse de sus casas.

Por este motivo, la gran mayoría de entidades financieras han realizado un esfuerzo por ofrecer a sus clientes una interfaz web que funcione como oficina 24 horas, para que en cualquier momento puedan consultar sus últimos movimientos, realizar transferencias o visualizar los recibos domiciliados en su cuenta, simplemente descargando un PDF.

En relación a las páginas web de los bancos, debido al uso de los smartphones, las entidades han decidido desarrollar también aplicaciones móviles que proporcionen las mismas funcionalidades que la web, de una forma sencilla e intuitiva.

Pagos a través de internet

Los consumidores tienden cada vez más a realizar sus compras por internet. Los comercios más importantes cuentan ya con su propia tienda online en la que escoger los productos, añadirlos a una cesta y pagar cómodamente desde casa. Generalmente existen dos alternativas de pago por internet. La más frecuente es la opción de introducir los datos de la tarjeta de crédito y pagar directamente. La otra opción, más valorada por su seguridad y comodidad, es PayPal. Gracias a este sistema, podemos introducir nuestro correo electrónico y contraseña, y pagar rápidamente.

Pagos móviles

650_1200Algunas ciudades ya tienen una tarjeta que, previa carga, al aproximarla a un pequeño aparato descuenta una cantidad de dinero. Normalmente es usada para el transporte público, por ejemplo la tarjeta Oyster en Londres, o la Barik en Bilbao; pero ya existen ciudades como  Tokio en las que se puede utilizar también para otros servicios. Parece una buena opción, principalmente cuando las recargas de la tarjeta se puedan hacer con tarjeta de crédito o a través de internet, evitando el tener que llevar efectivo en nuestras carteras.

Sin embargo, parece que el sistema que va a adquirir mayor importancia en los próximos años va a ser el NFC a través de nuestros móviles. NFC hace referencia a las siglas Near Field Communications, que permite a un dispositivo establecer una comunicación para intercambiar datos digitales simplemente cuando dos dispositivos se encuentran cerca.

Es muy posible que esta tecnología acabe sustituyendo a las tarjetas de crédito con el paso del tiempo, aunque actualmente parece muy complicado que en los próximos años veamos desaparecer completamente los billetes y monedas, o las tarjetas de crédito, por muy innovadores que sean estos nuevos sistemas que van apareciendo.

¿Qué podríamos ver en el futuro?

Parece que una posibilidad podrían ser los pagos a través de Bluetooth Low Energy. Un ejemplo de este sistema sería la propuesta que realizó PayPal, con PayPal Beacon, un sistema que permitiría a los consumidores registrarse automáticamente en las tiendas. En lugar de usar la tecnología NFC, PayPal usaría Bluetooth para transmitir la información, para que así los consumidores pudieran pagar con el manos libres.