Piénsalo

Ayer leí una frase que directamente me transportó a algunas de las conversaciones y temas que hemos tratado en la asignatura de SIE. Aquí tenemos la fotografía:

SIERichard Branson fue el fundador de Virgin Records (Discográfica británica). A día de hoy, posee Virgin Group que lo componen más de 360 empresas. Por lo cual, algo de razón tendrá con esa frase.  O no. La verdad que no conozco a nadie que trabaje en cualquiera de sus compañías así que, en principio, me voy a creer lo que dice.

 

Me gusta esta frase para enfocar mi primera entrada del blog en las personas, como no. A veces, nos preguntamos porqué las empresas se centran en tener a los clientes contentos. Y diremos, hombre, porque gracias a ellos la empresa se mantiene donde está. Sí pero, ¿cómo haces que tus clientes estén contentos? ¿por qué, de repente, no se ha entregado lo correspondiente en el plazo? ¿Será realmente porque se ha estimado mal y porque los trabajadores no han hecho su trabajo? ¿Por qué no han hecho su trabajo? ¿Porque no están contentos? ¿ Qué pasa para que un trabajador no tenga una actitud positiva ante los problemas o retos a los que se enfrenta?

Aunque la frase de este magnate vaya más dirigida al mundo de empresa, os animo a que bajemos esa frase a nuestra vida cotidiana. A cada día que pasa, personalmente, me doy cuenta de que da igual lo importante que seas,  lo grande que quieras llegar a ser  o lo bueno que eres en tu trabajo sino tienes unos mínimos valores enfocados, por ejemplo, en la empatía , en el respeto, en el «no ataque». Como se suele decir, trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti. Frase típica pero parece que nos olvidamos fácilmente de ella…