Now and future-now

inteligencia-artificial_1

De la charla del ponente que nos trajo Pablo me quedo con una de las preguntas que hizo, a ver si alguno de nosotros nos convertiríamos en ciborgs si tuviéramos la oportunidad de hacerlo. Muchos se quedaron pensando, algunos respondieron, como mi compañero Aitor Brazaola que especificó que él lo haría, pero un futuro más lejano cuando de verdad se pueda hacer esta transformación correctamente.

Relacionado los ciborgs, hace un tiempo leí el siguiente artículo [1] :

Tres pacientes renuncian a una mano inútil a cambio de una biónica

¡WOW! Suena muy heavy todo, pero si habéis entrado el artículo, habréis leído que las tres personas que se ofrecieron voluntarias han quedado más que contentas con el resultado.

Os voy a pedir que veíais este video. Os robo solo 5 minutos de vuestras vidas.

¿No os emociona todo esto? Dios. Me he visto vídeos del estilo incontables veces, y, no sé cómo explicarlo chicos, pero este tipo de cosas son las que me hacen enamorarme cada día más de la tecnología.

Sinceramente yo también lo haría, porque me encantaría ver que es de nuestro mundo en el futuro. Quisiera ver y conocer esos avances tecnológicos que harán cambiar el mundo. De estos avances los que más me llaman la atención son los relacionados con el área de salud y bienestar, y medicina. Aunque lo cierto que ya se están viendo avances en este sector.

¿Prevenir enfermedades antes de que se diagnostiquen?, ¿recibir seguimiento de nuestras enfermedades en tiempo real sin necesidad de acudir a la consulta del médico? Todas estas cosas están cada día más cerca de convertirse en realidades cotidianas gracias, entre otros elementos, al Big Data. Las tecnologías basadas en Big Data, la biotecnología, la realidad aumentada, los wearables, los robots cirujanos o la biónica son realidades hoy en día. El desafío tecnológico no es pequeño, pero el Big Data nos habilita para manejar estos grandes volúmenes de datos y sacar partido de toda la información recopilada aplicando inteligencia a los datos.

También podemos destacar el enorme crecimiento en el uso de wearables. Podemos usar estos dispositivos para tomar medidas sobre datos biométricos y así recopilar datos a lo largo del tiempo. Por ejemplo, ya se pueden medir parámetros como la saturación de oxígeno, el pulso cardíaco, las calorías quemadas o realizar un seguimiento de la calidad del sueño.

Se calcula que la información biomédica disponible se va a duplicar cada 18-24 meses durante los próximos años. Esto supone un desafío para la gestión, disponibilidad y gobierno del dato para el que las empresas del sector salud deben de prepararse.

Lo cierto es que con la tecnología se están haciendo cosas increíbles. Ha traído consigo el desarrollo en muchos campos, no solo en la medicina, si no también en los gobiernos, los negocios, la educación. Estamos avanzando mucho, estamos ayudando a muchas personas, … Y, aunque no se perciba a simple vista, Big Data está cada vez más presente en nuestras vidas ayudando a solventar los nuevos desafíos y aportando un valor diferencial.

¡No puedo esperar a ver qué es lo nos deparará el futuro gracias a todos estos avances! ❤




El futuro de la información: ¿Cuál será el uso que se les dará a los sistemas de información en el futuro?

Continuamente oímos y especulamos sobre cuál será el futuro de los sistemas de información; cómo serán, de que forma beneficiarán a los usuarios, etc. Es cierto que empiezan a aparecer nuevas tendencias tecnológicas que nos maravillan y que nos hacen creer que el futuro de los sistemas de información será algo apasionante.

Cómo bien sabemos, la tecnología y los sistemas de información van de la mano; es decir, cuando evoluciona la tecnología evolucionan de igual manera los sistemas de información. Por lo tanto, conociendo bien cuáles podrían ser las futuras tendencias tecnológicas conoceremos también cómo serán los futuros sistemas de información. Esto se debe a que dichos sistemas futuros estarán compuestos o harán usos de esas tendencias tecnológicas futuras.

Hablemos de Big Data. Sin duda, el Big Data estará presente en todos los sistemas de información futuros. Este tipo de bases de datos serán totalmente necesarios para procesar una infinidad de datos provenientes de diferentes medios: páginas webs, sensores, IoT… El objetivo del Big Data, además de ser capaz de procesar millones de datos procedentes de millones de medios, es el de detectar patrones de comportamiento después de analizar los datos. Este tipo de bases de datos realizan una analítica potente sobre los datos para así poder detectar conductas, comportamientos y otros tipos de INFORMACIÓN. Es decir, aportarán información útil (no sólo datos) para quien despliegue el sistema de información.

Hablemos también de Realidad Aumentada. Ejemplos como el Google Glass podrían extenderse también a los sistemas de información. Teniendo en cuenta que aumentará el número de datos con los que se trabajarán gracias al Big Data, podrían llegar a ser de gran utilidad este tipo de sistemas para representar los datos y la información proveniente del Big Data. Por ejemplo, podrían utilizarse para visualizar gráficos y resultados de analíticas de una forma más sofisticada que la que se utiliza en la actualidad (a través de la pantalla de un ordenador). Esto aumentaría la eficiencia y la productividad a la hora de analizar los datos porque se visualizarían de una forma óptima, precisa, sencilla e interactiva.

Hablemos de 3D. Muchos de los problemas actuales en los sistemas de información sólo se pueden solucionar mediante el 3D. Además, muchas tendencias que ya son una realidad como la impresión 3D, podrían tener cabida en los sistemas de información futuros.

Hablemos del Crecimiento del Software Libre. Sin duda, es una tendencia a tener muy en cuenta cuando hablamos del futuro de los sistemas de información. Tenemos que tener en cuenta, que es posible que el uso de sistemas de información se incline hacia esta tendencia, sobretodo, de cara a ser ampliamente utilizados por las pequeñas y medianas empresas; no solo por las grandes.

Hablemos también de las Diferentes Plataformas en las que se podrían desplegar los sistemas de información. Sería de gran utilidad poder gestionar y manejar tu sistema de información desde el móvil u otro dispositivo. Pero, teniendo un acceso a través de la web y conectándonos a nuestro sistema de información a través de Internet para gestionarlo.

A estas alturas del post os preguntaréis, ¿cuál es el problema? Aparentemente la respuesta al título de este post es obvia, ¿no? Quiero decir, parece bastante lógico pensar que los sistemas de información se basarán en las tecnologías que he mencionado previamente en el post y que nos ayudarán en nuestras vidas de una forma increíble, ¿no? Después de todo, la tecnología y los sistemas de información van de la mano y evolucionan simultáneamente. Por lo tanto, podríamos llegar a la conclusión de que dichos sistemas futuros nos ayudarán con nuestro día a día haciéndonos posible disponer de una experiencia ultra personalizada que mejore cuantiosamente nuestro nivel y calidad de vida. Sobra decir, que serán vitales para las empresas ya que les ayudarán aún más que los sistemas de información actuales con su negocio.

Sin embargo, yo no lo veo de esta manera. Podréis pensar que estoy loco por pensar lo que os voy a contar a continuación, pero, mi visión sobre el uso que tendrán dichos sistemas maravillosos es muy distinta a la que hayáis podido tener en cualquier momento durante la lectura de este post. Solamente quiero que reflexionéis sobre esta pregunta: ¿Los avances tecnológicos siempre traen consigo cosas buenas?

reu_20150315_155218182

Dura la imagen, ¿verdad? Esta fotografía junto a muchas del estilo han sido tomadas ayer 15 de noviembre de 2015 en Siria después de la ofensiva llevada a cabo por Francia en respuesta a los atentadas ocurridos en París. Muchos civiles (entre ellos niños) han perdido la vida en esta ofensiva francesa sin tener culpa de nada; del mismo modo que perdieron la vida las victimas de los atentados en París.

Con esta fotografía pretendo que reflexionéis sobre el uso que se le pueda llegar a dar a los sistemas de información futuros. También pretendo concienciaros de que los avances tecnológicos no siempre traen consigo cosas buenas. Hoy en día estamos al borde de una tercera guerra mundial en la que los sistemas de información (por desgracia) tomarían un papel clave en su evolución. Nos gusto o no, este tipo de sistemas se están utilizando en la actualidad con fines bélicos; se están utilizando en guerras con el único objetivo de aniquilar a seres humanos.

Los avances tecnológicos traen consigo también nuevas formas de guerra, nuevas formas de guerra que dejan un mayor número de victimas inocentes. Esta demostrado que en las nuevas guerras mueren una mayor cantidad de civiles inocentes a los que no se les ha dado ni la opción ni la oportunidad de salvar sus vidas. Simplemente han sido condenados y puestos en un territorio envuelto de explosiones, bombarderos y masacres diarias.

Por concluir con mi post, me gustaría decir que mi objetivo no ha sido el de cambiaros vuestra mentalidad sobre los sistemas de información y su futuro. No quiero que tengáis la misma visión pesimista que tengo yo sobre el futuro y sobre la humanidad. Simplemente pretendo concienciaros de que el ser humano puede ser también muy despiadado y que si puede utilizar algo puramente beneficiosos como son los sistemas de información para lograr sus fines lo utilizará sin importarle la devastación que puede causar.

Por eso, como desarrolladores y futuros creadores de sistemas de información; es nuestra obligación y responsabilidad tener en cuenta los diferentes usos que se les podrán dar a cada una de nuestras creaciones. En caso de que haya un riesgo importante de que nuestra creación pueda ser utilizada de una forma maliciosa y que perjudique a la sociedad; como profesionales no deberíamos comercializar ni sacar a la luz dicha creación. De esta manera, no estaríamos dando pie a que ciertos desalmados utilizasen nuestro producto para fines bélicos y devastadores.