Pensar fuera de la caja

Download PDF

Think-outside-the-box-1-1024x682Últimamente en las empresas se valora mucho la espontaneidad, imaginación y creatividad. Se utiliza mucho la expresión “pensar fuera de la caja”. En realidad, ¿qué nos están pidiendo? Nos piden que salgamos de nuestra zona de confort. Nos piden que seamos diferentes, que pensemos diferente.

A mí me gusta la expresión “mono de repetición”. Si nos pusiéramos a contar un momento cuántos pensadores y cuántos monos tenemos alrededor, incluso qué nos consideramos nosotros mismos, puede que este equivocada, pero yo creo que ganarían los “monos de repetición” en la gran mayoría de los ámbitos. He oído tantas veces frases como: “no hagas eso porque el niño lo va a querer hacer también” o “yo que decía que de mayor no iba a ser como mi madre/padre”. Cuántas veces nos han hecho preguntas complicadas y hemos preguntado al de al lado a ver qué va a poner. En el mundo de la moda se dice que todo vuelve. Las personas copiamos los comportamientos desde pequeños y es complicado conseguir que alguien salga de su zona de confort.

Aun así, también creo que se puede impulsar que una piense fuera de la caja. Una persona que participa en un ámbito, suele ser porque tiene los conocimientos o habilidades para aportar valor a ese ámbito, lo que nos suele faltar a las personas es la actitud. Para mí, la actitud es esencial para pensar fuera de la caja. En muchas ocasiones, nos falta motivación o información para poder aportar algo en un ámbito. Es probable que simplemente estemos acostumbrados a hacer lo que nos mandan, pero, ¿por qué? En realidad, muchas veces, no cuentan con nosotros para tomar las decisiones, incluso he oído la frase “no se te paga por pensar”. En la mayor parte de los casos, ni siquiera sabemos qué está pasando alrededor, nuestra visión se limita a un ángulo demasiado pequeño para poder aportar. Incluso, hay veces, más de las que pensamos, en las que somos nosotros mismos los que nos ponemos limites, barreras o excusas.

Cualquiera puede pensar fuera de la caja, pero hay algo muy importante a tener en cuenta: querer es poder. Por muchas habilidades que tengas, por mucho conocimiento que poseas, si no tienes la actitud adecuada es muy difícil conseguir cualquier cosa. Puede que ya lo sepamos pero es difícil aplicarlo y, probablemente, luego critiquemos a personas que son todo labia porque no saben lo que sabemos nosotros. Por lo general somos muy exigentes con otras personas, a veces, incluso pedimos cosas que nosotros no haríamos.

Es muy probable que hayamos oído a alguien decir que somos una nueva generación, que tenemos la mente fresca, llena de nuevas ideas. También es probable que hayamos oído a alguien decir que somos nuevos en esto, jóvenes e inexpertos, que nos queda mucho que aprender. Ambas son verdad, pero solo una de ellas te potenciará la actitud idónea para pensar fuera de la caja y el valor para exponer tus ideas, ese del que muchas veces también carecemos.

Muchas veces hemos llamado locas a personas que pensaban fuera de la caja, incluso les hemos dado de lado o ridiculizado. Solo tenemos que fijarnos en la historia para ver como a filósofos, genios o eruditos a los que hoy en día agradecemos sus inventos, ideas, iniciativas o acciones, en su tiempo no se les tenía en cuenta. Por eso mismo, creo que sí es posible y beneficioso pensar fuera de la caja, pero tienen que cambiar muchas cosas en la sociedad, incluso en las culturas, para que cada vez más personas se atrevan a pensar diferente.

La revolución de los Smart Contracts

Download PDF

En el presente post voy a tratar un tema que hasta el momento no lo he mencionado debido a que lo estaba reservando para el último post. Se trata de los famosos “smart contract”.

Para entender un smart contract primero hemos de recordar que significa un contrato. Un contrato no es más que un acuerdo entre dos o más partes, un entorno donde se define lo que se puede hacer, cómo se puede hacer, qué pasa si algo no se hace… Es decir, unas reglas de juego que permite, a todas las partes que lo aceptan, entender en qué va a consistir la interacción que van a realizar.

Hasta ahora los contratos han sido documentos verbales o caros documentos escritos, sujetos a las leyes y jurisdicciones territoriales, y en ocasiones requiriendo de notarios, es decir, más costes y tiempo. Algo no accesible para cualquier persona. Y esto no es lo peor, los contenidos de los contratos pueden estar sujetos a la interpretación.

En cambio un contrato inteligente es capaz de ejecutarse What_are_Smart_Contractsy hacerse cumplir por sí mismo, de manera autónoma y automática, sin intermediarios ni mediadores. Evitan el lastre de la interpretación al no ser verbal o escrito en los lenguajes que hablamos. Los smart contracts son “scripts”, siendo los términos del contrato puras sentencias ycomandos en el código que lo forma.

Por otro lado, un smart contract puede ser creado y llamado por personas físicas y/o jurídicas, pero también por máquinas u otros programas que funcionan de manera autónoma. Un smart contract tiene validez, sin depender de autoridades, debido a su naturaleza: es un código visible por todos y que no se puede cambiar al existir sobre la tecnología blockchain, la cual le da ese carácter descentralizado, inmutable y transparente.

Si juntamos los principios de un smart contract con la creatividad de muchos desarrolladores del planeta, el resultado son posibilidades jamás vistas, accesibles para todos y a costes que rozan la gratuidad.

Imagina un coche Tesla auto-conducido, comprado en grupo, capaz de autogestionarse y alquilarse por sí solo pero sin una compañía tipo Uber detrás llevándose el 10%. Bienvenido al mundo de los contratos inteligentes.

Según Deloitte, tal y como indica en su artículo “getting smart about smart contracts” [1], los smart contract aportan numerosos beneficios en comparación con las metodologías utilizadas hasta el momento. Pero, de entre todos los beneficios destaca los siguientes:

Actualizaciones en tiempo real Debido a que los contratos inteligentes usan software para automatizar tareas que normalmente se realizan a través de medios manuales, pueden aumentar la velocidad de una amplia variedad de procesos comerciales.
Mayor precisión Las transacciones automatizadas no solo son más rápidas, sino que son menos propensas a errores manuales.
Menor riesgo de ejecución El proceso de ejecución descentralizado elimina virtualmente el riesgo de manipulación, incumplimiento o errores, ya que la ejecución de la gestión se realiza automáticamente por la red en lugar de forma individual.
Menor costo Los nuevos procesos habilitados por los contratos inteligentes requieren menos intervención humana y menos intermediarios y, por lo tanto, reducirán los costos.
Menos intermediarios Los contratos inteligentes pueden reducir o eliminar la dependencia de terceros intermediarios que brindan servicios de “confianza”, como el depósito en garantía entre contrapartes.

 

Una vez explicados los smart contracts voy a comentar un caso de auditoría. Un caso de auditoría de smart contract. Pero antes, os dejo un video corto que explica que es y cómo funciona un smart contract, para todos aquellos que no lo hayáis acabado de entender.

 

 

He encontrado un artículo de Merunas Grincalaitis, experto en Ethereum (una criptomoneda basada en la tecnología blockchain). Que tras centrar sus esfuerzos en aprender todo lo posible sobre auditar smart contracts con el fin de encontrar brechas de seguridad, nos expone los pasos a seguir si queremos auditar un smart contract.
Según Merunas Grincalaitis, el resultado de dicha auditoría constara de los siguientes puntos:

-Liberación de responsabilidad: Aquí se expone que la auditoría no es un documento legalmente vinculante y que no garantiza nada.

-Descripción general de la auditoría y buenas características: Una vista rápida del contrato inteligente que se auditará y buenas prácticas encontradas.

-Ataques realizados al contrato: En esta sección hablará sobre los ataques realizados al contrato y los resultados. Solo para verificar que es seguro.

-Vulnerabilidades críticas encontradas en el contrato: Problemas críticos que podrían dañar gravemente la integridad del contrato.

-Vulnerabilidades de media gravedad encontradas en el contrato: Aquellas vulnerabilidades que podrían dañar el contrato pero con algún tipo de limitación. Como un error que permite a las personas modificar una variable aleatoria.

-Vulnerabilidades de baja gravedad encontradas  en el contrato: Esos son los problemas que realmente no dañan el contrato y podrían existir en la versión implementada del contrato.

-Comentarios línea por línea: En esta sección analizará las líneas más importantes en las que verá posibles mejoras.

-Resumen de la auditoría: Su opinión sobre el contrato y las conclusiones finales sobre la auditoría.

Para interesados, en el siguiente link pone en práctica lo comentado [2], en el que audita un smart contract de un casino de Ethereum. El código del smart contract ,o podéis encontrar en  su Github.

Dejando a un lado a Merunas Grincalaitis, me gustaría destacar la plataforma Solidified. Una plataforma para la revisión colectiva de contratos inteligentes, en la que cualquier desarrollador puede presentar su contrato para una revisión exhaustiva de la calidad con nuestra gran red de expertos de blockchain verificados. [5]

Donde funcionan de las siguiente manera:

spu-ea68c8-ogi2-3cwn3bmfojjlb56e2

En conclusión, los smart contracts son otra consecuencia del blockchain. Una consecuencia que viene para quedarse y que, sin duda alguna, va a revolucionar el mundo. Porque, cuando los smart contracts estén estandarizados, ¿vamos a necesitar notarios? o ¿por qué un persona física que traba en un banco va a tener acceso a todos nuestros datos personales si solicitamos un préstamos? Con un smart contrat este proceso sería  automático y sin violar nuestra intimidad. El susodicho banco debería estipular unas condiciones (un mínimo de X€ ahorrado, una nómina con Y€ como mínimo…) y simplemente debe saber si el cliente lo cumple, no necesita saber si tienes una nómina de 25.000€ o de 100.00€. Y como estos dos ejemplos, me vienen miles a la cabeza…

 

 


 

Referencias:

[1]: Getting smart about smart contracts, Deloitte (junio 2016) https://www2.deloitte.com/content/dam/Deloitte/us/Documents/finance/us-cfo-insights-getting-smart-contracts.pdf

[2]: how to audit a smart contract, por  meruna sgrincalaitis, visto el 25/11/2017, https://medium.com/@merunasgrincalaitis/how-to-audit-a-smart-contract-most-dangerous-attacks-in-solidity-ae402a7e7868

[3]: Github.com, visto el 25/11/2017, https://github.com/merlox/casino-ethereum

[4]: solidified.io, visto el 25/11/2017, https://www.solidified.io/

Bichos, una aventura en miniatura

Download PDF

 

Siguiendo la manera didáctica de Pablo, me ha parecido interesante buscar un vídeo con el que pueda hablar de los diversos temas que hemos abarcado en clase. He encontrado este vídeo de la película “Bichos, una aventura en miniatura”, en el cual se pueden ver reflejadas varias cosas del día a día de una organización y de una persona.

En primer lugar, a partir del minuto 0:32, se puede escuchar la frase: “Sé que no acostumbramos a cambiar las tradiciones, pero …”. Esta frase nos enseña que las organizaciones y las personas necesitan actualizarse para ir avanzando, como dijo Miguel de Unamuno, “el progreso consiste en renovarse”, de ahí viene el dicho de “renovarse o morir”. Debemos darnos cuenta de que por mucho que funcione algo, seguramente exista otra forma mejor o simplemente diferente de hacerlo, por ello tenemos que buscarla. Muchas veces la gente cree que el cambio no es bueno, piensan… ¿Por qué voy a cambiar algo que funciona? Y es que es verdad que en la zona de confort se está muy bien, entonces… ¿Para qué salir de ella? Tienen razón, esa zona de confort nos da abrigo, nos hace sentir seguros, quizás porque abarca todo aquello que conocemos y controlamos. Pero eso mismo que nos protege también nos puede causar daño, si nos acomodamos nos estancamos, no buscamos estímulos, caemos en la monotonía, por eso hay que ser valientes y olvidarse del miedo a lo desconocido, buscar nuevos aprendizajes, nuevas emociones. Me gustaría listar algunos consejos que he encontrado y que pueden ayudar a salir de esa zona de confort, espero que os sirvan:

  • Reconoce tus límites: Debes reconocer tus barreras internas y externas. Acepta que no eres perfecto, pero reconoce que puedes llegar a donde desees. [1]sdd
  • Aprende a aceptar: Al salir de nuestra zona de confort nos encontraremos con aspectos que no podemos manejar o controlar, es importante aceptar esas situaciones. Imagina lo que quieres y trabaja en ello: Cada pequeña acción que llevas a cabo te ayudará a ampliar tu perspectiva. [1]
  • Desafíate y rinde al máximo: Según un estudio llevado a cabo por un grupo de psicólogos, un poco de ansiedad puede ser positivo para mejorar nuestro rendimiento y nos permite seguir creciendo profesionalmente. Por tanto, convierte esas situaciones que te provocan ansiedad en situaciones estimulantes y que nadie te pare los pies. No le llames nervios o inseguridad, llámale “emoción”.  [2]
  • Anticipa todas las excusas que te vas a poner: Sé consciente de que, cuando te fijes metas que te resulten incómodas dentro de tu zona de confort, inconscientemente te vas a estar buscando un montón de excusas para no hacerlo. Juzga estas excusas como lo que son: invenciones cuyo único objetivo es racionalizar la aceptación de la comodidad. [2]

En mi opinión estos consejos son bastante útiles y constructivos, y pienso que se pueden seguir siempre y cuando sigas siendo fiel a ti mismo, lo cual sigue siendo uno de los retos más grandes en un mundo que quiere que todos sean iguales.

Por otro lado, siguiendo con el vídeo, a partir del minuto 1:35 podemos ver como los bichos trabajan en equipo para llegar al objetivo común: construir el pájaro. Se puede observar como cada una tiene su función, algunas hormigas guían a otras hormigas mientras trabajan, la araña teje en el momento en el que se la necesita, etc.  Esto me ha recordado a que seguramente cuando trabajemos en una empresa cada uno de nosotros tendrá un trabajo específico, y que gracias a ese trabajo, y al del resto de nuestros compañeros conseguiremos llegar al mismo objetivo. Trabajaremos en equipo, es decir, será un trabajo hecho por varios individuos donde cada uno hace una parte, pero todos trabajan con un objetivo común. Lo importante de todo esto, es que cada uno sepa que quiere hacer, que le gusta hacer, ya que en mi opinión, si todos remamos con las mismas ganas hacia el mismo sitio, se llegará antes y mejor al resultado final. ¿Y qué mejor forma que la de ir al trabajo con ganas de trabajar? [3]

Así mismo, en el minuto 3:42 podemos ver como la hormiga reina está recordando al resto de las hormigas lo bien que están trabajando. Esto me ha recordado a un momento de clase cuando comentamos que había que felicitar a las personas cuando hacían algo bien. Y es que un refuerzo positivo muchas veces ayuda más que regañar a alguien por algo que haya hecho mal. Esto se puede aplicar a una organización, por ejemplo, el jefe de proyectos debe exigir a sus empleados cierto grado de cumplimiento, pero a su vez también debe recordarles lo bien que lo están haciendo y ayudarles en todo lo que necesiten, como si fuera uno más, porque lo es.

Por lo tanto, lo que buscaba que sacarais de este post es que lo importante es ser feliz y que para eso hay que estar a gusto con uno mismo, con lo que está haciendo y con lo que tiene planeado hacer. Tenemos que darnos cuenta de que nadie nos va a allanar el camino, nosotros mismos tenemos que buscar ese camino y recorrerlo. Debemos recordar que tenemos suerte si contamos con gente a nuestro alrededor que nos ayude y a la que podamos ayudar, ya sea en un trabajo en equipo o en la vida personal. Y seguramente nos equivoquemos o lo pasemos mal al salir de esa zona de confort en la que estamos, pero debemos tener en cuenta en todo momento que el resultado final siempre va a merecer la pena.

blogger-image-1406665668


Referencias

[1] La mente es maravillosa. <<Sal de tu zona de confort>>. Acceso el 31 de octubre de 2017. https://lamenteesmaravillosa.com/sal-de-tu-zona-de-confort

[2] Psicología y mente. <<Cómo salir de tu zona de confort: 7 claves para lograrlo>> Acceso el 31 de octubre de 2017. https://psicologiaymente.net/coach/salir-zona-de-confort-claves

[3] Wikipedia. <<Trabajo en equipo>>. Acceso el 1 de noviembre de 2017. https://es.wikipedia.org/wiki/Trabajo_en_equipo

IoT sí, pero IoT segura

Download PDF

Y llegamos al último Post de la asignatura. Que rápido han pasado estos meses. ¿Y de que puedo hablar en este Post? Bueno pues me parece apropiado tratar algunos aspectos, que a mi entender son esenciales en el mundo de Internet of Things (IoT). Por supuesto que IoT trae consigo grandes avances y aspectos positivos que seguramente cambien nuestro concepto de las cosas, pero debemos estar alerta y no dejar a un lado todo el universo de riesgos que esto implica. Con esto no quiero ser alarmista pero es algo que creo que es importante tratar y que seguramente nos ayude a visualizar nuevos enfoques de la materia y a nuestro aprendizaje, que para eso estamos cursando un máster.

Bueno pues IoT es un concepto que nos rodea, pero que ha surgido sin hacer demasiado ruido. Desde luego la prensa y los medios de comunicación están haciendo eco actualmente, a pesar de ser un concepto con relativa antigüedad (los expertos datan su aparición entre los años 2008 y 2009). Podemos leer noticias relativamente recientes que señalan que, en los próximos años, será algo esencial en la sociedad y nos hablan de porcentajes y porcentajes de implantación en las empresas y en la industria. Y seguramente tengan toda la razón, pero como esto se descontrole… se puede liar una muy gorda.

IoT implica una sociedad hiperconectada, en la que cualquier dispositivo estará conectado a través de Internet, de manera que convertirán nuestra actividad diaria en información, se distribuirá dicha información por la red e interactuaran con ella. Esto implica un incremento del número de dispositivos interconectados, por ello es necesario considerar la necesidad de establecer acciones de seguridad que prevengan de intrusiones no autorizadas y el uso de ellos como origen de ataques. ¿Qué tipo de riesgos implica IoT? Fundamentalmente estos:

  • Interferencia en la privacidad ya que la información recogida, procesada y almacenada puede tener un fin ilícito.
  • Proliferación de tecnologías que traen consigo un incremento de fallos al interconectar dispositivos con tecnológicas incompatibles y en consecuencia incremento de costes para las organizaciones.
  • Inexistencia de estándares de fabricación segura.
  • Recogida de datos no autorizada que pone en riesgo los derechos de los ciudadanos en cuanto al acceso y uso de sus datos debido a que no siempre se usan de forma autorizada y consentida.

Junto con estos riesgos, debemos ser conscientes de los escasos mecanismos de protección disponibles en estos entornos. Debido a esto, el rol de los reguladores actualmente es fundamental. La complejidad del ecosistema IoT hace necesario el establecimiento y cumplimiento de una normativa que vele por los intereses tanto de las organizaciones como de los usuarios que, ya sea voluntaria o involuntariamente, participan en la recopilación y tratamiento de información de todos estos dispositivos. Pero bien es cierto, que la implantación de esta regulación debe afectar lo menos posible al desarrollo y avance de dichas tecnologías.

Además, la participación de cada uno de los gobiernos será clave, ya que puede generar una mayor sensación de seguridad y confianza a los consumidores. El usuario debe percibir que la información personal extraída por cada dispositivo conectado, será utilizada en su favor y no en su contra, además de aportarle valor. Esta claro que si los usuarios no ofrecen la confianza a este tipo de tecnologías por los riesgos que conllevan, todas las previsiones relacionadas con IoT probablemente no se cumplirán y desde luego su implantación en la sociedad será mucho más lenta y costosa.

En conclusión y para finalizar este Post, es importante destacar que el desarrollo de IoT supone un avance en la sociedad bastante notable. Algunos se atreven a decir que probablemente sea la cuarta revolución industrial. Lo que no cabe duda es que las posibilidades de IoT son inimaginables ya que tendremos a nuestro alcance información de prácticamente todo. Y la información como bien es sabido, es poder. Pero no podemos dejar a un lado todos los riesgos que ello conlleva. Sin una regulación apropiada, el usuario no sentirá la confianza necesaria para aceptar estas nuevas tecnologías. Tanto la privacidad como la seguridad, afectan directamente en este aspecto, y sin confianza, el usuario no está dispuesto a ofrecer su información, y sin información IoT deja de tener sentido. Por lo tanto, desarrollemos tecnologías IoT, pero que sean IoTs seguras y generen una sensación de seguridad en cada uno de los usuarios que las utilicen.

Ha sido un placer escribir estos Posts para la asignatura. Saludos amigos.

Sistemas de Información, “y parecía solo informática…”

Download PDF

Con ánimo de sumar una entrada más a este blog y confluir en ideas, conocimientos y puntos de vista con el resto de los escritores digitales y por su puesto con los lectores, venía hoy con especial interés a hablar sobre las variables (guiño informático) a tener en cuenta en el cambio de jerarquías. El cambio de jerarquías que una empresa puede potencialmente sufrir cuando se desea pasar de una arquitectura o jerarquía vertical a una horizontal. Un sistema de información es al fin al cabo un conglomerado de diferentes elementos que están diseñados para ayudar, facilitar y/o beneficiar a un determinado usuario/cliente. Un sistema de información puede ser visto como una entrada, un procesamiento y una salida. ¡Pero eso…! ¡Eso es de libro! Y precisamente por ello, no te lo has de olvidar. Sin embargo, y dicho lo cual, uno de los pilares que sustenta un sistema de información son las personas. O al menos, así está pareciendo calar más en las organizaciones, el foco da lugar a pensar que las empresas se toman quizá un poquito más en serio las personas. La integración de diferentes sistemas de información en una empresa es capital para definir una ruta en la estrategia de negocio así como para calibrar cual va a ser la ruta o el destino de una organización: si el precipicio, o la cúspide.

En relación a la jerarquía interna de una empresa, ésta también has de tenerla en cuenta y muchas veces es más importarte partir de una buena base que intentar paliar tus debilidades con diferentes sistemas de información que pudieran asemejar una buena conducta dentro de tu PYME, empresa o chiringuito 😀

image001Lo habitual es encontrarse una jerarquización por departamentos, con diferentes jefes de proyectos, con un CEO allí arriba (sí, sí, allí arriba en la puntita), CIO de por medio, etc. En mi super humilde opinión, a lo mejor una empresa con jerarquía horizontal pudiera ser más amigable, productiva, o al menos podríamos tildarla de futuro. No sé, lo desconozco, igual me equivoco. En definitiva, una horizontal (plana) otorga a los empleados diferentes habilidades como la de la toma de decisiones, estos mismos son impulsados por objetivos fijados o establecidos por ti mismo, redunda en una alta motivación, alta colaboración entre iguales, focalización en el conocimiento etc.

Las variables de cambio a las que me refería al principio de este post, se tratan de unas que convendría que apuntaras en una hojita de papel para que fueras reflexionando sobre ellas en algún momentito o al menos, mientras te duchas, que no tienes realmente nada en lo que pensar mientras tanto. El cambio de una estructura vertical a una plana (horizontal) puede ser impulsada por un empleado o por gente en niveles quizá más altos (¡o al menos eso se pretende!). En dicho cambio, debieras ser capaz de seducir, confiar y conversar con los que te rodean e intentar tener un feedback sobre el cambio de jerarquía. La cordialidad prima, así como la tranquilidad (por dentro y por fuera) de la persona y la paciencia de la misma. Si tienes esos ingredientes, todo apunta a que acabarás haciendo un pastel de postre de lo lindo. Para chuparse los dedos. ¡Aunque, tal y como estarás pensando ahora, es cierto que ponerlo negro sobre blanco muchas veces es más fácil que ponerlo en practica. ¡Pero bueno…! Al menos es un comienzo.

Dicho lo cual y pasando a continuación a hilar conceptos relacionados con los sistemas de información y las empresas, otra cosilla que me ha llamado la atención en los últimos días es el término de liderazgo. Pasar de ser un “jefe” (the boss, the super boss!) a ser una figura que lidera y guía a un conjunto de personas es cambiar tu forma de pensar. ¡Uhmm…! De jefe a líder, puede que ya no estés subido en la silla esa de los árbitros de los partidos de tenis, ahora estás en sobre el terreno, junto a los jugadores.

silla-de-juez-arbitro-hierroOtro tema del que me gustaría hablar y también relacionado con el trabajo y la colaboración entre diferentes grupos o entidades es la gestión del incumplimiento! He de ser sincero conmigo mismo, creo que no había oído o al menos no recuerdo el termino como tal tan nítidamente en el pasado. Es algo fundamental y algo con lo que te ahorras unos años de envejecimiento. Todo ello no solo a nivel “empresarial”, sino en la vida misma, muchas veces te encuentras en el escenario de que alguien te podría estar diciendo o avisando sobre una determinada cosa que no sabes y que ellos sí y que por simple pasotismo no te lo mencionan lo que lleva a falsas expectativas o decepciones cuando llega una fecha X. En resumen, la gestión del incumplimiento es aquellos que como persona has de hacer y preocuparte por ello cuando trabajas, convives o tienes una relación con algunas empresa (o persona). Me gustaría relacionar la gestión del incumplimiento con la palabra confianza de mi post anterior en este blog. Si tienes confianza en alguien, éste último debiera ser capaz de avisarte con antelación cuando exista un percance, imprevisto o que simplemente las fechas no le encajan tan bien como antes le encajaban en la agenda. Y todo eso señoras y señores, es la gestión del incumplimiento. Algo que todos tendríamos que poner en practica desde hoy mismo.

¿Y que hay de la zona de confort? Sí sí, no es eso, no. El sofá es para los fines de semana. Me refiero a la zona de confort individual, no, no, la butaca no. La susodicha zona de confort es aquel ambiente, entorno o hábitos rutinarios donde nos sentimos cómodos y controlamos la situación. Cuando ponemos un pie sobre un terreno movedizo, no habitual, diferente a lo rutinario y/o en un entorno desconocido es cuando se dice que hemos salido de nuestra zona de confort. Introduzco este término porque se que es conocido por mucha gente y que inconscientemente nos dejamos atraer por su fuerza y nos acabamos pegando como un velcro a dicha zona. Para despegarte de la fuerza que tiene dicho imán, has de procurar tener confianza en ti mismo, ¡ante problemas complejos, soluciones simples! Pon una estrategia en tu vida también, se paciente y atrévete.

¡Aunque! Tal y como he comentado antes, decirlo es fácil más aún cuando personalmente quizá no hayas puesto en practica esto, ¿nos ponemos en marcha?

¡Hasta la próxima! 😉

Referencias:

  • Contenidos vistos en clase (vídeos, experiencias del docente, lecturas).
  • Material de apoyo de la asignatura (“Sistemas de Información”, Manuel Peralta; “Sistemas y tecnologías de la información”, Henry Jesús Mendoza Pacheco)

Motivación y optimismo, la mejor medicina

Download PDF

Haga de cada fracaso un peldaño de la escalera que le llevará al éxito”. Es una frase pronunciada por John C. Maxwell, escritor, orador y coach especializado en el liderazgo. Pensemos por un momento en todas las situaciones negativas que nos pueden pasar en la vida. La pérdida de un ser querido, el diagnóstico de una enfermedad grave, una ruptura sentimental, perder un trabajo, etc. Son situaciones verdaderamente difíciles, que marcan nuestras vidas y que en ningún momento podemos prever. Sin embargo y a pesar de las circunstancias, como todo en la vida, tienen un lado positivo.

Si cada vez que en nuestra vida nos encontrásemos una situación parecida, no supiéramos ver el lado positivo y salir de ella, sería imposible continuar adelante para afrontar nuevas situaciones y no solo eso, las personas que están en nuestro entorno también se verían afectadas y el mundo se nos caería encima. A pesar de ello, como somos seres sociables y nos apoyamos mutuamente, somos capaces de superar todo obstáculo que se interponga en nuestro camino. Pero para ello necesitamos motivación.

El diccionario de Real Academia Española de la Lengua define el término motivar como “influir en el ánimo de alguien para que proceda de un determinado modo”. Pero la motivación por sí sola no funciona, debe ir de la mano de su compañero de viaje, el optimismo. Es muy importante saber gestionar ambos aspectos ya que si alguno de los dos falla, el otro tampoco se sostiene. Y esto mismo se puede trasladar al ámbito de las empresas.

Cualquier directivo en una empresa tiene que ser capaz de gestionar, no solamente un equipo de personas, sino las circunstancias que rodean al equipo, y transmitir motivación y optimismo. Siempre habrá tareas que no gusten a todo el mundo, o proyectos que sean muy repetitivos que hasta a él mismo no le agraden. Pero en todo momento debe ser capaz de gestionar y transmitir optimismo y motivación. Aunque a veces lo más fácil es cerrarse en el despacho, dar órdenes, realizar seguimientos, echar broncas y salir puntual para no dedicar un minuto de más a la empresa. Pero entonces esa persona no es un líder, sino que se convierte en un jefe tradicional. Y convertirse en jefe genera desconfianza, desmotivación y falta de compromiso en el resto de integrantes del equipo.

En la situación opuesta, cuando tanto motivación como optimismo están presentes, junto con una buena planificación estratégica, las cosas funcionan mejor. Todo el personal de la empresa acude a su trabajo cada día con ganas de aportar lo mejor de si mismo. Además, simplemente marcando unas directrices generales a partir de las cuales se alcancen los objetivos, todos ellos se pueden lograr. Para llevar a cabo un seguimiento efectivo, únicamente bastará con establecer reuniones periódicas, en la que los miembros del equipo muestren su progreso y en el caso de que algo no funcione, los demás miembros aportarán ideas de mejora y el director podrá redistribuir el trabajo para que todas las tareas vayan al día. A sí mismo, las decisiones tomadas por el líder serán fruto del consenso de todos los participantes de la reunión, por lo que se tomarán como propias y se generará un entorno de compromiso y responsabilidad.

En el caso de que alguno de los miembros del equipo no adquiera el compromiso general, no podrá ser partícipe del proyecto y por lo tanto no se integrará adecuadamente en el funcionamiento del equipo. Si se produce esta situación, el líder deberá escuchar los argumentos de la persona y tratar de persuadirle, siempre desde una perspectiva de comprensión y actitud positiva, para encauzar la situación. Si no lo consigue y la persona no se integra adecuadamente en el equipo, no podrá participar en el proyecto común.

Otra circunstancia posible puede ser el fracaso del proyecto, en cuyo caso, el director deberá reunirse con todos los miembros del equipo para analizar el porqué del fracaso. Esta circunstancia servirá como lección para futuros proyectos, siempre evaluando los errores cometidos desde una perspectiva positiva y manteniendo ese espíritu de motivación hacia los demás.

En conclusión, como todo en la vida, una decisión puede ser errónea, una planificación puede estar mal hecha y un proyecto puede fracasar, pero siempre se puede sacar algo de lo que aprender. Para conseguir un objetivo o alcanzar una meta, con optimismo y motivación se podrá alcanzar sin problema ninguno, y la satisfacción general del grupo será un aspecto que fortalecerá y cohesionará al equipo de trabajo, de tal forma que todos: empresa, directivos, empleados y clientes, saldrán beneficiados.

Confianza, PESI, ¡¿y Eduard Punset!?

Download PDF

¡Me encantaba ver a Eduard Punset en Redes! Capitulo tras capitulo, la musiquilla con la que empezaba cada capitulo, la introducción, la cita célebre y sobre todo las garras de Eduard y su característica forma de explicar y plasmar sus palabras! Muy gracioso la verdad. La pena fue cuando en 2014 dejaron de emitirla, ¿¡que iba a hacer a la noche después de cenar cuando me ponía con un vaso de leche caliente a ver lo capítulos con los pies recostados en alto y con una bata bien tapado?!

Introduzco este programa porque era un espacio de contenido científico y tecnológico que me encantaba y que tocaban diferentes áreas del cerebro, del comportamiento humano, de la falsa percepción del tiempo, el subconsciente, etc, guiado por nuestro divulgador científico más mediático, Eduard Punset. Es en clase cuando hemos hablado superficialmente sobre temas no tan tangibles como la confianza, sinceridad, la percepción de uno mismo y de su entorno y la edificación de nuestro propia versión del mundo al más puro estilo caverna de Platón, que me ha venido a la cabeza aquellos bonitos momentos de Redes.

¡¿Qué es la confianza?! A nivel antropológico, ¿cómo un ser vivo, cómo el homo-sapiens, puede dejarse convencer por otra persona? No podemos remediar los instintos más básicos de un ser vivo, como la defensa personal, instinto de supervivencia, etc. El cerebro capta unos inputs que ha de procesar y en base a todos los movimientos, percepciones, palabras, sonidos, gestos y experiencias previas, el cerebro se lo creerá o no. Al fin y al cabo, lo que hay son conexiones cerebrales excitadas por impulsos eléctricos precipitados por acciones del exterior (entorno). Cierto es también que siempre habrá un sexto sentido dentro de nosotros que nos hará dudar (al menos) de una determinada persona a primera vista.

Todos nos sorprenderíamos de la rapidez que tomamos (o toma nuestro cerebro por nosotros) decisiones y/ conclusiones: una décima de segundo en reconocer la emoción que otra persona está sintiendo (enfado, tristeza,..) y nada más y nada menos que 8 segundos para sacar nuestras primeras conclusiones sobre la persona que tenemos enfrente (si nos cae bien o nos cae mal) en un encuentro a primeras entre dos personas desconocidas.

Hay voces que dicen que la confianza se sustenta en tres pilares: sinceridad, competencia y responsabilidad. Si tienes a un fenómeno con esas características, sí es cierto que personalmente opino que es certera la afirmación. Que bonito sería tener un equipo que funcione a las mil maravillas. Algunas veces creo que entra dentro del dominio de la utopía, ¡pero puede que no! Veamos por qué.

Bien sea para tener una hoja de ruta clara o un roadmap en el que nos podamos basar, la planificación estratégica (PESI) es clave. Así mismo, la comunicación entre el CIO y la cabeza del negocio han de mantener una relación fluida y entendible. Pero eso, es de sentido común, ¡o al menos, después de que te lo expliquen sí lo es! El periplo que supone ir paso a paso en la confección de un plan estratégico para tu empresa es algo que toda organización ha de plantearse en algún momento ¿Donde estoy? ¿A donde quiero ir? ¿Como voy hasta donde quiero ir? ¿Como mido si voy bien? Son preguntas que has de hacerte. ¡Y yo me cuestiono!: ¿sería la variable confianza, un activo lo suficientemente sólido como para prescindir de una planificación a la vieja usanza? ¿O me estoy columpiando demasiado?

En mi opinión todo suma, creo que todo es importante. Pienso que un método tradicional que contemple los DAFO, análisis de gastos, inventario, evaluación del estado de diferentes elementos (sistemas, aplicaciones…), definición de requisitos futuros (aproximándonos a la Visión de la empresa), seguimientos y control, etc. no tiene porque excluir la parte más humana de la que hablamos aquí y lo que ello implica (complicidad, voluntad, sinceridad, responsabilidad). No cabe duda que cuanta más confianza o implicación exista en los empleados, todo marchará mejor. Hay que tener en cuenta, y coincidiendo con el texto escrito por mi compañero de filas Kevin Cifuentes en este mismo blog, predecir el futuro se tercia un tanto imposible, o al menos difícil diría yo. Y no necesariamente porque hablemos de planes a largo plazo, quizá para algunas personas, los planes a medio y/o corto plazo les resulta más difíciles de definir.

super mega iman¡Imagínese por un momento si nuestras decisiones como empresa se tomaran a la misma velocidad a la que inducimos si una persona nos caerá bien o mal como antes hemos visto! En este caso las empresas girarían más que una veleta al viento.

Al fin y al cabo, el PESI nos otorga el beneficio de que prácticamente todos los empleados miren hacia la misma dirección, cual imán atrayendo los polos opuestos de unas imaginarías flechas.

Pero tampoco está exento de tareas que puede que no sean de nuestro agrado: invertir tiempo, tener cierto grado de imaginación, capacidad analítica y demás.

¡En definitiva! Comulgo con las voces que empujan a realizar una planificación a la vieja usanza, siempre viene bien ir por los pasos tradicionales (seguir procedimientos, estándares, buenas practicas), pero también considero y creo relevante dar cabida a otros espacios de entendimiento (¡¿hablo ahora como un político?! 😮) donde la confianza en las personas es la abanderada en lo que es el camino hacia nuestro objetivo como organización. ¡Pero eso sí! Tanto como si se hace un PESI, o cualquier documento formal con directrices y demás…! ¡Hay que cumplirlo! Dejarlo a secar la tinta en una esquina de la mesa o cajón no va a hacer que las estrategias y propuestas formuladas caminen solas hacia adelante. Y ni hablemos de la procrastinación… Personalmente, ya me he visto en alguna escenario en el que no acabas llevando a cabo lo que habías dejado escrito en un papel, lo cual me frustra, pero, me comprometo ante vosotros lectores a que no vuelva a ocurrir. ¿Y vosotros que pensáis?

Referencias:

La motivación como extra laboral

Download PDF

La palabra motivación viene de la palabra motivo. A su vez esta palabra ha sido definida como “el conjuntomotivacao de las razones que explican los actos de un individuo“, o bien, “la explicación o los motivos por los cuales una persona realiza algo“.

 

Cuando empezamos a trabajar en cualquier sitio, solemos estar motivados , con ganas empezar, porque es algo nuevo que nunca hemos hecho. Queremos retarnos a nosotros mismos a alcanzar metas y demostrarnos que podemos con nuevos desafíos. Cuanto más motivados estemos, mayor será nuestro desempeño a la hora de realizar una tarea (por lo cual, a la empresa le interesa que estemos motivados).

El caso es que la motivación es fácil de conseguir pero difícil que permanezca mucho tiempo con nosotros ya que si vamos viendo que esos objetivos que teníamos marcados no se están cumpliendo, nos venimos abajo y aparecen muchos obstáculos para mantener esa motivación con la misma intensidad que al principio. Según pasa el tiempo vamos cayendo en una rutina en la que, si no somos capaces sacar fuerzas de nuestro interior o nos cuesta más tolerar esas decepciones, de repente vemos que no es lo que esperábamos… Es decir, nuestra motivación cae en picado. ¿Por qué ocurre esto?

motivacion1

Perder la motivación, no solo en el entorno de trabajo, es algo bastante frustrante ya que sentimos que ya no tenemos interés o deseo en seguir haciendo eso que antes nos gustaba y puede resultar confuso y decepcionante. El otro día en clase hablábamos de lo que nos desmotivaba personalmente a cada uno y aquí están algunas de las cosas más comunes:

  • Estrés
  • Rutina
  • No sentirse valorado o poco reconocimiento
  • Salario: ver que llevas 5 años con el mismo salario pero las exigencias hacia tu persona son mayores. O como siempre, comparar sueldos con el compañero cuando hacéis lo mismo.
  • Entorno laboral hostil: esto, aparte de desmotivar, acarrea miedos y afecta psicológicamente de una manera brutal.
  • Influencia externa: por ejemplo, entras en un equipo en el que a la gente la ves sin ganas, desmotivada. Como todo se pega menos la hermosura, en poco tiempo tú estarás igual que ellos. Comprobado.
  • Ver que no hemos cumplido con nuestros objetivos
  • Sentir que lo que hacemos no aporta
  • Equipo sin compañerismo, sin solidaridad
  • Sin plan de desarrollo
  • Demasiada carga laboral

Seguramente mientras leíais los distintos factores os habéis sentido identificados. Y si nunca os ha pasado ninguna de estas cosas, por favor, contactad conmigo y decidme cómo lo habéis hecho.

Bien es cierto que la motivación no es la misma para cada persona, de hecho, se ha realizado un estudio en el que más de la mitad de la gente encuestada preferiría tener un salario común pero con un ambiente de trabajo bueno frente a una pequeña mayoría que valoraba más el salario que otras cosas. ¿A qué mitad pertenecéis?

Con esto quiero concluir que estar motivado no depende del resto, sino de nosotros mismos. La organización debe, claro está, motivar a sus trabajadores pero también enseñarles a automotivarse en situaciones críticas. El vaso se puede ver medio vacío o medio lleno independientemente de los factores externos que te hagan la montaña más alta y el camino más empinado.

automotivacionmotivacion

Os dejo con unas frases que me encantan:

“No es tu aptitud sino tu actitud la que determina tu altitud”

“Cuando pierdas no te fijes en lo que has perdido sino en lo que te queda por ganar

“He fallado una y otra vez en mi vida y es por eso por lo que tengo éxito

“En la vida no hay problemas, sólo soluciones que aún no hemos encontrado”

Piénsalo

Download PDF

Ayer leí una frase que directamente me transportó a algunas de las conversaciones y temas que hemos tratado en la asignatura de SIE. Aquí tenemos la fotografía:

SIERichard Branson fue el fundador de Virgin Records (Discográfica británica). A día de hoy, posee Virgin Group que lo componen más de 360 empresas. Por lo cual, algo de razón tendrá con esa frase.  O no. La verdad que no conozco a nadie que trabaje en cualquiera de sus compañías así que, en principio, me voy a creer lo que dice.

 

Me gusta esta frase para enfocar mi primera entrada del blog en las personas, como no. A veces, nos preguntamos porqué las empresas se centran en tener a los clientes contentos. Y diremos, hombre, porque gracias a ellos la empresa se mantiene donde está. Sí pero, ¿cómo haces que tus clientes estén contentos? ¿por qué, de repente, no se ha entregado lo correspondiente en el plazo? ¿Será realmente porque se ha estimado mal y porque los trabajadores no han hecho su trabajo? ¿Por qué no han hecho su trabajo? ¿Porque no están contentos? ¿ Qué pasa para que un trabajador no tenga una actitud positiva ante los problemas o retos a los que se enfrenta?

Aunque la frase de este magnate vaya más dirigida al mundo de empresa, os animo a que bajemos esa frase a nuestra vida cotidiana. A cada día que pasa, personalmente, me doy cuenta de que da igual lo importante que seas,  lo grande que quieras llegar a ser  o lo bueno que eres en tu trabajo sino tienes unos mínimos valores enfocados, por ejemplo, en la empatía , en el respeto, en el “no ataque”. Como se suele decir, trata a los demás como te gustaría que te tratasen a ti. Frase típica pero parece que nos olvidamos fácilmente de ella…