1

Similitudes entre equipos de empresa y deportivos

Hola a tod@s!

Habitualmente el deporte es uno  de los «hobbies» favoritos de las personas. Nos gusta practicarlo y verlo en su máximo nivel, en Bizkaia el Athletic es su máximo exponente. ¿Cuántas conversaciones de barras de bar sobre los jugadores y el cuerpo técnico?¿Por qué juega éste y no éste? – Yo esto lo haría así y no como el míster… Son situaciones que vivimos a diario y las planteamos como si fuesen muy lejanos a nosotros y nosotras. Nada más lejos de la realidad, los equipos de los deportes colectivos son muy parecidos a nuestros equipos de empresa y es que de cierta manera también nosotros compartimos vestuario con nuestros y nuestras compañeras de trabajo. He tenido la suerte de disfrutar del fútbol a un nivel relativamente alto y ahora que estoy entrando en el mundo laboral tengo la sensación de estar viviendo un «deja vu». En este pequeño post voy a tratar de compartir mi experiencia y ofrecer mi opinión de como sacarle el máximo partido a los grupos humanos que dirigimos.

Para empezar quiero que nos demos cuenta de lo parecidos que son los organigramas de una empresa y un club (de fútbol en este caso):

 

Resultado de imagen de organigrama equipo de futbolResultado de imagen de organigrama empresa

 

Los parecidos bastante obvios ¿verdad? Incluso en otro tipo de modelos organizativos se pueden encontrar parecidos. Al final una empresa y un club no son más que un grupo de personas que trabajan y colaboran para lograr un objetivo común. Huelga decir que esta comparación toma mucho más sentido para aquellos clubes que tienen jugadores profesionales y semi-profesionales que viven de jugar, hablamos por ejemplo en el caso del fútbol de clubes de 2ºB en adelante.

 

Una vez hemos visto el plano general me gustaría que buceáramos hasta un nivel más bajo, el de los equipos de trabajo. Haciendo la similitud digamos que tu director de proyecto podría ser el entrenador y sus colaboradores más cercanos los demás del cuerpo técnico, tus compañeros y tú sois los jugadores. Vuestro trabajo consiste en realizar el proyecto y acabarlo dentro de los plazos, para ello cada semana trabajáis duro para conseguir avanzar en el proyecto. El objetivo de un equipo es quedar lo más alto posible en la tabla y para ello trabajan toda la semana para poder ganar el fin de semana. La labor de tu director y del míster del equipo es sumamente parecida: tratar de lograr el mejor resultado posible gestionando su equipo de la forma más adecuada.

Me gustaría incidir en esto, al fin al cabo los directores de proyecto y entrenadores no son más que «gestores de personas». Durante mi corta experiencia laboral y experiencia deportiva he podido identificar ciertos aspectos clave a la hora de gestionar grupos humanos:

  • La principal clave del éxito es la cohesión del grupo: es vital que las personas que forman parte de un proyecto se arropen entre sí y remen todos en el mismo sentido. El buen ambiente es un factor clave pero no es estrictamente necesario, lo que no puede suceder es que haya problemas dentro del grupo.
  • Las personas tenemos problemas y nos afectan en nuestras profesiones: todo el mundo tenemos problemas en el día a día y dejarlos fuera del ámbito laboral es imposible. Una de las labores de los gestores de personas es  tratar de identificar y ayudar a superar estos problemas.
  • Todo el mundo es muy bueno haciendo algo: las personas somos diferentes y cada una hacemos algunas cosas mejor y otras peor. Los directores han de ayudar a impulsar las cosas que hacemos bien y paliar las cosas que hacemos mal.
  • No cometer errores es imposible: los errores van a suceder y es muy importante aceptarlos y prepararnos para saber qué hacer cuando sucedan.
  • Hablando nos entendemos: todos tenemos nuestras diferencias y discrepancias, pero hablando se arreglan y se entienden las personas, la comunicación es vital. Nos guste o no es inevitable que haya personas que no se sientan del todo cómodas y estas situaciones hay que gestionarlas.

La gestión humana la hacemos a diario y ni siquiera nos damos cuenta, para ello es muy importante conocer a las personas que nos rodean. La verdad es que los clubes y las empresas son muy parecidos y un equipo de fútbol y tu equipo de empresa os parecéis más de lo crees. ¡Así que la próxima vez piensa en ti mism@ antes de criticar a un jugador o un entrenador! 😛

Resultado de imagen de grito equipo de futbolResultado de imagen de equipo de trabajo

 

¡Espero que os haya gustado!




Planificación Estratégica

Desde que era pequeño siempre he tenido en cuenta que tiene que haber buenas prácticas que nos asegure la efectividad de nuestras acciones independientemente de la actividad que estemos realizando, además de pensar que dichas prácticas se adquieren por experiencia propia o bien por transmisión de la experiencia de los demás.

strategic-and-financial-planning-1Cada vez que pienso en la estratégia no puedo evitar pensar en una partida de ajedrez, en la que el objetivo del juego, o más bien su visión, es por medio de unos recursos, las piezas del tablero y un set de movimientos en el tiempo que conforman los distintos turnos, tumbar a el rey del oponente.

Lo primero que aprendí fueron las reglas del juego, con las que me definía como un jugador de ajedrez, mi misión. Simplemente con esto me lanzaron al campo de batalla y comenzó por aquel entonces ardua tarea de derrocar al rey rival, aunque más bien se convertiría en un intento por sobrevivir.

Una a una iba perdiendo mis piezas, y con ellas la posibilidad de vencer. Aunque el otro jugador y yo supiéramos las mismas reglas algo no encajaba, mis movimientos, que más que razonados parecían al azar, me conducían paso a la derrota, mientras que los suyos impedían el avance de mis tropas.

Al final de la partida me reveló el porqué de mi derrota, movía cada pieza sin un rumbo definido, sin un objetivo en común, no utilizaba los recursos de los que disponía como un equipo, sino como piezas individuales a las que medía un valor numérico definido en las reglas. Por otra parte, reconoció que muchas de las jugadas que yo había hecho las había vivido en otras partidas previas, por lo que podía intuir y posicionarse diferentes posibles situaciones estratégicas que le favorecían.

Cuando investigué sobre solo encontraba información referente al plan estratégico empresarial, pero al igual que con el ajedrez, esto mismo puede reflejarse a más ámbitos de la vida cotidiana. Hace relativamente poco realizamos una actividad que nos planteaba realizar un plan estratégico personal para los próximos cuatro años. En la que tuvimos que reflexionar sobre nuestra misión, visión, valores y objetivos estratégicos.

La actividad fue algo fuera de nuestra zona de confort y nos impactó tener que realizar una valoración personal sobre nosotros mismos. Los valores eran algo más trivial dado que es lo que nos constituye como individuos, pero el tener que definir una visión a largo plazo fue una tarea ardua y abstracta. Una vez hecho esto, se nos requería definir los objetivos estratégicos para cumplir dicha tarea, los cuales no fueron fáciles de definir al tener que detallar el cómo actuar para alcanzar dicho objetivo y poder medir nuestro avance.

En lo que a mi respecta, creo que hacer este tipo de actividad es beneficiosa, no solo para las empresas, sino para cualquier ámbito de la vida, incluido el personal, dado que nos ayuda a definir un objetivo y establecer las estrategias para hacerle jaque mate de forma eficaz.