Gestión de riesgos en propiedad intelectual

Download PDF

En este tercer post hablaré sobre los diferentes riesgos relacionados con la propiedad intelectual que pueden surgir dentro de un entorno empresarial. Un riesgo es la probabilidad de que un peligro ocurra y tengan consecuencias negativas para la organización. Para llevar a cabo una buena gestión de riesgos como auditores, es importante conocer las diferentes fuentes de las que pueden surgir para posteriormente listar una serie de riesgos potenciales y poder actuar en consecuencia para intentar evitarlos. Algunas de las fuentes más importantes a tener en cuenta a la hora de buscar riesgos son [1]:

  • Dentro de la propia organización: esta es una de las principales fuentes de riesgo. En algunos casos es debido a la falta de educación de los empleados de la empresa en cuanto a propiedad intelectual se refiere. En otros casos es debido a actos deliberados de los propios empleados. Este último caso es el más común y suele darse al abandonar un empleado la empresa. Esto es debido a que la propiedad intelectual está en muchas ocasiones en el propio conocimiento de la gente y cuando se va hay que tener en cuenta que se puede transmitir a gente externa a la organización. Si esto ocurre, se pueden tomar acciones legales como hizo Mercedes Benz hace unos años al enterarse de que un ex-ingeniero suyo estaba transmitiendo información confidencial a un equipo de la competencia que en este caso era Ferrari. [2]
  • Entidades cercanas a la organización: en este apartado están incluidas todas aquellas entidades que tienen alguna relación con la organización pero que no pertenecen a la misma. Algunos ejemplos pueden ser distribuidores, proveedor, clientes, partners o personas subcontratadas. Todas estas entidades presentan un riesgo siempre y cuando tengan a acceso a aquello que esté protegido.
  • Competidores: cualquier empresa que se encarga de manufacturar, crear y distribuir productos o servicios similares a nuestra empresa presenta un riesgo potencial. Un claro ejemplo de este tipo de riesgos está presente en la industria de los teléfonos móviles, donde hasta la simple forma de interactuar con la pantalla está protegido por patente en algunos países. Esto suele provocar múltiples demandas por infringir la propiedad intelectual entre empresas pioneras como sucedió hace unos años entre Apple y Samsung. [3]
  • “3rd parties” independientes: en este apartado se encuentran las conocidas entidades no practicantes (NPE) [4] que se dedican a amasar una gran cantidad de patentes pero no a llevar a cabo su desarrollo. El objetivo de la mayoría de estas entidades es buscar posibles infringimientos contra la propiedad intelectual y poner demandas para así poder obtener beneficios económicos. A este tipo de patentes se las conoce como “patentes troll”. [5]
  • Entidades de gobierno: es importante tener en cuenta que la ley de propiedad intelectual no es la misma en todos los países y que esta puede cambiar. Por lo tanto hay que estar al corriente de estos cambios para evitar posibles infracciones.
  • Entidades ilegales: en este apartado se encuentra principalmente la piratería y los hackers informáticos. Un hacker puede ser una persona individual, una organización criminal o incluso entidades patrocinadas por un gobiernos con el objetivo de obtener información de rivales u otros países. Es un aspecto a tener bastante en cuenta ya que en España el 32 % de las empresas admite que ha sufrido algún ataque por hackers. [6] Como piratería nos referimos a toda copia falsa de un producto que tenga derechos de propiedad intelectual. Se estima que alrededor del 8% de productos que se obtienen en el mundo son copias falsas lo que supone una pérdida estimada de unos 512 millones de dólares en pérdidas para las entidades propietarias del producto original.
  • Proveedores de servicios y soluciones IP: en muchas ocasiones las empresas deciden subcontratar empresas especializadas para llevar a cabo la gestión de su propiedad intelectual. Hay que tener en cuenta que siempre que la propiedad intelectual pasa a entidades externas supone un potencial riesgo para la empresa.

Una vez que sabemos donde buscar los riesgos, debemos hacer un listado de todos los riesgos posibles y analizarlos en función de varias variables como pueden ser:

  • Probabilidad: probabilidad de que surja el riesgo.
  • Impacto: impacto económico que tendría en la empresa en caso de que ocurra.

En función de estas variables conoceremos aquellos riesgos que debemos tener más en cuenta. Por lo general los principales riesgos suelen provenir de imitadores, piratería y sobre todo ciberataques. [7] Como muestra la siguiente encuesta realizada por ISACA, la mayoría de las empresas considera como muy probable el riesgo de un ataque cibernético. [8]

Grafico2

La misma encuesta también nos muestra la frecuencia con la que las empresas pierden activos protegidos por propiedad intelectual.

Grafico1

Por último, aunque podemos pensar que las empresas están protegidas por la ley, la realidad es que en muchos países no se lucha activamente contra estos infringimientos lo que supone un alto coste económico para la empresa.[7]

En el siguiente post os comentaré los controles que se pueden llevar a cabo para tratar los diferentes riesgos comentados previamente.

Referencias:

[1]https://www.ipeg.com/ip-risk-management-how-to-deal-with-it-part-1/

[2]https://lat.motorsport.com/f1/news/analisis-nace-un-nuevo-caso-de-spygate-en-la-f1/1594861/

[3]https://www.forbes.com/sites/connieguglielmo/2012/08/23/apple-samsung-patent-war-puts-future-of-innovation-at-risk/#6f5b250d6c76

[4]https://whatis.techtarget.com/definition/non-practicing-entity-NPE

[5]https://whatis.techtarget.com/definition/patent-troll

[6]https://www.abc.es/tecnologia/redes/abci-32-por-ciento-empresas-espanolas-admiten-haber-recibido-menos-ciberataque-ultimo-201705121805_noticia.html

[7]https://info.knowledgeleader.com/bid/164620/What-is-Intellectual-Property-Risk

[8]https://www.isaca.org/cyber/Documents/state-of-cybersecurity_res_eng_0316.pdf

Cómo integrar la propiedad intelectual en una empresa

Download PDF

En el post anterior hablé sobre los diferentes derechos de protección que contempla la propiedad intelectual actualmente. En este me centraré en explicar la influencia que esta tiene en el negocio y cómo se debería integrar dentro de la empresa.

Debido al entorno competitivo en el que se mueven las empresas hoy en día, la innovación se hace casi imprescindible. Identificar, desarrollar y el aprovecharse de nuevos productos o servicios innovadores es lo que llevará a la empresa a alcanzar el éxito. [1] Es aquí donde entra la utilidad de la propiedad intelectual a través de la protección mediante patentes, marcas u otras formas para tener protegidos estos nuevos servicios o productos de la competencia.

La creación de una nueva empresa comienza tras una idea innovadora sobre un producto o servicio. Tras esto tienen lugar numerosos procesos (diseño, desarrollo, pruebas) hasta la comercialización del mismo. El uso de la propiedad intelectual es imprescindible en cada una estas fases si se quieren obtener los mejores resultados económicos. [2] Por ejemplo, en la fase de diseño es probable que se diseñe el logo del producto, el cual habría que proteger.

Una vez que empecemos a desarrollar nuestros productos o servicios nos deberíamos hacer la siguiente pregunta, ¿cómo podemos implementar la propiedad intelectual? Para dar respuesta a esta pregunta la OEPM (Oficina española de patentes y marcas) ofrece una interesante guía de buenas prácticas para integrar la propiedad intelectual en la empresa a través de 10 consejos [3]:

1.Sea consciente de su capital intelectual: haga una lista con todos los activos que considere que deben estar protegidos.

2.Conozca qué es la propiedad intelectual: conocer las diferentes categorías en las que se divide la propiedad intelectual como pueden ser patentes, marcas y diseños industriales.

3.Proteja sus activos intangibles: indispensable proteger tus activos para evitar que terceros se beneficien de tu trabajo.

4.Elija la mejor protección para sus activos intangibles: elegir cuidadosamente aquellos activos a proteger. Hay que evaluar los diferentes países en los que se quiere obtener protección y tener en cuenta el coste económico de obtenerla.

5.Obtenga la protección: rellenar la solicitud y enviarla a la oficina nacional de registro oportuna. En caso de que se desee comercializar en otros países será necesario enviar una solicitud a la oficina de registro de cada país o hacer uso de los tratados acordados por la OMPI.

6.Integre la propiedad intelectual en su estrategia: una buena estrategia debería al menos poner en marcha un mecanismo para identificar los activos de la empresa que pueden ser protegidos, analizar su valor y decidir si protegerlos o no en función de esto.

7.Utilice la información sobre propiedad intelectual: conocer las diferentes patentes registradas por los competidores puede ser una fuente valiosa de información para tu empresa, ya que permite conocer el nuevo producto que van a  sacar a la venta antes de que se produzca. Del mismo modo, es necesario antes de diseñar un nuevo producto llevar a cabo una comprobación de que no infringe la ley de propiedad intelectual para evitar posibles demandas y pérdida de tiempo. La mejor manera de comprobar esto es a través de las siguientes cuatro reglas [5]:

  • No existe ningún otro producto del mismo tipo con la misma marca registrada.
  • El producto no hace uso de una patente registrada.
  • No se infringen derechos de autor o de indicación geográfica.
  • No se utiliza ningún diseño ya registrado.

8.Cree valor con sus derechos sobre propiedad intelectual: es imprescindible obtener un retorno económica tras la inversión económica realizada para obtener la protección. Una forma podría ser la venta de licencias para la explotación de la propiedad intelectual.

9.Haga valer sus derechos sobre su propiedad intelectual: buscar a posibles infractores y buscar una solución. En primer lugar se puede intentar negociar con el infractor con el objetivo de que remueva sus productos, los cambie o obtener una suma de dinero a través de la venta de una licencia de uso. Si esto no tiene éxito, el siguiente paso es acudir a los tribunales y exigir la retirada del producto así como una compensación económica. [5]

10.Consulte a expertos: debido a la complejidad de la ley y sus constantes cambios es necesario contar con abogados expertos en la materia. En caso de que la empresa opere en varios países, es necesario tener en cuenta que la ley no es igual en todos, por lo que es recomendable contar con asesoría legal dentro de cada uno de ellos. Cabe destacar también otras organizaciones a las que se puede consultar como las Oficinas de la Propiedad Intelectual o Centros de información sobre la Propiedad Intelectual.

En definitiva, la empresa debería ser capaz de usar la propiedad intelectual a su favor para obtener el máximo beneficio posible, usando los menos recursos económicos posibles. Es necesaria una estrategia que tenga en cuenta la propiedad intelectual desde la creación de la empresa hasta la venta de sus productos o servicios y la expansión internacional. [4]

Referencias:

[1]https://economictimes.indiatimes.com/small-biz/legal/relevance-of-intellectual-property-for-business/articleshow/49563911.cms

[2]http://www.innovaccess.eu/importance-of-ip-in-business

[3]http://www.oepm.es/export/sites/oepm/comun/documentos_relacionados/Publicaciones/Folletos/Guia_Buenas_practicas.pdf

[4]https://www.wipo.int/export/sites/www/sme/en/documents/wipo_magazine/01_2002.pdf

[5]http://www.innovaccess.eu/importance-of-ip-in-business?t=how-ip

La motivación como estrategia dentro de la cultura organizacional

Download PDF

motivacion-y-actitud-para-conseguir-las-metas

 

Antes que nada, la preparación es la clave del éxito.” – Alexander Graham Bell

En este post se va a trabajar la motivación en el entorno empresarial, ya que me parece un aspecto clave que muy pocas veces he visto trabajar en mi corta experiencia profesional. ¿Qué se puede hacer?¿Qué herramientas tenemos a nuestra disposición?¿Qué beneficios tiene? Antes de nada, veamos lo que significa la palabra motivación, como se muestra en la figura 1.

moti-rae

Figura 1: Significado del término motivación, según la RAE.

Entonces, significa motivo, causa; factores que determinan las acciones. Si lo aplicamos en el marco empresarial podría decirse que si incentivamos o motivamos los empleados estos, en consecuencia, podrán tomar mejores decisiones dentro de la organización.

Bajo mi criterio, creo que es clave comentar que todo comienza cuando desde la propia misión, visión y valores se tienen en cuenta estos aspectos para el capital humano interno. Si hay interés en garantizar el cuidado de los trabajadores dentro de la cultura organizacional habrá acciones previamente diseñadas para este fin que nos permitirán medir y controlarlo.

Una empresa que dedique recursos hacia la medición y mejora de motivación entre los empleados es una empresa que, bajo mi punto de vista, se preocupa y quiere a los mismos. Para ello, he realizado una pequeña investigación para poder ofrecer distintas herramientas de motivación a los equipos departamentales.

A continuación, se muestran tres herramientas/conceptos que bajo mi criterio son clave (no por orden de importancia):

  1. Flexibilidad: Dejar que el empleado pueda adaptarse a la organización me parece pilar fundamental en la motivación. Este verano pude trabajar gracias a poder hacerlo por remoto en Ikusi (Parque Tecnológico Donostia/San Sebastián). Acordamos que iría una vez a la semana y la verdad es que fue una experiencia muy satisfactoria. De hecho, gracias a eso pude optar a ese puesto, pues sin esa posibilidad era inviable para mi.
  1. Proponer retos y promociones: De esta manera, desaparece la sensación de “estar todo el rato haciendo lo mismo”. De todas formas, no creo que sea una estrategia en la que todos debieran participar, si así no lo desean. No todo el mundo es igual, creo que debería ser una decisión opcional y respetable.
  1. Formación constante: En un mundo tan cambiante y dinámico en el que vivimos y más aún en el sector tecnológico, la sensación de no evolucionar o desconocer los progresos que se están dando me parece un error garrafal, ya que se pierde la posibilidad de poder detectar oportunidades dentro del contexto de la empresa.

En resumen, bajo mi punto de vista es crucial trabajar el interés y cuidado de las personas de una organización, pero primero hay que sembrar para luego cosechar. De esta manera, hablando desde un punto de vista más técnico, el ROI se verá disparado por no sólo la productividad sino por el buen ambiente y el compañerismo que se respira en la propia cultura organizacional del que, por desgracia, a día de hoy tanto cuesta ver. Por último, estoy convencido de que es un elemento diferenciador al resto de las compañías (al menos, desde la posición de los propios empleados), porque no sólo el dinero importa en este mundo.

 

Referencias

Ese mal hábito

Download PDF

La planificación estratégica. Si me preguntaran a mí diría, sin lugar a dudas, que se trata del pilar más importante para lograr alcanzar los objetivos de una empresa. Allá donde ha habido un éxito o un logro, siempre ha existido una planificación estratégica por detrás, raro es que se consiga algo sin haber llevado a cabo un proceso de planificación estratégica anteriormente. Ahora, ¿todo proyecto realizado en base a una planificación estratégica va a salir bien? Pues no. ¿Por qué fallan los planes? ¿A qué se debe? ¿Qué podemos hacer al respecto para evitar el fracaso de una planificación estratégica? Existen un montón de cosas que hacen que un plan estratégico no funcione, o que no se cumpla, llamémoslas imprevistos, accidentes,… Tratar cada uno de estos problemas me llevaría muchísimo tiempo, y no me caben en un post. Así que en vez de centrarme en varios problemas de un modo genérico, he decidido que este post va a tratar solo de un problema, un problema tuyo, un problema mío, un problema del cual se han dado casos con todo el mundo, y si hay alguien que dice que en su caso no ha sido así, créeme: MIENTE. Todo ser humano tiene una zona la cual llama “zona de confort” y a menudo, cuando a éste le piden que salga de esta zona para hacer algo distinto, éste contesta: “uff… empezaré mañana”. El problema sobre el que va a tratar este post es un mal hábito, el cual los seres humanos hemos terminado denominándolo:

Just do it tomorrow...

Postergar.

La postergación, procrastinación o posposición es la acción de retrasar actividades que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables, las cuales nos mantienen en nuestra “zona de confort”. ¿Quién no ha oído alguna vez la frase “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”? Casi todo el mundo ha escuchado alguna vez este refrán, y a pesar de su fama, sigue siendo ignorado algunas veces por algunas personas, entre las que por supuesto yo me encuentro. ¿Y qué es lo peor de este hábito? Su repetición. A veces, no nos basta con retrasar algo una vez, sino que lo retrasamos una segunda o tercera vez, o incluso somos capaces de retrasarla hasta el final, hasta el último momento.

A medida que llega la fecha tope, aparece el estrés, comenzamos a sentirnos culpables y a pensar que no tenemos voluntad o que no valemos. Esto produce una gran baja de autoestima y la única conclusión a la que somos capaces de llegar en ese momento, es a que no nos queda otro remedio que hacerlo deprisa y corriendo, porque de lo contrario no somos capaces de llegar. ¿Y qué pasa cuando las cosas se hacen deprisa y corriendo? Pues que el resultado final es un desastre.

Y después de haber experimentado de primera mano las consecuencias de este mal hábito, ¿qué nos impulsa a seguir retrasando actividades? ¿Por qué seguimos tropezando con la misma piedra una y otra vez? Esto es debido a que en el momento en el que decidimos posponer una actividad recibimos un alivio inmediato puesto que nos hemos prometido realizarla más tarde.

Hasta aquí, queda definida la primera cara de la moneda, en la cual se puede percibir la acción de procrastinar como algo negativo. Ahora me toca tratar la segunda, porque toda moneda tiene dos caras. En la actualidad existen personas con una opinión algo diferente: “Las mejores decisiones se toman en el último minuto”. Según Frank Partnoy, escritor del libro “WAIT: The Art and Science of Delay”, la acción de esperar es un arte en lo que se refiere a planificación estratégica. Frank Partnoy indica que es fundamental que la gente aprenda a procrastinar, a pesar de que desde pequeños se nos haya enseñado que “no debe dejarse para mañana lo que se pueda hacer hoy”, puesto que insiste en que es muy importante darse un tiempo, ya que esto ayuda a tomar decisiones más objetivas debido a que las personas tienen sesgos, y es por eso, que afirma que saber esperar hasta el último minuto, puede aumentar las probabilidades de éxito en la toma de decisiones. Para respaldar esto Partnoy hace referencia a los sitios web para conocer pareja, donde la gente rechaza posibles candidatos con solo ver su foto. Partnoy da el ejemplo de “It’s just lunch”, un portal que anima a sus clientes a salir a comer con sus potenciales parejas en lugar de tomar decisiones rápidas.

¿Y qué opino yo de esto? ¿A favor o en contra de postergar actividades? Yo soy partidario realizar un trabajo cuanto antes y no proceder a su entrega hasta que se acerque la fecha tope, para así tener la oportunidad de hacer cambios si lo necesito. Personalmente considero que es la manera más adecuada de aumentar las posibilidades de tener un buen resultado final y de evitar remordimientos más adelante. Pero esta es mi música, tú has de reflexionar acerca de cuál es la tuya y averiguar qué es lo que mejor va contigo.

Referencias:

«¿Por qué fallan los planes?», FundAres, acceso el 23 de octubre de 2016,
http://www.fundares.com/coaching-individual-por-que-fallan-los-planes-12/.

«EL ARTE DE ESPERAR: TOMA DE DECISIONES DENTRO DE LA PLANIFICACIÓN ESTRATEGICA», Blog de marketing universitario, acceso el 23 de octubre de 2016,
https://blogmarketinguniversitario.wordpress.com/2015/07/24/el-arte-de-esperar-toma-de-decisiones-dentro-de-la-planificacion-estrategica/.

«WAIT: The Art and Science of Delay», Frank Partnoy, acceso el 23 de octubre de 2016,
http://frankpartnoy.com/wait/.

La revolución digital y su impacto en el directivo

Download PDF

Bilbao 03-03-2016 Mª Ángeles Delgado, Consejera Delegada de Fujitsu en España, ha participado en los Desayunos de ADYPE impartiendo la conferencia "La revolución digital y su impacto en el directivo". Juan José Muguruza, Presidente de la Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi, ADYPE, ha realizado su presentación ©Fotógrafo: MITXI

Los aspectos que llamaron mi atención fueron la forma en la que los directivos deben ir adaptándose e incorporando en sus empresas tecnologías como el big data y el cloud, todo esto siempre de la mano con temas de seguridad. Por lo que, perfiles profesionales de seguridad y científicos de datos, serán cada vez más necesarios para poder generar un beneficio organizacional a través de la transformación digital.

Al estar en un mundo globalizado, y debido a los avances tecnológicos, las personas que dirigen las organizaciones deben prestar especial atención en liderar (no dejarse llevar) la transformación digital con la finalidad de conducir a la compañía hacia el logro de sus objetivos. Para esto, debe considerarse algunos puntos muy importantes:

  • Aceptar la transformación: Esto ya está pasando, por lo que en lugar de quedarnos estancados en el pasado, debemos impulsarnos en la tecnología, tomándola como un elemento estratégico dentro de las organizaciones.
  • Preparar a la organización para el cambio: El capital humano es uno de los recursos fundamentales en las organizaciones, por lo que si se quiere aplicar cambios, debemos conocer el contexto cultural en el que nos encontramos: “La estrategia debe estar inspirada en los clientes y plasmada por los empleados”.
  • Las decisiones que se tomen deben estar alineadas a los objetivos estratégicos de la organización, y si no lo están, uno de los motivos puede ser la falta de liderazgo.
  • El mundo empresarial cada vez es más competitivo, por lo que se debe buscar innovar, no sólo a nivel de productos o servicios, sino también en modelos de negocio, procesos, etc. Esta innovación es considerada como incremental cuando la realizan negocios tradicionales, y radical o disruptiva si los cambios que se realizan son mayores (aquí se habla de la gestión de la ignorancia).

*Una forma diferente de gestionar la innovación (indagar más en el “por qué”) es el “Design Thinking”.

  • Si no se cuenta con personal adecuado para realizar estas actividades, se debe capacitar al actual o incluir a talento nuevo, buscando la combinación de tres perfiles: los artistas (personas creativas), emprendedores y gestores.

En conclusión, (i) la estrategia facilita la toma de decisiones, y si está basada en TI, mucho mejor; (ii) las personas juegan un papel fundamental en la innovación; y (iii) no debemos buscar ser el que más sepa, sino el que más rápido aprenda.

Finalmente, gracias a eventos como este, cada vez veo con más claridad hacia dónde debo dirigir mi futuro profesional.

Daniel Pérez Aguilar.

 

La revolución digital y su impacto en el directivo.
Da. Ángeles Delgado.
ADYPE, Asociación de Directivos y Profesionales de Euskadi.
Hotel Dómine, 3 de marzo de 2016.

Business Intelligence, mucho más que un “Buzz”

Download PDF

El término de Buzz es un neologismo acuñado en la era de la web 2.0 y es una palabra onomatopéyica que trae a la mente el zumbido de un grupo de abejas y tiene el significado de indicar el ruido, la “charla” que las redes sociales y más generalmente, la red, puede generar sobre un tema, a través del boca a boca.

Tagcloud-OSBIBuzz es por lo tanto “compartir, el intercambio de opiniones e información”.

Cuando un término técnico entra en “buzz” ocurre que las definiciones cambian y el significado real se puede perder. Este es probablemente el caso del término “Business Intelligence”, o BI. Desde que se acuñó, las nuevas tecnologías han ampliado enormemente nuestra comprensión de BI y cómo las empresas pueden obtener ventajas de sus datos y su representación.

[Read more…]

Caso de éxito DHL

Download PDF

Podemos pensar que BYOD significa trabajadores utilizando sus dispositivos para trabajar desde casa pero, la verdad, es que abarca muchísimo más que eso. Recientemente, para ser exactos hace menos de dos semanas, DHL anunciaba el lanzamiento de su solución BYOD para la gestión de flotas en carretera. Esta aplicación permitirá el control de las rutas, entregas y  recogidas de mercancías realizadas por su flota que está compuesta por más de 800 camiones.

dhl_express_720x233

Los trabajadores podrán acceder a la aplicación desde su móvil personal (disponible desde cualquier plataforma ya sea iOS, Android, WindowsPhone o HTML5) mientras están en el vehículo y podrán gestionar las rutas que tiene que hacer, sus órdenes de trabajo, etc. Todo desde su móvil y desde cualquier parte, como indica la política BYOD.dhl1

La aplicación ha sido considerada una medida eficaz y rápida a la hora de actualizar sus propios sistemas y los de sus clientes, ya que, en vez de realizar llamadas telefónicas cada vez que hubiese una incidencia (que era lo que hacían hasta ahora) se podrán conocer los eventos que ocurran casi al momento debido a que la aplicación se integra con los sensores y el tacógrafo digital del vehículo, lo que refuerza la seguridad. Gracias a esto, se puede realizar un seguimiento más exhaustivo de la flota. Por otro lado, gestores de tráfico y clientes se podrán conectar a la aplicación para ver en tiempo real el estado de su mensajería.

[Read more…]

Reflexión: mirada al pasado y al futuro

Download PDF

Deimagen reflexionsde pequeños es algo que nos inculcan con asiduidad, de hecho, es habitual desde hace unos años ver como a los niños de 3-5 años tanto los padres/madres como en el aula, les enviamos al “Pentsaleku” (sitio de pensar) que suele ser una butaca o una esquina o un sitio apartado para que reflexionen, mientras habitualmente lloran, sobre aquel comportamiento que han tenido y que nosotros consideramos deben corregir.

Es curioso porque a partir de una edad esa forma de actuar la dejamos de utilizar, debemos pensar que ya han reflexionado bastante en sus vidas o nos da vergüenza decirles que reflexionen, pero el caso es que creo y es mi humilde opinión, que por norma general reflexionamos poco. Por reflexionar no solo me refiero a analizar comportamientos o aspectos pasados, que es lo que hacemos con los niños, sino reflexionar hacia el futuro uniéndolo a la estrategia, es decir, pensar a donde quiero ir o llegar y por lo tanto pensar en como llegar ahí desde donde estoy, esto es, reflexionar en los pasos que voy a dar y no darlos solamente porque veo al resto que los dan o porque esta estipulado en la sociedad que lo siguiente que hay que hacer es “x”.

Reflexionemos ¿para que voy a hacer esto?, que es muy distinto del ¿Por qué voy a hacer esto?, la primera pregunta consigue respuestas orientadas al sentido de hacer, la segunda consigue justificaciones.

Parece de sentido común el que si hacemos algo es porque tenemos claro para que lo hacemos, que hemos tomado la decisión reflexionada de hacerlo, sin embargo, analizar cada uno cuantas cosas hacéis al cabo del día sin ni siquiera habéroslo preguntado, o mejor aun, al final del día, enumerar aquellas cosas que hayáis hecho previa reflexión.