Unknown unknowns

unknown-unknowns«There are known knowns. There are things we know we know. We also know there are known unknowns. That is to say, we know there are some things we do not know. But there are also unknown unknowns, the ones we don’t know we don’t know»

O dicho en castellano:

«Las informaciones que dicen que algo no ha pasado siempre me resultan interesantes. Hay cosas que sabemos que sabemos. También hay cosas desconocidas conocidas, es decir que sabemos que hay algunas cosas que no sabemos. Pero también hay cosas desconocidas que desconocemos, las que no sabemos que no sabemos»

Esta frase la dijo el secretario de defensa de los Estados Unidos Donald Rumsfeld. A pesar de que fue ridiculizado por esta especie de trabalenguas(a mí personalmente me gusta más en inglés ya que es aún más complicado de decir), yo no podría estar más de acuerdo con esta reflexión. Los que estamos en el mundo de la informática nos encontramos a diario con estos tres tipos de riesgos, pero los más peligrosos son sin duda los «unknown unknowns».

Cuando una tecnología lleva tiempo en el mercado y ,por tanto, es estable, por lo general, se conocen los riesgos que esta conlleva y los problemas que puede acarrear. Para evitar o al menos disminuir la probabilidad de estos riesgos, las empresas pueden tomar medidas y controles ya que estos riesgos están correctamente definidos y medidos.

Por otra parte están los riesgos desconocidos que son conocidos, es decir, los riesgos que son conocidos pero no han sido o no pueden ser correctamente identificados o medidos. Un ejemplo claro de estos es que como desarrolladores sabemos que el cliente puede cambiar de idea, pero no sabemos cuándo y en qué casos. Estos riesgos son más problemáticos que los primeros pero se pueden controlar con ciertas medidas.Cisne_Negro

Sin embargo, hay riesgos que pueden ser desastrosos para nuestro negocio y ni siquiera sepamos de la existencia de estos riesgos. Y lo que es más, es posible incluso que nuestro negocio ya esté sufriendo las
consecuencias de este riesgo y no seamos conscientes de ello. Podemos estar pensando que nada falla o puede fallar mientras ya está ocurriendo. Por alusión metafórica se les suele llamar cisnes negros a estos sucesos que reúnen tres atributos: constituyen una rareza, pueden generar consecuencias extremas y son imprevisibles.

Resulta inquietante el pensar que puede haber algo que pueda acabar con nuestro negocio y no pueda ser controlado. La pregunta que se me plantea es ¿Cómo te preparas para algo que ni siquiera sabes que te tienes que preparar?