Los dos últimos posts del Nobel Michael Spence en Project Syndicate (30 de Agosto “How to fight Secular Stagnation” y 30 de Septiembre “Escaping the New Normal of Weak Growth“), se han centrado en la trampa en la que se ha convertido la “nueva normalidad”, el lento crecimiento de la economía mundial.

El que nos dejaba ayer era más oscuro que el anterior, y dibujaba la economía global atrapada en un “equilibrio de Nash” de las políticas monetarias, del que todos saben que deberían escapar, pero del que nadie escapa primero (el primero que sale, es el que más pierde). Es un caso muy estudiado en la Teoría de los Juegos, y solo hay dos salidas: o todos los jugadores se ponen de acuerdo en cambiar sus estrategias a la vez, o uno actúa de manera irracional y rompe con ello el equilibrio…

La hipótesis de un acuerdo global no parece realista, así que nos queda la segunda, que es la que Spence predice al final de su post. Los populismos acabarán sacando partido del malestar de la sociedad capturada en la trampa del bajo crecimiento. Tomarán el poder, y nos sacarán del Equilibrio de Nash, pero probablemente para llevar a sus países a trampas más oscuras todavía (al menos, eso nos dicen los libros de Historia…).

Ulises supo navegar entre los acantilados que ocultaban al monstruo de Escila, y el gigantesco remolino que llevaba directo al no menos peligroso Caribdis. A nosotros nos toca este Siglo XXI un paso parecido, entre la “nueva normalidad” y los “populismos”.

Solo hay una forma de salir con bien de este angosto y arriesgado paso, y consiste en conseguir que la sociedad sea capaz de apostar por la irracionalidad de sacrificar el corto plazo por el largo. Eso requiere liderazgo y coraje, y también llevar al debate con la sociedad las decisiones que debemos asumir: políticas del conocimiento y el talento, políticas industriales, repensar el estado del bienestar, apostar por una nueva forma de empresa y de economía.

the-importance-of-industrial-strategyEn el Reino Unido aciertan mucho al poner en el centro del debate la nueva política industrial que necesita su país. Tanto los líderes de la empresa (espectacular el debate de política industrial esta semana en la reunión del “Institute of Directors”), como los líderes sindicales (muy interesante el post de esta semana en el blog del TUC).

Ya sé que aquí tenemos debates más apasionantes, como el de las terceras elecciones, y sus diversas ramificaciones sobre las luchas de poder en uno y otro partido. Una lástima que, distraídos por estos debates, la única duda es si acabaremos devorados por Escila, o por Caribdis….

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Be Sociable, Share!
The following two tabs change content below.
Avatar
Thought & Made in Euskadi / Pensar y Hacer Euskadi / Euskadin Pentsatu eta Egina.
Avatar

Latest posts by Guillermo Dorronsoro (see all)