Todo lo que necesitas saber para emprender (Parte I)

negocio2

Abrir una tienda o un bar, montar una guardería o un taller, comercializar un producto o vender nuestros servicios o experiencias. Hay muchas oportunidades para quien quiera convertirse en emprendedor y crear su propia empresa.

Si tenemos alguna idea concreta, una buena predisposición para sortear los obstáculos y contamos con experiencia en el sector o podemos adquirirla, tenemos ganada media partida. Otra de las cosas que hacen falta a la hora de emprender son la ilusión y la confianza, pero también tener los pies en la tierra.

Ante todo debemos ser realistas y conscientes del momento en el que vivimos y hay que asumir algunos riesgos (no ingresar dinero durante varios meses, dificultades a la hora de la financiación o demasiadas horas extra).

Lo primero que debemos hacer es valorar si nuestra idea tiene sentido y puede ser comercial y rentable. Pero también analizar cómo nuestros clientes van a conocer nuestra empresa (la comunicación), el dinero necesario para ponerla en marcha (la financiación) y la posibilidad de conseguirlo.

Algunas de las claves para asegurar la viabilidad de nuestro negocio son:

  • La diferenciación: estudiar que hacen los competidores y ofrecer algún valor añadido (como por ejemplo, mejor precio y servicio o mayor calidad). Al final, es la propuesta de valor la que nos diferencia, la que aporta novedad a los clientes respecto a los otros empresarios del sector.
  • La inversión: hay que calcular los fondos necesarios en cada caso y ser realistas en los cálculos.
  • Vender, facturar y cobrar: son las bases de cualquier negocio. Debemos hacer una previsión real de cuándo vamos a comenzar a vender el producto y cuándo lo vamos a cobrar. Recordar que no es lo mismo ingresar que cobrar.
  • La adaptación: hay que saber adaptarse al mercado modificando el producto o el servicio a cada situación o entorno.

EL PLAN DE EMPRESA:

No es obligatorio, pero nos lo pedirán como tarjeta de presentación para solicitar ayudas, financiación o futuros socios. Este documento lo puede realizar el propio promotor o una empresa se gestión y asesoría. El portal del Ministerio de Industria, Energía y Turismo tiene modelos que nos ayudaran en la realización de este plan. Debe contener los siguientes puntos:

  • Datos básicos: visión y misión de lo que pretendemos hacer (la idea general) y quienes somos (formación y experiencia). También indicar la forma jurídica de la empresa.
  • Actividad: características detallas del producto o servicios que ofrecemos y la normativa que lo regula.
  • Análisis del mercado: a quiénes nos dirigimos (público objetivo), previsiones de evolución del mercado y descripción de la competencia, haciendo notar en que nos diferenciamos de ella.
  • Producción y comercialización: cómo y dónde hacemos o fabricamos el producto, las instalaciones y el equipo, los controles de calidad, la publicidad y la comunicación, el precio de venta y la previsión de las ventas.
  • Organización y personal: si se prevé contratar a más personal, categorías y perfiles profesionales que  necesitaremos.
  • Financiación y cuenta de resultados: qué recursos tenemos y cuáles vamos a necesitar, el plan financiero y justificación de la rentabilidad del proyecto.

 

Autor del texto: Joan Jolis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.