¿Cuáles eran las prioridades en el Debate del Estado de la Nación 2011?

Mañana se celebra el debate del Estado de la Nación, una de las citas políticas más relevantes del año. El Presidente del Gobierno defenderá su gestión y los partidos de la oposición ejercerán su labor de control, fiscalizando al Gobierno y proponiendo alternativas para mejorar la actual situación. El foco de cada uno de los discursos no tiene por qué coincidir. De hecho, si nos fijamos en el último debate del Estado de la Nación celebrado en 2011, los tres  principales partidos estatales, PSOE, PP e IU, ocuparon la parte principal de sus discursos con tres temas diferentes. Los datos que presentamos a continuación proceden del análisis cuantitativo de los discursos y muestran el peso (el % de frases respecto al total del discurso) que tuvo cada una de las políticas que articulan la agenda pública. (Ver metodología en www.regionalmanifestosproject).

Gráfico 1: % de frases que dedicaron a cada tema J.L.Rodriguez Zapatero, M.Rajoy y G.Llamazares en el Debate del Estado de la Nación de 2011 (temas que superaron el 5% de menciones)

Fuente: Datos propios elaborados con la metodología del www.regionalmaanifestosproject.com

En el gráfico se puede ver claramente las diferentes prioridades que guiaron los discursos sobre el Estado de la Nación de 2011 del anterior Presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, del líder de la oposición, Mariano Rajoy y del líder de IU, Gaspar Llamazares. El anterior Presidente del Gobierno priorizó la situación económica en su discurso de 2011 (55,4% del total de las frases estaban dedicadas a este tema) por encima de cualquier otra cuestión. La defensa del Estado del Bienestar fue el segundo tema que más menciones recibió por parte del entonces Presidente, pero con solo un 12% de menciones queda por detrás del énfasis que puso en la superación de la crisis. En cambio, Mariano Rajoy prefirió centrar su mensaje en el ataque político directo al Presidente del Gobierno sin hacer referencia a ningún tema concreto. Casi la mitad de su discurso (48,7%) se articuló a través de descalificaciones retóricas a la figura del anterior Presidente y a su Gobierno con frases del tipo “…La pregunta inmediata es: ¿acaso los españoles tienen algo bueno que esperar todavía de este gobierno?” o “…Es un hecho que al señor Rodríguez Zapatero no le queda crédito ni siquiera para repartir promesas o sembrar esperanzas…”. El actual Presidente del Gobierno es el único que no se hizo eco en su discurso de las movilizaciones ciudadanas del 15M que reclamaban mayor calidad democrática.

Por último, Gaspar Llamazares, el entonces líder de IU, situó por encima de la situación económica su preocupación por el deterioro de la calidad de la democracia, dedicándole a este tema el 45,9% de su discurso. Esta preocupación por la regeneración democrática se puede observar también si comparamos el espacio que ocupó la corrupción en los discursos de los líderes del PSOE, PP e IU. Casi el 10% del discurso del líder de IU estuvo dedicado a la corrupción. En el discurso de los que eran entonces Presidente del Gobierno (Zapatero) y Líder de la Oposición (Rajoy) no se encuentra una sola mención al problema de la corrupción. De hecho, Llamazares, con un discurso mucho más corto que el resto de los aquí analizados (solo 61 frases, frente a 343 de Zapatero y 232 de Rajoy), enfatizó muchos más temas que el resto. Además de la lucha contra la corrupción, es el que más preocupación mostró por la igualdad y la justicia social.

La cuestión territorial no tuvo una presencia relevante en ninguno de los discursos analizados.

Si comparamos los tres principales problemas de los españoles en 2011 y los que tienen actualmente, no hay diferencias significativas en el ranking. Entonces como ahora, los dos principales problemas estaban relacionados con la situación económica y el desempleo; y el tercero, con la calidad de la clase política. Pero ha habido un cambio de gobierno entre ambos debates. Mañana podremos comprobar si se vuelve a repetir el esquema de 2011, pero con los papeles cambiados entre el Presidente y el líder de la oposición y con IU manteniendo sus prioridades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.