El troll del √°ngulo oscuro

Troll (Internet)Como una mosca cojonera, como un tábano exasperante, un troll surgido de las profundidades del colectivo gilista lleva rondándome desde hace un par de meses. Se comporta de forma predecible, escalando en el tono de sus intervenciones, tal y como advierte Wikipedia:

Los trolls son excitados por los cazadores y frustrados por los indiferentes […].¬†Los trolls frustrados por la estrategia de los indiferentes pueden abandonar el foro o¬†hacerse cada vez m√°s incendiarios hasta obtener una respuesta.

Dudo que esta respuesta satisfaga sus prop√≥sitos ofensivos, por lo que¬†ofrezco las siguientes l√≠neas a compa√Īeros y alumnos hacia cuyos blogs ha orientado las calumnias y a quienes deseo poner al corriente de las claves del asunto.

Por absurdo que parezca, el origen del problema son unos ep√≠grafes hallados en¬†el yacimiento romano de¬†Iru√Īa-Veleia, cercano a Vitoria-Gasteiz, que fueron filtrados a la prensa en junio de 2006 y que resultaron ser¬†falsos. El responsable de la excavaci√≥n,¬†Eliseo Gil, fue cesado de su cargo a finales de 2008. Poco despu√©s, a principios de 2009 se constituy√≥ una¬†plataforma solidaria con √©l y ocupada en reivindicar por todos los medios la autenticidad de los ep√≠grafes.

En este contexto, las difamaciones de las que estoy siendo objeto se justificarían (como documento más abajo) por dos motivos:

  • Haber intervenido en la redacci√≥n de los¬†art√≠culos de Wikipedia en los que se describe la falsedad de las inscripciones.
  • Haber publicado en el blog¬†Trifinium entradas discordantes con las tesis de la plataforma gilista.

Los primeros insultos aparecieron en un comentario registrado en mi blog a las 21.46h del 30 de noviembre de 2010. Se cumplía puntualmente la advertencia realizada en el principal foro de apoyo a Eliseo Gil escasas horas antes, ese mismo día a las 12.19h:

También me han llamado la atención los comentarios de Joseba Abaitua hacia Elexpuru e Iglesias. Nosotros intentamos guardar un mínimo de respeto y no extender el tema más de lo necesario, pero si hace falta bien dispuestos estamos a sacar trapos sucios.

Después he recibido una veintena de mensajes, cada cual más disparatado y maldiciente. El segundo, de 2 de diciembre, me acusaba por ejemplo de ser miembro del Opus Dei además de antivasco (algo que debe sonar muy familiar a otras personas que han sido hostigadas por el mismo troll).

Pero es a partir del cuarto mensaje cuando se eleva la gravedad de las calumnias (en la l√≠nea que se ha prodigado en las √ļltimas semanas y que el troll ha extendido a blogs de conocidos y alumnos, y que l√≥gicamente obviar√© repetir).

Las claves del asunto fueron desveladas la víspera de Navidad, en dos comentarios encadenados que recibí el 23 de diciembre:

Mientras las universidades decentes recomiendan no usar la Wikipedia, t√ļ eres un wikipedista. Es gente como t√ļ la que propaga una infeciosa noci√≥n de “cultura” que no es sino la ignorancia del superespecializado.

Abaitua, aunque deshabilites la publicaci√≥n an√≥nima de comentarios quisi√©ramos mostrarte una aplicaci√≥n √ļtil de las nuevas tecnolog√≠as que tanto amas: la difamaci√≥n.

Es lo que hiciste t√ļ con la Wikipedia. Es lo que nosotros vamos a hacer contigo

En definitiva, quien as√≠ act√ļa demuestra poca fe en sus argumentos, adem√°s de una gran vileza. Lamento que compa√Īeros y alumnos se hayan visto envueltos en tan s√≥rdido caso de¬†ciberacoso, del que me defender√© tambi√©n por cauces policiales y judiciales.

Citas

Publicado originalmente en Trifinium (donde se aceptan comentarios).