10 consejos para crear tu start-up y tener éxito

España ha vivido con el cambio de siglo una nueva revolución industrial: la revolución de las start-ups. Cada vez más emprendedores se animan a crear sus propias empresas innovadoras y prueba de ello es la multitud de incubadoras de start-ups que han surgido en España: desde las impulsadas por grandes empresas a las creadas por organismos públicos y Universidades.

Paralelamente, las distintas administraciones públicas han llevado a cabo reformas normativas para propiciar un marco más favorable para las nuevas empresas, como la conocida como Ley de Emprendedores, aprobada en 2013. De esta manera, se ha reducido la carga burocrática y también se han flexibilizado algunos mecanismos de financiación para conseguir que estas empresas innovadoras cuenten con más recursos en sus inicios.

El decálogo del emprendedor para obtener el éxito

Aunque existen numerosos aspectos a tener en cuenta a la hora de crear una nueva empresa innovadora, es importante seguir una serie de consejos para emprender.  Para conseguir el éxito en tu idea o proyecto hay que pensar un modelo de negocio que vaya a ser viable. Por ese motivo es imprescindible seguir estos consejos:

  • Investiga: antes de poner en marcha cualquier proyecto, tiene que tener en cuenta un plan de negocio. Para ello, tendrás que hacer un estudio de mercado y de la competencia. ¿Existe realmente una necesidad para un producto o un servicio como el tuyo? ¿Qué puedes aportar que no haga ya la competencia? De esta manera podrás conseguir el éxito en tu proyecto. Actualmente, un gran porcentaje de los nuevos negocios no llegan a los dos años de vida y en muchas ocasiones el problema se encuentra en una mala planificación inicial.
  • Sé creativo e innovador: una vez puesto en marcha tu proyecto, no puedes estancarte. Aunque en tu nuevo trabajo tendrás ciertas rutinas que se repetirán a lo largo del tiempo, trata de innovar y crear siempre cosas nuevas. Investiga y comprueba que todo lo que ofreces tiene margen de mejora.
  • Muévete: los inicios son sobre todo complicados por la falta de financiación. Cada vez existen más oportunidades para poder obtener recursos económicos más allá de los bancos. Busca recursos en business angels, plataformas de crowdfunding o en las ayudas de determinadas administraciones públicas.
  • Motívate: sin motivación tu proyecto se convertirá en algo engorroso y sin futuro. Mantén una actitud positiva e intenta mejorar cada día tu idea. Aunque haya problemas para despegar, céntrate en tus objetivos para conseguir todas esas metas. Es muy recomendable que te marques pequeños objetivos para poder ir cumpliéndolos poco a poco y de una forma más orgánica.
  • Fórmate: no dejes que el trabajo agote tus ganas de seguir aprendiendo. Es muy importante que estés siempre al día de todos los avances que existen en tu terreno. De esta manera, serás capaz de adelantarte a las necesidades del mercado y también mejorar los productos o servicios que ofrece tu competencia directa. Acude a seminarios, cursos o incluso másteres para mejorar y reciclar tu perfil. Apóyate en todos los avances digitales para poder aplicarlos a tu empresa.
  • Empatiza: para ser un buen líder en tu negocio tendrás que tener dotes de mando y para ello debes tener en cuenta la empatía. Escucha a tus compañeros y aprende de ellos. Utiliza tus habilidades de inteligencia emocional y aplícalas para obtener el mejor rendimiento de tu equipo.
  • Escucha: es importante que escuches a todo el mundo pero también que ponderes los consejos y las opiniones de todos los que te rodean. Apóyate en las personas que tengan más experiencia e incluso no dudes en pedir ayuda a expertos que te puedan guiar.
  • Crea un buen clima de trabajo: evita las jerarquías demasiado verticales. Apoya a todos tus compañeros y sé un buen líder. Con un buen clima de trabajo podrás conseguir mejores resultados. En momentos de estrés, tendrás que saber cómo tratar a cada uno de los miembros del proyecto para poder sacar lo mejor de cada uno.
  • Reacciona: la economía y los mercados cada vez evolucionan más rápido y, además, los usuarios quieren cada vez servicios más inmediatos. Por ese motivo es importante que estés despierto y reacciones siempre cuanto antes. Para ello es importante estar muy informado de todo lo que ocurre y rodearse de perfiles muy versátiles que estén dispuestos a aceptar los cambios de una forma rápida y efectiva.
  • Analiza: para comprobar si todos tus pasos están dando sus frutos, es importante que crees unos KPI’s u objetivos medibles, de tal manera que puedas ir analizando el comportamiento de todas tus acciones. Midiendo tus inversiones, esfuerzos y resultados serás capaz de obtener más éxito en todos tus planes.

 

Gonzalo Ruiz Utrilla, CEO de Cursos.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *