El programa de Ciutadans, nadie más antinacionalista catalán

Las primeras palabras del programa de Ciutadans son “La actual situación de crisis política y económica de Cataluña no se entiende sin la labor que el nacionalismo ha ido realizando durante los últimos treinta y dos años” (Programa Ciutadans, pág. 2) y las que cierran su corto programa son “Sustituiremos el 11 de septiembre (día de exaltación nacionalista), por el 23 de abril (festividad de Sant Jordi y Día del Libro y la Rosa) como Díada de Cataluña” (Programa Ciutadans, pág. 31). Entre medias de sus 29 páginas se pueden encontrar propuestas para la recuperación de las corridas de toros en territorio catalán, la devolución de las multas lingüísticas o la supresión del conocimiento del catalán para acceder a la función pública en Cataluña. La intensidad de la propuestas contrarias a la identidad y a la nación catalana y las llamadas a la centralización de algunas políticas (9,5% de frases) doblan a las que recoge el programa del PP.

Gráfico 1: Los temas más enfatizados en el programa de Ciutadans (porcentaje de frases)

Esta es la diferencia fundamental de Ciutadans con el resto de los partidos si nos atenemos al análisis de su programa electoral. No existen referencias al incremento del autogobierno ni a la promoción de nada que tenga que ver con la cultura autóctona catalana. La campaña electoral de Ciutadans, de hecho, está insistiendo en enfatizar este eje de competición electoral. Aún así, Ciutadans no abandona la economía. Como es el caso del resto de programas electorales que compiten en estas elecciones, el tema que recoge más propuestas es el económico, con un 23% de frases. Los otros dos temas estrella del programa son la defensa del estado del bienestar (18,4% de frases) y la regeneración de la democracia y la lucha contra la corrupción política (8,5%). Ciutadans se muestra especialmente combativo en este último tema y enfatiza en mayor medida que el resto de los partidos la necesidad de adoptar medidas para poner coto a la corrupción en Cataluña.

Como hemos hecho con el resto de los partidos, vamos a analizar el modelo económico que propone Ciutadans en su programa electoral para salir de la crisis, teniendo en cuenta el peso que tienen las diferentes medidas dentro del bloque de Economía (Gráfico 2).

Gráfico 2: El modelo económico defendido en el programa de Ciutadans.

En primer lugar, podemos destacar que es claramente intervencionista. Un 23% de la parte económica del programa está dedicada a propuestas de regulación del mercado. La otra gran partida del modelo económico es la representada por la inversión en obras públicas e infraestructura (25%). Ambos temas, regulación del mercado e infraestructuras, representan la mitad de todo el espacio dedicado a la economía. De todos los partidos analizados hasta ahora (un total de 7) Ciutadans es el que expresa un mayor nivel de concreción sobre dónde aplicaría recortes y dónde reduciría gastos. Su plan de austeridad y de reducción del déficit público, que representa un 7,5% de las frases, se aplicaría casi en exclusiva a la eliminación de una buena parte de la clase política, a la supresión de empresas públicas y a la reducción del sueldo y de los privilegios (como coches oficiales, dietas o pensiones) de los representantes. Igualmente, es el partido de todos los analizados que dedica más espacio dentro de su modelo económico a la defensa del liberalismo y el libre mercado (5,2% de las frases). Esta contradicción entre el énfasis en la regulación del mercado, por un lado, y su defensa de la disminución del papel del estado en la economía, por el otro, es visible a lo largo de toda la presentación de su modelo económico.

Según queda reflejado en el programa, Ciutadans cree que Cataluña tiene dos problemas fundamentales, el nacionalismo catalán y la clase política, que están en el origen de todos los demás. El resto de problemas de Cataluña se solucionarían, incluida la crisis económica y la creación de empleo, si se eliminaran las políticas de mantenimiento y promoción de la identidad nacional catalana y se luchara contra la corrupción de la clase política. Para gestionar la nueva Cataluña que proponen sería necesaria una nueva clase política que no procediera de los partidos tradicionales. Ciutadans se postula a sí mismo como el partido perfecto para esa causa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.