El programa del PP en Cataluña: liberalismo económico y… ¡defensa del estado del bienestar!

 

El programa que el PP presenta a las elecciones autonómicas del próximo 24N es bastante diferente a los programas de sus competidores y los de sus propios compañeros de partido de otras comunidades autónomas. Hemos tenido que añadir algunas categorías de análisis que no  habíamos incluido en nuestros gráficos hasta ahora, como la defensa de la centralización y la identidad nacional española, porque en el resto de los partidos no había ninguna propuesta en este sentido. El Partido Popular da bastante relevancia al debate territorial en su programa (el 7,7% de las frases están dedicadas a este tema), principalmente para defender la españolidad de Cataluña (5,8%). Pero queda lejos del énfasis que ha puesto su principal antagonista en este eje de competición política, CiU, que recordemos le dedicaba el 19% de sus propuestas. Decíamos que es también diferente a sus compañeros de otras CCAA, porque su apuesta por la centralización y la españolización solo la defiende en Cataluña y en el País Vasco (ver http://www.eldiario.es/agendapublica/Elecciones-vascas-creen-Blancanieves_6_59204082.html). En el resto de las autonomías defiende el incremento del autogobierno y la identidad regional por encima de la española.

Gráfico 1: Los temas más enfatizados en el programa del PP (porcentaje de frases)

 

El programa del PP es el que más espacio dedica a la economía y a la gestión económica (36% de las frases), lo que sumado a su preocupación por la mejora de la eficiencia administrativa (13% de las frases), principalmente la racionalización del gasto en la administración pública, hace que la mitad del programa pueda ser leído como un manual de gestión económica. Se trata de un programa corto y conciso, de 21 páginas, en comparación con los que han presentado el resto de partidos (más de 100 páginas), donde el tema económico apenas deja espacio a las referencias a la justicia social y la igualdad (1,2%) o a la sensibilidad medioambiental (0,6%).

Además de la identidad nacional española, otra categoría que hemos tenido que incluir en el gráfico porque en el resto de los partidos el porcentaje de propuestas es residual es la preocupación por la seguridad. El 5,4% de las propuestas del programa de Alicia Sánchez-Camacho están dedicadas a la mejora del orden público y al incremento de la seguridad de los ciudadanos catalanes. Por último, hay que desatacar otro dato que diferencia al PP de Cataluña de sus compañeros de partido en el gobierno central. El PP de Cataluña dedica casi las mismas propuestas que el PSC (16,7%) al mantenimiento y a la expansión del estado del bienestar. Y si nos fiamos de su programa, no habría ningún recorte en la educación, la sanidad y en los servicios sociales.

El modelo económico del PP catalán es menos desconcertante que su sorprendente apuesta por el estado del bienestar. Es muy claro en este sentido, de hecho es el partido que menos recurre a la retórica o a las propuestas bienintencionadas en su programa económico. Es el único partido que defiende abiertamente el liberalismo (7%) y prioriza la ayuda directa a las empresas y a los empresarios (18,5%) por encima de la regulación estatal del mercado para que éste funcione de modo más justo. Tan solo el 9% de las propuestas en materia económica del PP están relacionadas con la protección de los consumidores, la competencia en igualdad de condiciones de las empresas o la prevención de monopolios, frente al 21% del PSC o el 18% de CiU.

Gráfico 2. El modelo económico defendido en el programa del PP

 

Dentro de la singularidad de su modelo económico, el PP también es el único que apuesta inequívocamente por un modelo de desarrollo que priorice la infraestructura pública tradicional (27%) frente a la inversión en Investigación y Desarrollo (14,5% de las propuestas), o lo que es lo mismo, apuesta más por la construcción y mejora de carreteras o trenes que por la modernización de la industria, las nuevas tecnologías, el fomento de la ciencia o la sociedad del conocimiento. Por último, dentro del lenguaje directo que caracteriza la presentación de su modelo económico, el 5,4% de sus frases recogen explícitamente medidas económicas para reducir el déficit (“Llevaremos a cabo políticas de equilibrio, estabilidad y austeridad en las cuentas de la Generalitat de Cataluña exigiendo responsabilidades a los gestores de las desviaciones presupuestarias”, programa electoral del PP 2012, pág. 9). Es, por el momento, el partido catalán que más enfatiza la consecución de unas cuentas públicas austeras y saneadas de todos los analizados.

En resumen, el programa que el Partido Popular presenta a las elecciones catalanas intenta competir en la defensa del estado del bienestar como si el mismo partido no fuera el que está aplicando los recortes en esta materia en el gobierno central. La pregunta siguiente es si la reputación y el caudal de confianza que atesora su partido en la gestión de la sanidad pública, la educación y los servicios sociales no será una losa demasiado grande para que el programa del PP de Cataluña sea creíble en este sentido. Más credibilidad, en cambio, tiene atesorada su partido en la defensa del centralismo y la identidad española, principal eje de su campaña electoral.

Metodología en www.regionalmanifestosproject.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.