Tontxu Campos: Director de Innovación y Emprendimiento

Recientemente lo que hasta ahora se conocía como Deusto Innovación y

Tontxu Campos, Director de Innovación y Emprendimiento

Emprendimiento se ha transformado en Deusto Entrepreneurship Centre, un lugar donde reforzar el posicionamiento de Deusto en el liderazgo de formación de personas innovadoras y emprendedoras. Diferentes programas de formación, incubación de empresas, una red de Business Angels, investigación y transferencia, y sobre todo las múltiples actividades que se han llevado a cabo sobre todo en el 125 aniversario de la Universidad tanto en el campus de Bilbao como en el de San Sebastián, son las herramientas con las que cuenta este centro para realizar su cometido. Para aclarar la visión estratégica y solventar algunas dudas o puntos de incertidumbre sobre todo en la relación con emprendimiento, nos reunimos con Tontxu Campos, director de Deusto Innovación y Emprendimiento.

 

1.      ¿Cuáles son las líneas estratégicas?

El desarrollo de la comunidad fue uno de los objetivos que llevaron a San Ignacio de Loyola a crear la Compañía de Jesús, fundadora de la Universidad de Deusto en 1886. Tanto en la situación previa de bonanza económica como en la actual de profunda crisis, la sociedad está solicitando encarecidamente que la Universidad ponga su conocimiento en práctica, bien transfiriéndolo a la sociedad y/o al mercado bien fundando empresas de origen universitario, creando así de forma directa riqueza y empleo, que pueda ser compartido por la comunidad social a la que presta sus servicios. A su vez, cada vez se aprecian más las intervenciones de la Universidad en la resolución de problemas sociales, en la integración de los colectivos favorecidos e, incluso, en el asesoramiento a la elaboración de políticas públicas.

El nuevo modelo universitario se encamina a, además de a conseguir un compromiso entre los actores que lo conforman, facilitar un “afinamiento fino” de las comunicaciones con sistemas de valores diferentes que operan en segundo plano;  creando una sinergia entre Universidad-Industria-Gobierno.

El quehacer investigador a la tradicional misión docente-discente de la Academia, no solo se centra en la tarea investigadora sino también en la construcción de estructuras académicas que la respalden y la impulsen. Se empezó con Deiker (Investigación de Deusto), más tarde con Fundación Consejo de Gobierno de la Universidad (denominada actualmente Fundación Deusto) y otros proyectos como Deusto Advanced Research Centre.

Dado el panorama actual, cabe destacar la misión desde la Dirección de Innovación y Emprendimiento:

  • Impulsar la incorporación de las competencias en emprendimiento en todos los planes de estudio y el desarrollo módulos, unidades didácticas y de materiales educativos que sirvan de apoyo.
  • Coordinar la Investigación en este campo, con el objetivo de conformar un equipo de investigación excelente en el mismo.
  • Promover la creación de spin-offs universitarias de carácter innovador.
  • Favorecer la socialización del conocimiento generado en Deusto, potenciando la constitución de patentes, modelos de utilidad o cualquier otra fórmula que “paquetice” dicho conocimiento y permita su transferencia a la comunidad y al mercado.

2.      ¿Cuál es la línea editorial? Es decir, qué valores, qué proyectos, qué apoyamos, cómo lo vemos…

Con su quehacer docente, Deusto desea contribuir a que la sociedad cuente con las personas y profesionales adecuados para que esta sea cada vez más próspera y solidaria. Por su parte, la labor investigadora busca respuestas a los retos, necesidades y preguntas que la sociedad tiene en cada momento histórico. Y, por último, la actividad emprendedora y de transferencia de conocimiento pretende contribuir de manera efectiva a la generación de riqueza y empleo en la comunidad, ayudando a conformar lo que será el tejido económico y social de vanguardia en los próximos años, ofreciendo una respuesta de notable valor añadido como contrapartida a la confianza depositada por la sociedad en su quehacer universitario.

3.      ¿Existe la Universidad Emprendedora?

El emprendimiento va asumiendo carta de naturaleza en el devenir deustense y es objeto de atención específica no solo desde el ámbito formativo, sino también desde la intervención en la sociedad.

En relación a la formación en emprendimiento, cabe distinguir tres tipos de formación: formación en iniciativa emprendedora, formación en empresas y formación en gestión de empresas. La Formación en empresas y en gestión de empresas se ofrecía en Deusto  en diferentes facultades: las Facultades de Ciencias Económicas y Empresariales, de Derecho, de Ingeniería, …

La puesta en marcha en el año 2007 de la Deusto Business School para impulsar los estudios ejecutivos e in-company en el ámbito de Administración de Empresas implicó la incorporación del emprendimiento y la innovación en todos los Másters Executive impartidos por la misma, puesto que el impulso al emprendimiento y la innovación era considerada una de las señas de identidad de dicho proyecto educativo. En breves fechas se lanzarán dos programas formativos dirigidos a personas emprendedoras cuyos proyectos empresariales se encuentran en los primeros años de vida y un tercero, con profesorado internacional, dirigido a la aceleración de  start-ups.

En el campo de la formación no reglada, se ofrece en el campus de San Sebastián, el Programa Innovandis en Innovación y Emprendimiento que es Título Propio desde 2008 ofrecido de forma complementaria al alumnado que cursa el Grado en Administración y Direción de Empresas. En el campus de Bilbao se oferta Ingenio, un programa con los mismos objetivos que ha pasado a denominarse Ekin-It.

A su vez, Deusto Innovación Social está diseñando un Programa en Emprendimiento Social que será ofrecido en los próximos meses de forma abierta a alumnado propio y ajeno a la Universidad.

La actividad emprendedora y la transferencia de conocimiento están contribuyendo a reforzar la actividad investigadora y docente; los proyectos emprendedores demandan más investigación, permiten al profesorado ofrecer una formación de mayor actualidad y al alumnado contemplar en el propio campus universitario los procesos de creación de empresas innovadoras y, en ocasiones, participar en las mismas. Las personas emprendedoras están colaborando en la vida universitaria, dando a conocer sus proyectos, experiencias… y así impulsar el espíritu emprendedor en la comunidad universitaria.

4.      ¿Por qué ahora? ¿Cómo ves el futuro?

La universidad ha adquirido diferentes misiones con el paso del tiempo, la primera misión que trata de la enseñanza y del aprendizaje la ha realizado desde el momento de la fundación, la segunda misión que es la investigación se ha desarrollado sobre todo en los últimos años. Y la tercera misión que compete en el desarrollo de la comunidad y la responsabilidad social es la tarea que ahora hay que fortalecer. Por tradición esta Universidad ha formado a personas emprendedoras y este es el momento de dedicarles un espacio en el que reciban ayuda desde dentro de la Universidad. Así involucrarnos en la evolución de la sociedad, siendo el conocimiento avanzado el activo más preciado, ayudando a desplegar el liderazgo intelectual, aportando confianza y credibilidad tanto a los miembros de la sociedad como a sus proyectos.

5.      ¿Con qué activos cuenta la UD para posicionarse en este espacio?

Para conseguir los objetivos mencionados en la pregunta anterior de liderazgo y credibilidad, la Universidad de Deusto cuenta con más de 220 investigadores organizados en diversos grupos, que contribuyen al desarrollo de conocimiento avanzado en los ámbitos del Derecho, las Ciencias Sociales y Humanas, las Ciencias Empresariales, la Psicología y la Educación, la Ingeniería, Las Tecnologías de la Información y la Comunicación, la Ética y los Valores y la Cultura Vasca y el Euskara. Además Deusto cuenta con infraestructuras de apoyo para las primeras fases de desarrollo de nuevas ideas de negocio, ofreciendo asesoría, medios y financiación a los emprendedores.

Deusto no solo apoya a los egresados, sino que se fomentan los mismo valores durante todo el proceso de aprendizaje. La actividad docente, por el compromiso universitario para con el desarrollo de la comunidad a la que sirve, sigue el Modelo de Aprendizaje de Deusto, que en el nuevo Marco Pedagógico (conocido coloquialmente como proceso de Bolonia), el énfasis no se pone en la adquisición de conocimientos sino en aprehender las competencias adecuadas para que el alumnado pueda desarrollarse como persona y como profesional en su vida adulta. El Marco Pedagógico se encamina a la adquisición de tres tipos de competencias: Instrumentales, Interpersonales y Sistémicas. Entre las Sistémicas se encuentran las competencias Emprendedoras como: Creatividad, Espíritu Emprendedor, Capacidad Innovadora, Liderazgo y Orientación al Logro.

6.      ¿No vamos un poco retrasados con respecto a Europa o EEUU en materializar la relación investigación-emprendimiento? ¿A qué se debe este gap? ¿Cuál es nuestra recta para solventarlo?

Sobre todo en el caso de EEUU la investigación universitaria vino impulsada por la Segunda Guerra Mundial.

Visto el éxito que ha obtenido esta metodología en otras universidades, queremos amoldarlo a nuestras opciones. La ventaja es que al no ser los primeros, podremos evitar meteduras de pata y errores, realizando las tareas de la mejor manera posible.

7.      ¿Cómo entra en juego la relación con la AAPP en el ecosistema del emprendimiento universitario?

Garantizando la independencia de la influencia pública, la universidad ganaría autonomía contando con una base de financiación diversificada proveniente no solo de los fondos públicos del oportuno Ministerio o de las Agencias de Investigación, sino también de organizaciones privadas y de los propios ingresos. Con carácter emprendedor, buscando nuevos fondos para trabajar en lo que le compete y en lo que se le reclama con la autonomía característica de la Academia. Cada universidad deberá encontrar su camino, buscando contribuir a la transferencia de tecnología, a la creación de empresas, así como a la educación del alumnado y al avance del conocimiento.

El gobierno, la sociedad civil y la industria serían los receptores de la contribución de la universidad, contribución que no se sustanciará solamente en el desarrollo económico, sino también mejorando la calidad de vida y la eficiencia de los servicios públicos. Aunque tenemos diferentes fuentes de financiación (Deustobank…) contamos con el respaldo de ayudas públicas.

8.      ¿Con qué frase cerrarías esta conversación?

Las empresas y universidades ya no se conforman con el tradicional papel universitario materializado en la formación de profesionales competentes y personas responsables, estamos viviendo en una economía basada fundamentalmente en el conocimiento, la cuestión es que el quehacer universitario debe actualizarse al compás de la evolución de la sociedad y de las demandas que esta presenta a la Academia.

Un comentario sobre “Tontxu Campos: Director de Innovación y Emprendimiento

  1. Pingback: Deusto ISCAcademy, Dia 1, ciclogénesis explosiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.