Entrevista a Mikel Telleria

Desde pequeño Mikel Telleria ha estado conectado con los idiomas, comenzando con el ingles y aprendiendo más idiomas durante su carrera de Turismo en la Universidad de Deusto, se ha convertido en un poliglota capaz de hablar 9 idiomas diferentes.

Hace unos meses, tomó la decisión de adentrarse en el mundo del emprendimiento y, acogido por Deusto Emprende, más concretamente en el Vivero de Proyectos Innogune del campus de Donostia-San Sebastian, lanzó el proyecto ‘Natural Language Learning’. El objetivo principal de la iniciativa es transmitir a sus clientes su nuevo método para aprender idiomas de una manera mucho más rápida y eficaz.

Buenos días, Mikel, ¿cómo definirías Natural Language Learning?

Natural Language Learning es un sistema de aprendizaje de idiomas basado en el input comprensible, al contrario que el método tradicional en el que se puede estar años aprendiendo con ejercicios de gramática y exámenes, se concentra en desarrollar habilidades prácticas en un tiempo razonable, es decir, que en 3 a 6 meses se obtenga un nivel relativamente bueno, en vez de pasar ese tiempo intentando conseguir un título siendo incapaz de hablar.

¿Por qué emprendiste y por qué en este campo de la enseñanza de idiomas?

Siempre me han gustado los idiomas, he tenido la suerte de vivir en el extranjero varias veces y he trabajado en el sector como traductor y profesor. Finalmente, un amigo que se dedica al coaching en empresas me habló sobre este modelo de emprendimiento y me anime a dar el paso y probar suerte en el mundo del emprendimiento. 

¿Cómo funciona tu modelo de negocio?

Todo se hace en formato online. Para aquellos clientes que me contactan queriendo aprender o mejorar un idioma, primero fijamos una reunión presencial en la que fijamos sus necesidades, fortalezas, debilidades y el modo de aprender que les funciona mejor. Con está información`, soy capaz de desarrollar un plan personalizado que se va actualizando semana a semana según lo que guste y lo que funcione a cada persona. Todo ello con el fin de  crear el método definitivo para que esa persona pueda integrarse en el método propuesto y pueda lograr los objetivos de aprendizaje marcados. 

¿Cómo aprendiste tu primer idioma y cómo fueron surgiendo los demás?

Mi primer idioma como de costumbre fue el Inglés, lo aprendí en el colegio y se me dio bastante bien desde el principio. Más tarde, empecé a aprender francés y alemán mientras estaba haciendo el grado de Turismo en la Universidad, aunque nunca consideré que sabía hablarlos bien hasta que empecé a relacionarme con gente de Erasmus. Gracias a ello, tuve la oportunidad de practicar ambos idiomas y también decidí pasar una temporada viviendo en el extranjero, lo cual hizo que pudiera hablar ambos idiomas casi a la perfección. 

Años más tarde, me empecé a interesar por aprender a probar más idiomas, y aunque no todos los que he probado me han gustado o he podido aprender, a partir del tercero los demás se hicieron más fáciles. Creo mucho en una frase de Tyson que dice así: «El éxito trae confianza y la confianza trae el éxito». Y es que, soy una persona con mucha confianza en mí mismo y la experiencia me ha enseñado a que es el camino al éxito. 

¿Cuáles son los objetivos de NLL?

El objetivo principal sería trabajar como consultor para empresas de tamaño medio-grande en Guipúzcoa, es un desafío ya que la mayoría de estas empresas cuentan con programas de idiomas. Conozco de primera mano todo este ámbito ya que  he trabajado en el sector pero me gustaría poder extender mi método para poder mejorar el nivel general de las empresas. 

¿Dónde ves Natural Language Learning dentro de 5 años?

Para empezar, ¡Todavía en marcha! Ja, ja, ja. Además, me gustaría haber cumplido mis objetivos de poder penetrar en el mercado de idiomas de las empresas medio-grandes antes de la línea de los 5 años, para que, llegada esa línea, mi método ya este muy implementado dentro de Guipúzcoa con muchos clientes e incluso con más miembros dentro de mi equipo de Natural Language Learning.

¿Qué opinas de la tendencia actual de los jóvenes de sacarse un título por sacar, sin las capacidades para defenderse en el extranjero?

Es un problema, es verdad que actualmente estamos más centrados en tener títulos y certificados que en desarrollar competencias. Aunque tengas un título como el C1 Advanced de inglés, si no puedes hablar con confianza es simplemente algo más para poner el Curriculum Vitae sin ningún valor práctico. Por eso impulsó mi sistema, que se basa mucho más en desarrollar habilidades prácticas en el mundo real, en vez de simplemente hacer ejercicios y exámenes.

¿Cuál es el mayor obstáculo que has superado?

La verdad es que de momento no he tenido grandes obstáculos, de hecho, al estar dentro de Innogune he recibido mucha ayuda para superar dudas y retos que habrían sido más problemáticos de no estar aquí dentro. Quizás el mayor reto que me ha tocado superar fue lanzarse a emprender, con todos los desafíos que sabía que traería en el futuro.

¿Cómo compararías el emprender con el mundo de la lucha?

¡Nunca me habían planteado esa pregunta! Me parece realmente curiosa. Al fin y al cabo, en el mundo de la lucha y la competición no solo arriesgas tu integridad física, si no que también pones en juego tu imagen. Cada vez que compites, al igual que puedes triunfar y ganar, cabe la posibilidad de fallar y quedar en ridículo, por lo que cada vez que sales hay que atreverse a correr al riesgo. Al emprender, al igual que al hacer cualquier cosa que salga de lo ordinario, como puede ser tocar en grupo musical o participar en una obra de teatro, se corre ese mismo riesgo, pero es necesario tomarlo para poder ganar.

¿Cómo diste con Deusto Emprende y en qué te ha ayudado?

Estudié en la Universidad de Deusto hace bastante tiempo y seguramente descubrí Deusto Emprende a través de las redes sociales. Principalmente me ha ayudado de dos maneras. La primera es que mentalmente te hace creer mucho más en tu propio proyecto si una entidad grande como la Universidad cree en él, y me ha motivado mucho a darle más trabajo y esfuerzo. En segundo lugar, te da credibilidad hacia el exterior el estar apoyado por Deusto, no es lo mismo ir a un cliente como un total desconocido, que ir de parte de la universidad.  Además, aunque llevo poco tiempo y por la situación sanitaria del momento no he podido relacionarme con demasiadas personas emprendedoras, valoro mucho que haya una comunidad con la que se pueden surgir sinergias y proyectos comunes como charlas donde siempre surgen ideas interesantes. ¡Es todo un gusto!

¿Cómo crees que podríamos motivar a los más jóvenes a emprender?

Es una pregunta muy complicada, desde luego el apoyo que se da a aquellos que están dispuestos a emprender dentro de la universidad mediante Deusto Emprende es muy bueno. En cambio, desde mi punto de vista lo complicado es promover el  espíritu emprendedor en gente que no lo tiene intrínseco ya que depende de muchísimas cosas como la edad, el entorno o las relaciones. Sin embargo, creo que el departamento hace un trabajo muy bueno ofreciendo iniciativas y programas  como creaction! o Deusto Start I que ayudan a no sólo ayudan a fomentar ese espíritu emprendedor, si no también a que se cultive y se haga crecer.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.