Unas pinceladas de ilusión sobre un marco de aventura

 Cuando hablamos de emprendedores siempre nos imaginamos a una persona de unos 25-30 años con una carrera, un máster y cierta experiencia profesional. Pero nunca nos imaginamos a seis jóvenes de 18 y 19 años, recién salidos del horno como quien dice y sin ninguna experiencia profesional, ni tan siquiera la mitad de la carrera hecha.

Esa fue mi primera sorpresa. Encontrarme a jóvenes sin el primer año de carrera realizado pero con muchas ganas de emprender y sobre todo de aprender. Y eso fue exactamente lo que me encontré el pasado 1 de octubre. Un año después la historia se repetía y mi capacidad de sorprenderme me demostró que todavía no había llegado al límite. Tras un año trabajando en Elévate, los seis solos, decidimos expandirla y comunicar al mundo que existen otras alternativas.

Jueves 1 de octubre, 18:00h, aula ingenio de Deusto. No hace falta mencionar los nervios de cada miembro de Elévate. No sabíamos lo que iba a pasar en media hora. Ni siquiera sabíamos si iban a acudir muchas o pocas personas. Y, de repente, a las 18:30h empiezan a entrar por la puerta del aula personas con los ojos brillantes que denotaban las ganas de saber qué es eso de Elévate y si podían formar parte de ello. Todos tomaron asiento por grupos y seguido comenzó la charla.

IMG-20151001-WA0015

Hablamos miembro por miembro de nuestra experiencia en la Junior, de lo que nos ha servido y de lo que hemos aprendido. Resulta muy extraño pensar que hacía menos de un año que nosotros nos juntamos por primera vez, y tras unos meses después ya habíamos consolidado una Junior Empresa, estábamos hablando de ella a un grupo de estudiantes y Elévate ya empezaba a ser reconocida en diferentes facultades.

A continuación fue el turno de Taig Mac Carthy, presidente de la Federación Vasca de Junior Empresas, habló sobre qué es una Junior exactamente y explicó sus características.

IMG-20151001-WA0014

Finalmente, y personalmente mi parte favorita, pusimos en marcha esos cerebros con tantas ganas de aprender. Cada mesa (cada grupo) debía pensar un nuevo negocio al que se iban a dedicar y cuánto pensaban ganar al mes como mínimo. Surgieron ideas increíbles en menos de diez minutos. Y en ese momento nos dimos cuenta de que no hace falta ni tener una carrera terminada, ni un máster, ni tres idiomas, ni experiencia profesional para ser emprendedor y para triunfar con tu idea.

Por muy pequeño que te sientas o muy inexperto que creas que eres, si tienes una idea siempre habrá lugar para ti. Y Elévate ha querido dar esa oportunidad a esos jóvenes para así crecer juntos y aprender los unos de los otros.

                                          Itxaso Martínez, Equipo de Dirección de Elévate JE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *