Skip to main content

La construcción social de la realidad

Siempre recurro a ellos en clase, mis queridos P.Berger y T.Luckmann (1966) y su obra «La construcción social de la Realidad». Os apunto uno de sus párrafos .

«Lo más próximo a mí es la zona de vida cotidiana directamente accesible
a mi manipulación corporal. Esa zona contiene el
mundo que está a mi alcance, el mundo en el que actúo a
fin de modificar su realidad, o el mundo en el que trabajo,
En este mundo de actividad mi conciencia está dominada
por el motivo pragmático, o sea que mi atención a este
mundo está determinada principalmente por lo que hago, lo
que ya he hecho o lo que pienso hacer en él. De esta manera,
es mi mundo por excelencia» p.38

Hoy hemos visto como «nuestro mundo por excelencia» llegaba al 99% de consenso cuando la tarea consistía en definir una botella de agua pero nuestros mundos han comenzado a dispersarse cuando tenemos que definir a una persona con diversidad funcional. ¿Es un problema de abstracción?

.

maurreko@deusto.es

Profesora de la Universidad de Deusto

2 comentarios en “La construcción social de la realidad”

  1. Todo aquello que se sale de la norma, de lo cotidiano, o que presenta diferencias que perturban el funcionamiento «normal» de una sociedad es fácilmente distinguible y, por tanto, es de esperar que exista un acuerdo común sobre su definición. Esto se puede explicar aludiendo a que el mundo actual ha sido cimentado sobre una serie de relatos y formas de ver la realidad que han servido a los intereses de una parte de las personas. Lo que trastoque el sistema, solo estorba.

    Por otra parte, cualquier individuo actualmente verá como discapacitada a una persona ciega, pero yo me pregunto: ¿A caso el míope no es también una persona con diversidad funcional? Normalmente nadie lo vería así a primera vista. Según la revista Nature, el 90% de los jóvenes chinos es míope, ¿Son casi la totalidad de los jóvenes chinos personas con diversidad funcional? Incluso iría más allá: ¿Sería «correcto» catalogar a una mayoría de una población como ‘discapacitada’? Seguramente sea salvaguardar el orgullo propio (y de mucha gente) no admitir que por ello una deba ser considerada como ‘persona disfuncional’, ya que saberse a sí mismo como discapacitado conlleva dependencia y, por tanto, una forma de reconocimiento de inferioridad frente a los otros y un (auto)sometimiento al otro y a lo establecido.

    Felicidades por el blog, y adelante con ello!

    1. Planteas dos elementos interesantes. Según los datos aportados, para el 90% de los jóvenes, la miopía es la norma ( lo normal que se diría coloquialmente) , dudo de la existencia de un estigma social asociado a aquello que caracteriza a una mayoría. El otro elemento que deberíamos analizar es si la miopía en el contexto chino, teniendo en cuenta que es prevalente en el 90% de los jóvenes, es vista como un «cualidad discapacitante». Seguro que se han desarrollado estrategias y/o herramientas de adaptación al entorno que han roto con las barreras asociadas a la miopía.
      Gracias por tu aportación. Tomo nota y te apunto para el sorteo de un libro entre aquellas personas que participan en el blog con sus comentarios.

Responder a Adrián Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Escudo Universidad de deusto