¿Estás dispuesto a dar el paso?

Desde que somos niños, se nos ha educado en el consumo irresponsable. Lo único que nos preguntamos antes de comprar es, ¿Lo quiero?. Si la respuesta es sí, lo compramos, sin pararnos a pensar si realmente lo necesitamos o lo que hay detrás del producto. Por ejemplo, al comprarnos unos vaqueros no nos paramos a pensar que para confeccionarlos es necesario emplear 7.500 litros de agua, lo que equivale a la cantidad de ese líquido vital que bebe una persona promedio en siete años. A esto nos hemos acostumbrado, al Black Friday, a las rebajas, a la publicidad invasiva…en resumen, a un sistema basado en el consumismo
irresponsable. Un consumismo, que entre otras cosas, provoca que la industria textil sea responsable del 8% de las emisiones de gases de efecto invernadero mundiales. Pero, ¿existe alguna vía de escape?

Ser consciente del problema

La primera, es siempre, ser consciente del problema. Lo que ocurre con el consumismo irresponsable, es que nos hemos acostumbrado a ignorarlo, a mirar hacia otro lado. A pesar de sabernos la teoría, de saber lo que hay detrás de la producción en masa, pocos son capaces de cambiar su estilo de vida. Estamos tan inmersos en el sistema que nos resulta imposible salir de él.

Encontrar alguna alternativa

Pero quizás nos resulte imposible porque la solución no es salir de él, sino encontrar alguna alternativa menos agresiva. Ningún cambio se consigue de un día para otro, y este no va a ser diferente, sobretodo, porque no estamos dispuestos a renunciar al estilo de vida al que nos hemos acostumbrado.

Imagen vía Diario de Córdoba

Sin embargo, a día de hoy, contamos con nuevos modelos estratégicos, como la economía circular o colaborativa, que fomentan la sostenibilidad y el consumo responsable, a los que podemos adherirnos. También contamos con otras alternativas, como el comercio justo y los grupos de consumo.

Mejorar algunos de tus hábitos de consumo

Imagen vía Kireei

La solución que proponemos no es cambiar radicalmente tus hábitos de
consumo, sino mejorar alguno de ellos. Puedes sustituir tus camisetas básicas de Zara por otras adquiridas en un local de comercio justo o comprarte sólo unos vaqueros en lugar de tres.

Actualmente, tenemos la suerte de contar con muchas alternativas, lo que necesitamos es tu compromiso, ¿estás dispuesto a dar el paso?

Post elaborado en base a un trabajo en equipo para la asignatura de Marketing Operativo, realizado por: Marina Bilbao Idarraga, Sofia Echezarra Pérez, Álvaro Justo Tejedor, María Mateos Danta, Leire Ugalde Hormaetxe .

The following two tabs change content below.
sofiaechezarra

sofiaechezarra

Hola! Soy estudiante de ADE+Derecho en la Universidad de Deusto, siempre con ganas de aprender algo nuevo y sumergirme en nuevas experiencias.
sofiaechezarra

Latest posts by sofiaechezarra (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.