Xabier Riezu, profesor y miembro del Centro de Ética Aplicada, destaca en este articulo de opinión que «la calidad de una democracia no se mide solo en votos, sino en la calidad de procesos de deliberación que permite».