Ganadores del premio al mejor proyecto del Máster

Juan Moro y Samuel Sánchez, participantes de Siemens-Gamesa, nos cuentan como se sienten tras haber ganado el premio al mejor proyecto en el marco del Máster Dual en Emprendimiento en Acción.

Juan, Samuel, enhorabuena por el premio al mejor proyecto. ¿Cuáles creéis que han sido las claves del éxito?
o Juan:
Sin lugar a duda, la constancia. Ambos hemos trabajo con mucha intensidad desde el principio, siempre intentando adelantarnos a futuros contratiempos que pudieran surgir. El flujo de información en la empresa no siempre es tan ágil y rápido como lo requiere la metodología del máster.

Esta constancia e intensidad nos ha permitido poder obtener resultados tangibles de los beneficios del proyecto para cada uno de los agentes que interaccionarán con él en un periodo inferior a 6 meses, apostando por la innovación y el talento interno para lograr el liderazgo del mercado de las energías renovables.

o Samuel: Al igual que Juan, considero que la constancia es esencial, ya que nos ha permitido trabajar y tener constantemente oportunidades para mejorar y corregir aquello que íbamos haciendo. También, otro de los elementos que considero vitales ha sido la confianza en el compañero. Hemos sido capaces de trabajar juntos durante todo este tiempo, colaborando y participando ambos en el proceso. También siempre hemos sido inclusivos, teniendo en cuenta cada uno la opinión del otro en cualquier tema que queríamos tratar.

Una vez finalizado el máster, ¿Qué oportunidades os han surgido?
o Juan:
La compañía ve en nuestro proyecto las bases y un punto de partida de una estructura y un proceso por el cual canalizar y apostar por el emprendimiento interno, aprovechando al máximo el talento de todas las personas que componen la organización.

Desde el punto de vista personal, el máster, y especialmente el premio, nos han dado a ambos mucha visibilidad y reconocimiento interno, devolviendo así una pequeña porción de la apuesta que la empresa hizo por nosotros al proponernos esta experiencia.

o Samuel: Personalmente creo que lo más importante es la visibilidad dentro de SGRE: conocer esas áreas y a esas personas que de otra forma sería realmente complicado. Eso te abre los ojos sobre lo que tienes delante y hace que la inmensidad de la compañía sea un poquito más fácil de comprender.

Describe en varias palabras tu experiencia respecto al máster:
o Juan:
Como he comentado anteriormente, el máster es en primer lugar intenso. El programa propone una metodología de resolución de retos de cada una de las empresas colaboradoras (uno por semana) que supone un auténtico desafío a nivel personal y profesional.

Segundo, se trata de una experiencia que, a parte de fijar conocimientos sobre las distintas metodologías, logra provocar un cambio de mentalidad en cada uno de los participantes, abriendo la mente a la resolución de un problema con soluciones a las que anteriormente no hubieras sido capaz de llegar. Analizar bien a tu cliente, el entorno y una correcta definición del problema que resuelves, pueden ser la clave del éxito.

Por último, las personas que hemos conocido durante el máster. Durante los últimos meses hemos trabajado con personas de distintas edades, backgrounds, e incluso localizaciones; no sólo entre nuestros compañeros sino con los colaboradores del programa: estudiantes, grandes directivos, chilenos, panameños, argentinos, profesionales de la docencia, políticos, etc. Sin duda la red que hemos establecido, con más de 100 personas colaboradoras es uno de los grandes beneficios del máster dual.

o Samuel: Cuando se estudian carreras técnicas habitualmente nos acostumbran a asociar “problema con solución”, por lo que estamos entrenados a buscar rápidamente ese resultado que pensamos en muchos casos que es obvio. Este máster nos ha ayudado a comprender que no existe una única solución, pero sobre todo que, aplicando la metodología, abrimos el abanico de posibilidades surgiendo algunas que ni siquiera nos habíamos planteado de inicio. Así salen ideas y soluciones realmente innovadoras que de otra forma nunca hubieran aparecido.
Lo más interesante de todo es poder extrapolar esta metodología a cualquier ámbito laboral (o incluso personal), para aportar ese punto diferencial a cualquier problema sobre el que trabajemos.

¿Por qué decidisteis cursar el máster?
o Juan:
En nuestro caso fue un poco diferente, no fue sólo una decisión nuestra. Siemen-Gamesa es una de las empresas colaboradoras del máster e internamente se nos planteó una propuesta para unirnos. El máster comenzaba la semana siguiente, por lo que fue una decisión rápida y a ciegas, ya que no solo cambiaba de entorno laboral sino de localización (ambos trabajábamos en Pamplona). Sin embargo, ha sido una experiencia que, es probable, marque un antes y un después tanto en mi desarrollo profesional como personal.

o Samuel: Como indica mi compañero, el máster nos lo propusieron desde la propia empresa. No obstante la oportunidad es de esas que se presentan una vez en la vida, por lo que al escucharla no había ninguna duda del valor que nos iba a aportar a nivel personal y laboral. La decisión de cursar el máster no era difícil.

El máster se basa en una metodología diferente, ¿qué destacaríais de la misma?
o Juan:
Es totalmente diferente a aquello a lo que estamos acostumbrados a escuchar o estudiar, no solo en cuanto a las metodologías utilizadas (Design Thinking, Agile, Lean Startup, etc.) sino por su carácter dual. Este tipo de formaciones exponen a sus participantes desde el primer momento a la realidad del entorno laboral, los ritmos de la empresa y los problemas a los que estas se enfrentan en su día a día.

La formación dual es un cambio necesario hacia las necesidades del mercado laboral actual, cada vez más competitivo y en el cual, la experiencia profesional es tan valorada o más que los títulos.

o Samuel: Tanto para aquellos que no tienen experiencia laboral como para los que sí la tienen, el hecho de poder contactar con un gran número de empresas punteras en sus respectivos sectores, entrar en su casa, compartir su día a día y conocer sus retos y problemas es una de las experiencias más enriquecedoras que se pueden tener. Es una experiencia con tal valor que de otra forma sería muy complicado de conseguir. La visión global que se obtiene hace contrastar las diversas formas de gestión y trabajo, y crea una visión de conjunto muy interesante.

¿Qué les aconsejarías a los participantes las siguientes ediciones?
o Juan:
Es necesario tener la mente abierta al cambio, valorar la importancia del trabajo en equipo y aprovechar la experiencia que este máster aporta desde el primer momento; al fin de al cabo, 10 meses es muy poco tiempo y hay que exprimirlos al máximo. A modo de ejemplo, la resolución de retos de la primera mitad del programa no es solo un ejercicio académico, sino una forma de aportar valor a las empresas, ganar visibilidad demostrando el potencial de cada uno de los participantes y entrar en contacto con las personas que componen las organizaciones.

o Samuel: Es necesario ir con una visión renovada, abiertos al cambio al que uno se va a someter. Las formas de trabajo y metodologías funcionan si se aplican, pero es necesario no encerrarnos en lo que conocemos si no dejarnos llevar por el propio proceso. La variedad de formaciones y personalidades de los equipos en combinación con las metodologías a emplear, darán como resultado ideas totalmente rompedoras e innovadoras que sorprenden a uno mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.